jueves, 19 de julio de 2018

Mi madre: Julia Cabello Janeiro




Por María José Cabezas Cabello



Hoy 19 de julio de 2018 mi madre, Julia Cabello Janeiro, habría cumplido 90 años. ¡Podría estar todavía entre nosotros! Y sin embargo hace poco más de 16 años que se marchó de esta tierra para vivir en el recuerdo de las personas que la amaron.
Dijo García Lorca que “No hay nada más vivo que un recuerdo”. Por esta razón quiero dedicar estas palabras a una mujer inteligente y buena, mi madre, que nació tal día como hoy en Ubrique, en 1928.
Con el paso de los años he aprendido que es mejor quedarse con lo bueno que nos ofrece la vida para así estar suficientemente llenos de energía positiva para  poder compensar los malos momentos. Por esto tengo en la memoria los rasgos más positivos de ella.
En primer lugar destaco su inteligencia y memoria: Era capaz de recordar con absoluto detalle todo lo que le contaron sus mayores o lo que ella vivió desde su más tierna infancia. Cuando su padre a los 12 años decidió sacarla del Colegio de las Esclavas de Ronda, las monjas le dijeron que, si era por razones económicas ya buscarían ellas la manera de que la niña no dejara sus estudios…Sin embargo en la España