lunes, 4 de mayo de 2015

La entrada número 1.500. Un gran regalo

Una purera ahormada a mano
Gentileza de Juan Gutiérrez Oliva


Por Esperanza Cabello

Hay días en los que tenemos muchas cosas que celebrar, porque afortunadamente tenemos muchos amigos que nos dan grandes alegrías, y además nuestra rutina diaria con el trabajo de hormiguita que hacemos nos da grandes satisfacciones. 
Precisamente ahora veníamos a hablar de un gran regalo y nos hemos encontrado con que esta es la entrada número mil quinientos, así que  en estos siete años hemos venido al menos mil quinientas veces a contar alguna historia de nuestra familia o de nuestro pueblo.





Pero vayamos al regalo: Nuestro querido amigo Juan Gutiérrez Oliva (que fue compañero de nuestro padre en sus primeros años de maestro y más tarde de nosotros) ha venido a vernos con un paquetito y, mientras lo abríamos, nos ha ido contando una historia preciosa:
Había estado en el mercadillo de Sevilla y, al pasar por un puesto, vio una pequeña purera, muy usada, en el suelo de un puesto. Normalmente él no se para en esas cosas, pero, según nos contó, había algo que lo llamaba en ese pequeño objeto.
Así que lo recogió del suelo, lo miró y preguntó: ¿Cuánto? Y al oír lo que le pedían sacó el dinero del bolsillo y lo pagó sin rechistar, y eso que desde otro tenderete alguien gritó: "Eso es de piel, eso vale más".





Así que Juan cogió su purera, se fijó en que estaba, a pesar de haber sido muy usada, en buen estado, que tenía unas puntadas milimétricas inconfundibles de las costureras ubriqueñas, que había sido ahormada a mano, que olía a cuero bueno, a ese olor inconfundible de las piezas hechas en Ubrique...
Y entonces buscó el sello. Todos los buenos fabricantes antiguos grababan su sello en las piezas que hacían, se enorgullecían de su trabajo y lo firmaban.




Purera de Francisco Cabello
Ubrique

Y al encontrar el sello, nuestro amigo Juan nos cuenta que hasta se emocionó y que supo de momento por qué había sentido que la pieza lo llamaba y para quién era esta purera.
Nosotros hemos recibido este regalo como el mayor de los tesoros, felices de ver que el trabajo de nuestro abuelo, Francisco Cabello Orellana, sigue siendo un referente de los artículos de piel, y más felices aún de pensar que Juan ha pensado en nosotros para hecernos este apreciadísimo regalo.
Machado escribía que no conviene confundir valor con precio, nos ha recordado Juan. Y, al menos en este caso, no hay ninguna duda. No habría nada que apreciáramos más que esta purera de nuestro abuelo regalada con tanto cariño.

¡Gracias, amigo Juan, ya sabías que nos íbamos a emocionar!


.

domingo, 3 de mayo de 2015

Madres

Cuatro madres. Cuatro mujeres extraordinarias


Por Esperanza Cabello

Hoy es el Día de las Madres. Como nos criamos en "El Asilo", este era un día muy sonado, se iba preparando poco a poco el mes de mayo desde mucho antes, se buscaban flores, se hacían pequeños trabajitos de costura para regalar o grandes cuadros con retales de tela y chinchetas.
Y la noche antes nuestro padre, que siempre fue un gran "celebrador" de efemérides, hacía el repaso de los detalles, miraba si los más pequeños de la casa tenían todo listo y preparaba su ultimo detalle.
La mañana del Día de las Madres le llevábamos el desayuno a la cama, le hacíamos los regalitos, ella se hacía la sorprendida y todos brujuleábamos por aquella habitación dando vueltas, celebrando el día especial.
Como era domingo, casi siempre nos íbamos al campo, y con aquellas manitas infantiles hacíamos ramitos de flores, a pesar de la advertencia (¡Esas flores no, que mamá es alérgica!) y mamá se llevaba las margaritas a casa aunque le hicieran estornudar.
Nosotros además éramos unos privilegiados, porque teníamos alrededor a un montón de mujeres (y hombres) extraordinarias. Por eso hoy, en el Día de las Madres, queremos felicitar y tener un recuerdo especial para nuestra abuela Julia, nuestra abuela Natalia, nuestra tía Remedios Izquierdo, que por cercanía fue siempre una madre, y nuestra madre, que es, por supuesto, y como dirán todas las otras personas de sus propias madres, la mejor, y todas y cada una de ellas destacan por su bondad, o por su belleza, o por su inteligencia o por su tolerancia, o por su bien hacer, o por su profesionalidad, o por sus guisos deliciosos, o por sus gañotes, o porque son excelentes lectoras, o porque tienen la capacidad de hacer milagros, o porque, simplemente... Son nuestras madres.
Y nuestra madre es muy muy especial, por eso siempre le desearemos mucha felicidad.

Y aunque muchas veces no entra en este día tan señalado, hoy no queremos olvidar a nuestra otra madre, la que desde hace tantísimos años se comprometió a cuidar de nosotros pasara lo que pasara y si era necesario, la que siempre nos ha dado tanto cariño y tantos buenos momentos, la que no deja pasar ninguna ocasión especial para agasajarnos y tratarnos como a una reina.



¡Feliz día de las madres, Madrina!


.

sábado, 2 de mayo de 2015

El Día de los Gamones. El origen de la fiesta.

"Un haz de gamones junto a la candela"
Fotografía de Leandro Cabello



Por Esperanza Cabello


Hoy es un día grande para Ubrique. Grande porque es una celebración familiar, tradicional y sencilla. Grande porque es una fiesta popular, en la que podemos participar todos. Grande porque es algo tan único, tan especial, que raramente se podría comprender si no se viviera.
Hoy es el Día de los Gamones. Cuando éramos chicos se llamaba el Día de la Cruz, y se celebraba siempre, inamobiblemente, el tres de mayo.
Ahora ni siquiera sabemos cómo se llama. A algún lumbrera despistado se le ocurrió la estúpida idea de registrar esta fiesta como "La crujía de los gamones" cuando ni esa expresión se había utilizado nunca, ni nadie conoce esta fiesta así ni la palabra "crujía" es algo que se diga. Bueno, eso dejando a un lado la tremenda incorrección ortográfica y el mal gusto de las connotaciones que implica la palabra "crujía".
Bueno, pues el (o la) de la estúpida idea registró la fiesta con ese nombre, y a los que han venido detrás solo se les ha ocurrido continuar con el mismo, sin plantearse que era una gran metedura de pata. Sobre todo porque para nombrar una fiesta habría que oír lo que se dice en la calle, y si se quiere eliminar la palabra "cruz" pues se cambia por la  palabra "gamones" o por la palabra "candela" y lo sencillo siempre será lo mejor.

Bueno, dejando a un lado disquisiciones lingüísticas, y recordando que hoy es el Día de los Gamones (o el Día de las Candelas, o el Día de la Cruz, como ustedes quieran), nos hemos acordado de nuestro padre. Era, al igual que nuestro hermano Leandro (miren su página de facebook), un forofo de las candelas, un enamorado de esta fiesta, un estudioso de sus orígenes y de su desarrollo...
Cuando éramos chicos y vivíamos en la Barriada Santa Rosalía nos hacía una candela justo delante de la puerta, en el lugar que ahora ocupan los edificios de Pablo VI, usando restos de obras y todo tipo de muebles viejos. Toda la chiquillería del barrio pasaba las semanas buscando y protegiendo la leña, y después íbamos a buscar gamones por la venta del Chorizo. Aquella noche, hubiera o no clases al día siguiente, era siempre impresionante. Los mayores seguían alrededor de la candela mucho rato, aunque se hubieran terminado los gamones.
  Después, cuando en 1969 nos fuimos a vivir a la calle Matadero, también nos dirigía para que hiciéramos una candela en la esquina de la puerta del Matadero, y explotábamos los gamones contra el muro del corral del matadero, que era de piedra. También se las apañaba para montar un columpio, y los mayores recordaban aquellas coplas de columpio que se cantaban antaño (en este enlace).
Nuestro hermano Leandro intentó hacer el año pasado una candela también familiar, como las de nuestra infancia, en el aparcameinto del San Pedro, pero ahora las cosas son diferentes, hay que esperar a que el mandatario de turno te dé permiso,  y por lo visto a la mandataria no le pareció bien la idea, por lo que no hubo permiso para candela familiar.

Como decíamos, nuestro padre era un enamorado de esta fiesta, y removió todos los archivos y documentos que pudo buscando sus orígenes, dada la singularidad del hecho: 
"La gente de un pueblo recoge el tres de mayo los tallos de una planta herbácea llamada Asfodelus albus (gamón en el lenguaje popular) y por la noche se reúnen en los barrios alrededor de candelas hechas con muebles viejos y restos de poda que se han ido previamente acumulando las semanas anteriores.
Hay canciones, columpios, comida... y gamones.
Al anochecer, y alrededor del fuego, todos van poniendo los gamones poco a poco a calentar en la candela de uno en uno, y cuando la savia de la planta empieza a hervir se golpea fuertemente contra una piedra, estallando la planta y haciendo, en algunos casos, un ruido considerable".
No encontramos, por ningún sitio, ninguna explicación del hecho, ningún atisbo de explicación del origen de esta tradición. Se entremezclan restos de otras costumbres, de otros pueblos, pero en conjunto, es algo único. Nuestro padre, que era cronista de radio, intentó un día explicar en la radio que entraba dentro de lo posible que fuesen los hombres de campo o los pastores los que hubiesen descubierto que los gamones estallan al golpearlos contra las piedras (eso era a mediados de los ochenta).
Y también explicó que los gamones hacían tanto ruido que cualquiera que los oyera explotar podría pensar que se tratara de un disparo, y más si se estallaba en la sierra. Y puso como ejemplo que si los franceses, por ejemplo, hubiesen oído el estallido de un gamón, se habrían confundido con total seguridad con el sonido de los disparos.

Y resulta que a partir de ese comentario algunos empezaron a pensar que los gamones y los franceses estaban relacionados, (esa versión era, por supuesto, más novedosa y novelera que la de los pastores y los hombres de campo). Y esos algunos comenzaron a contar su propia versión, explicando cómo los ubriqueños se fueron a la sierra y asustaron a los franceses con los gamones. y los que los oyeron repitieron esta versión hasta la saciedad, añadiendo detalles nuevos de su propia cosecha. Recordamos el pasmo de nuestro padre viendo cómo aquel ejemplo que él había puesto alguien lo había convertido en verdad absoluta.

Si aún estuviera vivo estaría aún más pasmado al ver que la historia ha tomado aún más forma, que el Ayuntamiento pone banderas nacionales para recibir al ejército invasor, que los franceses de El Bosque son invitados a la fiesta y que hemos reescrito la historia a nuestro antojo (véase un ejemplo en Ubrique en Verde).

De todas formas, lo único que importa hoy es que los niños y niñas de Ubrique disfruten hoy de su fiesta. Que los mayores podamos vistar con ellos las candelas y contarles cómo explotábamos los gamones cuando éramos chicos. Que los abuelos salgan a dar un paseíto y recuerden cuando se montaban las candelas en sus barrios, y cuando los chiquillos salían con su navajita en la mañana del tres de mayo a recoger sus gamones en la cañada de los Gamonales. Y, por supuesto, que los visitantes se diviertan y admiren nuestras calles engalanadas, nuestros barrios con flores y plantas nuestras candelas llenas de frenética actividad.


.



viernes, 1 de mayo de 2015

Tarde de concierto en el Jardín

La Orquesta del Liceo de Moguer
Preparándose para el concierto



Por Esperanza Cabello



Hoy viernes, primero de mayo, es tarde de concierto en El Jardín. Tenemos una bonita cita con la música  a las ocho de la tarde.
Actuará la  Banda Sinfónica del Liceo Municipal de la Música de Moguer junto con los profesores de la Escuela Municipal de Música de Ubrique y la Coral Polifónica Ocurris Populi.
Hemos estado escuchando en youtube algunos de los conciertos de la Banda del Liceo y nos hemos quedado sorprendidos por su versatilidad y por su maestría, y de la coral Ocurris Populi ya hemos tenido mil y una muestras de su arte y su buen hacer en la música, así que la tarde promete.
Aunque nos hemos enterado un poco más tarde de la cuenta (y eso que estamos "enchufados")  vamos a prepararnos, porque como estamos en un pueblo aún hay tiempo de coger una rebequita y dar un paseíto hasta el Jardín.


.

Recuerdos de Misión Rescate

 El grupo de Misión Rescate 208
En el viaje del premio


Por Esperanza Cabello

 Nuestro primo Paco Izquierdo nos ha enviado unas fotos de recuerdo del viaje que hizo el grupo de Misión Rescate 208 del que él mismo formaba parte a Madrid.
Nos hemos estado preguntando cuántos niños y niñas ubriqueños formarían parte de ese grupo. Cada año, desde 1967 hasta mediados de los ochenta había varias campañas, y para cada una de ellas nuestro padre preparaba un objetivo diferente.
Después rara era la vez que no conseguían un premio. Uno de oro, varias decenas de trofeos de plata, menciones de honor, premios especiales...


 Haciéndose fotos en el Museo de Cera 
Junto a sus jugadores favoritos

 Casi siempre los viajes seguían la misma pauta. El grupo viajaba a Madrid, con aquellas carreteras tan difíciles, aquel paso de Despeñaperros que era un poco pesadilla, aquellas caravanas... En Madrid tenían que buscar alojamiento, normalmente se quedaban en algún hotelito del centro. Y durante unos días asistían a las actividades que había previstas para todos los grupos premiados.
A nuestro padre le gustaba llevar a los chicos a los museos, al zoológico, al parque de atracciones, a la Puerta del Sol... Y para aquellos niños ubriqueños siempre era una aventura extraordinaria.


 El grupo al completo, con su maestro-jefe

Y aquí estaban ellos: Manuel Cabello, Francisco López, Paco Arenas, Paco Izquierdo... Realmente debían de sentirse muy especiales, habían sido elegidos para el grupo y habían tenido al suerte de ganar un premio. Del mismo modo que otros muchos niños más.
Nos encantaría tener un listado de los componentes del grupo a lo largo de los años, y de los objetivos que fueron consiguiendo en todo ese tiempo.



Con sus insignias de piel en la solapa
Luciendo los colores de Andalucía


A nosotros nos sigue llenando de orgullo cuando vamos por la calle y alguien nos dice "Yo estaba en el grupo con tu padre" o "Yo también fui a Madrid, y nos dieron un premio". 
Muchas gracias, primo Paco, por habernos enviado estas preciosas fotos para el buen recuerdo.


.

jueves, 30 de abril de 2015

Las vicisitudes del Convento de Capuchinos

Asta Regia, 1881
Hemeroteca Digital. BNE


Por Esperanza Cabello


Hemos podido conocer una de las muchísimas vicisitudes del convento de Ubrique. En el periódico Asta Regia en 1881 leemos lo siguiente:
"El acaudalado vecino de Jeres de la Frontera, D. Francisco García Péres, ha puesto á disposición del Sr. Obispo de Málaga, el magnífico ex-convento de Capuchinos de Ubrique (Cádiz), propiedad del dicho señor García, á fin de que se utilice para el albergue de alguna de las comunidades expulsadas de Francia; y nuestro digno Prelado ha ofrecido á su vez á la orden benedictina de PP Oblatos, que es probable se instale allí en breve, para dedicarse á la enseñanza y á la predicación."


.

miércoles, 29 de abril de 2015

Cristóbal Avelino y la Cruz de la Trinidad. In Memoriam.

Cristóbal Avelino y Benjamín Castellano
Mayo 2014



Por Esperanza Cabello

Arreglar las Cruces de Mayo es una tradición de nuestro pueblo, una tradición que, desgraciadamente, se va perdiendo. Y decimos desgraciadamente no porque seamos mucho de cruces, pero sí que nos interesan nuestras tradiciones, esas costumbres sanas y ancestrales que hacían que los vecinos se pusieran de acuerdo para adornar sus calles y sus rincones antes del tres de mayo, que era el Día de la Cruz.




Y en muchas de las calles del casco antiguo hay cruces; unas de forja y  otras de piedra. Casi todas se remontan al siglo pasado o al anterior, y casi todas ocupan un lugar estratégico en la calle o en la plaza.

Hoy nuestro amigo Benjamín Castellano nos ha enviado unas fotografías muy especiales: las fotografías de la Cruz de la Trinidad. Desde siempre se han encargado los vecinos, como en otras calles, de adornarla y prepararla para la fiesta. Ponerle sus flores, limpiarla...
Rafael Romero, "El Monea" se ocupaba antaño de este menester, con Cristóbal Avelino y, en los últimos tiempos, con Benjamín.


Preparando las flores para la Cruz


Pero el año pasado fue el último que Cristóbal Avelino pudo estar. Ya en mayo sabía de su enfermedad, y sabía que no iba a poder estar este año en la cita de cada mes de mayo. Sin embargo tuvo el coraje de acercarse por última vez  a echar una mano para el arreglo de la cruz y de pedirle a su vecino, a su amigo Benjamín, mientras le sujetaba la escalera, que no dejara que se perdiera la tradición, que se ocupara él cada año, pasara lo que pasara.



La Cruz de la Trinidad 
Adornada un año más


Y ahí está, en recuerdo de Cristóbal, y dedicada a su memoria, la cruz de la Trinidad arreglada y limpia como cada año, sin faltar a su cita.
Pero ha sido difícil, es difícil dejar atrás a los que se van yendo, sobre todo si son amigos como Cristóbal, sobre todo si, como él, son personas sencillas y buenas, que dejan a su alrededor miles de buenos recuerdos.


Los vecinos arreglando la cruz en 2014

 Por eso, quizás por la personalidad de este buen vecino, Benjamín no ha podido dejar de pensar en él, y para él van sus palabras de recuerdo:

"Solo... me he sentido solo y vacío…
Hace un año exactamente, cuando al terminar de arreglar la Cruz de la Trinidad, mi vecino, mi amigo Cristóbal Avelino, me dio la noticia: Benja, es el último año que te ayudo en arreglar la cruz, me han diagnosticado algo malo y para el año que viene no estaré ya aquí…
Todo ha ocurrido tal como contó...y aquí me veo solo, con las lagrimas en los ojos y maldiciendo.
El año está siendo caótico en todo pero nada me hará doblegarme y no buscar fuerzas para volver a cumplir con lo pactado...sigo viéndolo aguantando las escaleras..."


.

martes, 28 de abril de 2015

Felices 83 preciosas primaveras

Esperanza Izquierdo y Manuel Cabello
Toda una vida juntos


Por Esperanza Cabello

A medida que pasan los años nos vamos dando cuenta de que nos parecemos cada vez más a nuestros padres; que vamos copiando costumbres, gestos, ideas; que nos van sirviendo de ejemplo.
Hoy es el cumpleaños de nuestra madre: 83 años ya (lo sentimos, mamá, ya sabemos que no se dice la edad de las muchachas coquetas, pero es una edad muy especial). 
Y mientras buscábamos una frase para felicitarla, se nos ha venido a la mente la que nuestro padre le escribía, inexorablemente, cada cumpleaños, y le regalaba junto a unas rosas de pitiminí:

¡Felices 20 preciosas primaveras!
¡Felices 30 preciosas primaveras!
¡Felices 50 preciosas primaveras!
¡Felices 60 preciosas primaveras!

Y así toda una vida...

Pues nosotros, tus cinco hijos y tus diez nietos, queremos recordar las palabras de papá, y desearte unas felices 83 preciosas primaveras. Te queremos, mamá. 



lunes, 27 de abril de 2015

1864. Los fabricantes de curtidos de Ubrique hacen una petición a las Cortes.

 Sesiones de las Cortes, viernes, 6 de mayo de 1864
Petición de varios fabricantes de Ubrique sobre derechos de consumos
Hemeroteca Digital. BNE

 Por Esperanza Cabello

De vez en cuando nos encontramos con verdaderas joyas en la Hemeroteca Digital. Hoy buscábamos información sobre los primeros fabricantes de artículos de piel de Ubrique (nuestro padre decía que no había conseguido llegar más allá de 1820), y hemos dado con esta petición de los fabricantes del seis de mayo de1864 sobre los derechos de consumos al Congreso de los Diputados de la Nación, presidido por el liberal rondeño don Antonio de los Ríos y Rosas (Ronda, 16 de marzo de 1812/ Madrid, 3 de noviembre de 1873).


Sesiones de las Cortes, 6 de mayo de 1864

 En la sesión de las dos el señor Cuesta pidió la palabra y expuso la petición de los ubriqueños:

El señor Cuesta: Pido la palabra.

El señor Presidente: La tiene Su Señoría.

El señor Cuesta: Por encargo de mi amigo el señor Ríos Rosas (don Francisco), Diputado del distrito, á quien una atención grave de familia le impide asistir hoy al Congreso, me levanto á presentar y á recomendar al mismo una petición de los fabricantes de curtidos de la villa de Ubrique, para que se exima del impuesto de consumos el aceite que es necesario emplear en la elaboración de ese artículo.
Es tanto más justa esta petición, cuanto que sobre la misma materia se ha hecho una proposición de ley y llegó hasta á nombrarse comisión, acordándose por último que el asunto pasara á la de Presupuestos.
Siguiendo el precedente establecido de que otras peticiones análogas han pasado también á esa comisión, ruego al Congreso que acuerde lo mismo respecto de la que se trata.

El señor Secretario (Zabalburu): Pasará á la comisión de Presupuestos.

Así pues, el aceite que usaban los fabricantes de curtidos (no sabemos exactamente para qué) pagaba el impuesto de consumos y, seguramente sería un impuesto muy fuerte, por lo que los fabricantes solicitaron que se les eximiera de pagarlos.
Estamos muy interesados en saber si realmente esta petición tuvo respuesta afirmativa, y aún más interesados en conocer el nombre de estos fabricantes de curtidos. Seguiremos investigando.


.

domingo, 26 de abril de 2015

Sebastián Castro y Manufacturas Victoria

Petacas de Manufacturas Victoria
Principios del siglo XX

Por Esperanza Cabello

Esta mañana hablábamos de una petaca subastada en internet que habíamos conseguido adquirir. Se trata de una petaca fabricada en Ubrique por la firma "Victoria".
Poco a poco, y gracias a los miembros de "Ubrique en el Recuerdo", hemos conseguido saber que la firma Manufacturas Victoria era de tres socios: Manuel León Carretero, Sebastián Castro García y Antonio Domínguez Angulo, y que estaba en la calle Botica, número 17.
Isabel Castro Salas, hija de Sebastián Castro, nos ha contado que su padre era un petaquero de primera y un buen maestro.
También nos ha contado que en Manufacturas Victoria se fabricaban petacas, pureras, carteras de caballero y de señora, además de estuchería repujada y juegos de escritorio.
Isabel recuerda a un cliente de Madrid que hacía un pedido muy especial: carteras y monederos con pedrería. Era un disfrute ver estos pedidos de monederos como joyas.
Y en  los estuches también fueron innovando, desde los normales, para pañuelos, corbatas o manicura hasta  joyeros con espejos o con bailarinas y música.
Isabel recuerda que eran preciosos, que los petaqueros de Manufacturas Victoria tenían unas manos artesanas de primera, como tantos otros ubriqueños, y los artículos eran especialmente bonitos, sobre todo en la época, y a los ojos  de aquella niña.
A nosotros nos ha gustado mucho saber que nuestro abuelo Leandro trabajó, en sus primeros tiempos como petaquero, en Manufacturas Victoria, (también había trabajado para Emilio Santamaría) así cerramos el círculo pensando...
¿Sería posible que la petaca que hemos comprado en una subasta de internet la hubiera hecho nuestro abuelo de jovencito? Nos gustará pensar que es posible, y que su propia firma era tan buena porque él había aprendido con los mejores. 




.

Las petacas de Manufacturas Victoria

Petaca marca Victoria

Por Esperanza Cabello

Manuel Cabello tenía, en sus últimos años de vida, una gran pasión: las petacas.
Había pasado toda su vida investigando, estudiando, viajando y aprendidendo historias de nuestro pueblo, hasta que, al llegar a la jubilación, se dió cuenta de que más allá del trabajo de lso hombres primitivos, los romanos, los árabes, estaba el trabajo de los ubriqueños. Un trabajo que se estaba extraviando, dejando caer, regresando al olvido.
Y se empeñó en que tenía que haber un Museo de la Piel y en que había que recoger, antes de que se perdieran para siempre, muestras de precisos, de petacas, de carteras de ganaderos, de herramientas...
(Afortunadamente para todos los ubriqueños el Museo de la Piel se creó y tiene una salud de hierro, con unos responsables magníficos que lo miman y lo cuidan fabulosamente.)
Así que en esa tarea estuvo implicado sus últimos años, además de comenzar a escribir su sexto libro, este sobre la historia de la marroquinería (por desgracia, sin concluir).
Y pasaba sus fines de semana de mercadillo en mercadillo buscando petacas. Encontró y compró petacas, estuches, monederos, carteras, billeteros... 
Sus hijos también le ayudábamos a ampliar su colección, y cada vez que encontrábamos una se la comprábamos, así que poco a poco se hizo con la mejor colección de petacas seguramente del mundo.




Petaca de la marca "Victoria"
Ubrique, principios del siglo XX


Ahora ya las cosas son diferentes, nos hemos vuelto muy "cibernéticos", y no buscamos petacas en los mercadillos, ahora participamos en subastas por internet (¡Si nuestro padre estuviera aquí estaría entusiasmado!) y de vez en cuando encontramos verdaderos tesoros. Porque, aunque no se lo crean, hay gente que puja en subastas de petacas, suponemos que los competidores serán personas aficionadas a las antigüedades, o quizás son otros ubriqueños interesados. ¡Quién sabe!
El caso es que estamos muy contentos de haber podido encontrar una nueva petaca de la marca Victoria, casi igual que otra que habíamos comprado hace unos meses.
Si seguimos así, vamos a tener que ampliar nuestra vitrina, porque sigue habiendo verdaderor tesoros de nuestro pueblo rodando por los bazares y mercados de antigüedades.



Petacas de la marca "Victoria"
Ya limpias y preparadas


Eso sí, tenemos que reconocer nuestra absoluta ignoracia en cuanto a fabricantes y marcas. No somos capaces de determinar en qué fabrica se hicieron estas petacas. Hubo un momento en la historia, a finales del siglo XIX y principios del XX en el que los fabricantes no sellaron con sus apellidos, y se crearon varias marcas (en los setenta también surgió esta tendencia). Pero nosotros conocemos solamente "Hispania", que era la de Emilio Santamaría, y por mucho que hemos buscado en internet, aún nadie se ha ocupado de esta marca ubriqueña. Esperamos que algún amigo lector nos pueda echar una mano en este tema.


NOTA DEL 26 DE ABRIL MEDIA HORA MÁS TARDE:

Nuestros amigos de Ubrique en el Recuerdo son fantásticos: han desvelado en un santiamén la incógnita. María Benítez Román nos ha comentado que la fábrica estaba en la calle Botica; Ángel Chacón y Pepa Villarte nos han dicho que era una fábrica de tres socios: Manuel León Carretero, Sebastián Castro García y Antonio Domínguez Angulo; Ángel Chacón ha añadido que estaba en la calle Botica, número 17; Isabel Castro Salas ha confirmado los nombres y los apellidos y ha añadido que estaba junto a la farmacia, enfrente de los sindicatos, en la que ahora es la casa de los Hermanos Bohórquez Santos.
También hemos sabido el nombre de tres trabajadores: Casiano López, que llevó la ofocina en los últimos tiempos; la madre de Juan Rodríguez, que trabajó allí en la primera mitad del siglo, y Pepa Villarte, que trabajó en los años sesenta, cuando ya la fábrica era antigua.
Muchísimas gracias a todos.


.

domingo, 19 de abril de 2015

La Guindaleta


Postal de la calle Guindaleta

Por Esperanza Cabello

Hace unos meses hablábamos del posible origen del nombre de la calle Guindaleta (en este enlace). Explicábamos que una guindaleta era un tipo especial de cuerda y que posiblemente en la calle, quizás en esa plazuela, se fabricasen cuerdas.
Pero nuestro hermano Leandro ha apuntado otra posibilidad, quizás más plausible. Una guindaleta es, además de una cuerda, un instrumento de platero, más concretamente "el pie derecho donde los plateros tienen colgado el peso"
 







Significado de guindaleta





Elena Varela, los galicismos en el español

A partir del 12 de abril de 1488, según sanción dictada por los Reyes Católicos, todos los plateros debían pesar la plata con peso de guindaleta, así que seguramente en Ubrique también se seguían las consignas legales y el platero usaba una guindaleta. (En este enlace).

 Y resulta que en la calle Guindaleta, de antiguo, vivía una familia de plateros, así que también es posible que el origen del nombre de esta calle esté en esta platería, al igual que en la calle Madera estaban los carpinteros o en la calle Tenerías estaban las fábricas de curtidos o en la calle "Carnesería" estaba el antiguo matadero. Esperamos confirmar alguna de las hipótesis próximamente.



.

sábado, 18 de abril de 2015

Las calles de Ubrique en 1800




Por Esperanza Cabello

Este blog nació queriendo hacer un homenaje a Manuel Cabello y a Esperanza Izquierdo. Con el paso de los años nos hemos ido entusiasmando con cientos de historias de Ubrique y de los ubriqueños, e intentamos ir más allá.
Pero inexorablemente cada vez que llegamos a algún sitio con alguna investigación descubrimos que nuestros padres ya estuvieron en ese lugar, e incluso más lejos.
Por ejemplo, nosotros estábamos muy ufanos de haber conseguido el listado de las calles de Ubrique en 1823 (en el censo del Archivo Municipal), pero hemos encontrado unas hojillas de papel garabateadas en la que hemos podido leer una relación  de calles y ciudadanos en 1800.

Suponemos, después de haberle dado muchas vueltas, que las hojillas formaban parte de una investigación sobre la Hermandad de Jesús Nazareno, e incluso podríamos aventurar que los datos están extraídos del Libro de Fundación de la Hermandad o de algún documento similar.
El caso es que ahora conocemos qué calles había en Ubrique en 1800. Transcribimos la relación que escribió nuestro padre tal cual. El primer número se refiere a la cantidad de vecinos de la calle que participaron en la cuestación, a continuación indica el nombre de la calle y también los nombres de los vecinos que le llamaron la atención.



Calles y vecindario de Ubrique. Relación nominal y en algunos casos qué ofrecieron.
Hacia 1800

La encabezaba el Excelentísimo Señor Duque de Osuna.

19 calle Real. Serafín Vecina y José Calvo y Misut.
37 calle Perdón. Destaca don José Reguera
12 calle del Puente (entendemos sea el de Los Callejones)
17 calle San Sebastián
19 calle Nueva. Destacan los vecinos Francisco y Bartolomé Orellana
5 calle de la Cárcel. Fernando Borrego, el menor
16 calle del Agua. Encontramos a un tal Miguel Panal
11 calle Los Solano
11 en la calle Morales
4 en la calle Cantarrana, destacando José Zarco
3 en la calle Rosario
31 en la calle Toledo, de donde destacamos 2 familias, Panal, Maza, y Miguel y un tal Antonio Vallejo que dió una peseta en yeso
34 vecinos en calle Alcantarilla (calle Botica posteriormente).
24 en la calle Consejo en la que destacamos dos nombres muy interesantes, Miguel y Francisco Romero
20 calle Torre, con Miguel Bohórquez a la cabeza (Isabel Bohórquez, los de la botica) y un tal Buena Ventura
8 en la calle Ronda donde aparece Francisco Yuste
9 en la calle Higueral, donde aparece el apellido Torralbo y un personaje entrañable de Ubrique, Catalina Saldívar, hermana del que fue guerrillero
2 en la calle Nacimiento, de ellos un José Panal
11 en la calle Carnesería
5 en la calle Caracol
2 en la calle Cote-suela
8 en la calle Fuente-suela

y por último unos cuantos más, en total 3 para la calle Morales
En total en esta cuestación se recogieron 6338 reales de vellón


Podremos segir construyendo, con estos datos, el casco urbano de Ubrique hace dos siglos.

.

domingo, 12 de abril de 2015

Los puentes de Ubrique

El puente de Carlos III en la litografía de Ubrique


Por Esperanza Cabello


Como todos sabemos, Manuel Cabello Janeiro fue el cronista radiofónico de Ubrique durante más de dos décadas. A diario redactaba una crónica sobre la actualidad de nuestro pueblo y la grababa, por teléfono, para que RNE la emitiera.
Recordamos aquellos momentos de silencio absoluto en la casa: ¡"Silencio, papá está grabando"! y la tranquilidad y los sonidos que volvían cuando terminaba la grabación.
Pero además de temas de actualidad en aquellas crónicas había de todo, cultura, historia, libros, arquitectura, anécdotas y todo un repertorio de temas relacionados con Ubrique y los ubriuqeños, desde la lectura de una "Carta a los Reyes Magos" hasta las recomendaciones en la carretera.
Hoy traemos una crónica muy curiosa, dedicada a la recopilación de los puentes sobre el río Ubrique que había en el pueblo. Son los siguientes:


LOS PUENTES DE UBRIQUE

1. Puente del Molino de Valle (peatonal)
2. Puente de Juan Ardila (vehículos)
3. Puente Colegio Reina Sofía (peatonal)
4. Puente del afluente del nacimiento del Algarrobal (vehículos)
5. Puente del Algarrobal
6. Puente desembocadura del Algarrobal (peatonal)
7. Puente de la Plaza de Toros (vehículos)
8. Puente de Carlos III (peatonal)
9. Puente Pasadilla (vehículos)
10. Puente Morilla (peatonal)
11. Puente Añón (peatonal)
12. Puente Los Callejones (vehículos)
13. Puente Currilloja (vehículos)
14. Puente de Tierno Galván (peatonal)
15. Puente de la Huerta de San Eduardo (peatonal)
16. Puente de la Madera (Cañito) (peatonal)
17. Puente del Rodezno (vehículos)
18. Puente de Manuel Rojas (peatonal)
19. Puente de la Esperanza (vehículos)
20. Puente de la Guardería (peatonal)
21. Puente de la Carretera Nueva (vehículos)

Son en total 21 puentes, repartidos en un espacio de unos 2.500 metros, así que hay un puente cada 120 metros aproximádamente.
En total son once puentes solo peatonales y diez puentes peatonales y de vehículos.


Manuel Cabello Janeiro


.

Nuestro padre hizo un gran trabajo de recopilación en su momento, nos resulta curioso ver que existen prácticamente los mismos puentes (un par de ellos modificados, alguno desaparecido y otro nuevo), y ahora retamos a nuestro hermano Manuel, experto en agua y en fotos imposibles, a que actualice, con sus correspondientes fotografías, este listado, colocándolo en su blog "Ubrique en Verde", en un plazo no superior a un mes. ¿Aceptas el reto, hermano?


NOTA DEL 13 DE ABRIL: Nuestro hermano Manuel aceptó, por supuesto, el reto, y nos ha deleitado (con toda celeridad) con dos entradas magníficas, que suman más de ochenta fotografías de puentes:

-Los puentes de Ubrique, 1ª parte

-Los puentes de Ubrique 2ª parte.

¡Gracias, hermano!


.

viernes, 10 de abril de 2015

Las calles de Ubrique en 1823

La calle Cornicabra aún no existía en 1823


Por Esperanza Cabello

Nuestro amigo Francisco Javier Sánchez ha elaborado un listado de las calles que había en Ubrique en 1823, según el censo de ese año que consta en el Archivo Municipal de Ubrique.
En ese censo constan 1.452 habitantes y 5.012 almas.  Imaginamos que los habitantes serían los "cabeza de familia" y las almas seríamos los demás.
Exceptuando la calle Mesones podemos reconocerlas todas, porque en la cultura popular se han mantenido los nombres originales en casi todos los casos (la calle Alcantarilla, por ejemplo, no ha soportado los cambios históricos, pero ha tomado otro nombre popular : la calle Botica). Algunas, como la calle Carnesería, que perdió su nombre al trasladar el matadero a la salida del pueblo, perdieron la razón de su origen.
El listado de calles lo transcribimos directamente, con su grafía original:

PLAZA DE LA CONSTITUCION
CALLE REAL
CALLE DEL PERDÓN
CALLE NUEVA
CALLE CARCEL
CALLE DEL PUENTE
CALLE DE LOS SOLANOS
CALLE DE CANTARRANAS
CALLE DEL SEB (calle de San Sebastián)
CALLE DEL ROSARIO
CALLE DE MESONES
CALLE HIGUERAL
CALLE DEL PERAL
CALLE NACIMIENTO
CALLE DE LA TORRE
CALLE ARCANTARILLA  (calle Botica)
CALLE DE TOLEDO
CALLE  NEVADA
CALLE DE SAN MARTIN
CALLE DE LA MADERA
CALLE FUENTEZUELA
CALLE DEL CONSEJO
CALLE DE LOS MORALES
CALLE DE RONDA
CALLE CARNESERÍA (plaza de la Verdura-callejón de Janeiro)


.



lunes, 6 de abril de 2015

Romanos en Ocurris

 Romanos en formación
Representación histórica en Ocurris




Por Esperanza Cabello 

Hace un par de semanas tenía lugar una de las representaciones que los romanos de Ocurris ofrecen en el yacimiento desde su reapertura.
A la oferta cultural (muy bien llevada por organizadores y guías) se une la oferta lúdica y recreativa. El grupo de romanos de Ocurris se ha ido consolidando con los años y ya disponen de equipamiento cada vez más idóneo.
Marchas, formaciones, desfiles, conbates, exhibiciones... todo para recordar que alguna vez  en el Foro, en el Columbario, en los  Templos y en las Termas existieron romanos.
El próximo día once de abril tendrá lugar, de nuevo, una exhibición de los romanos de Ocurris en el yacimiento.
Recuerden que solo tienen que ponerse en contacto con la Oficina de Turismo de Ubrique y reservar su plaza. Les garantizamos que no se arrepentirán.






En la escalera del foro




Junto al acebuche centenario, en la casa de Juan Vegazo




En formación junto a la casa de Juan Vegazo




Desde la zona del foro




Preparando una batalla




En formación




Preparados para atacar




Comienzan las luchas cuerpo a cuerpo




Dando instrucciones para la lucha




Guardando la entrada al yacimiento de Ocurris




Llegando al Columbario, también hay romanas




Posando frente al Columbario 
(las pintadas del vándalo se van borrando con el tiempo)




Comienza el espectáculo





En formación frente al Columbario




Nuestro romano favorito, en el foro
(Gracias por las fotos, Francisco Cabello)




Al fondo la casa de Vegazo y el acebuche centenario




Tras la batalla, los romanos reposan
(Francisco y Matthew)




Guardando la entrada al yacimiento
Sobre siglos de historia




Guardando las puertas de la ciudad


.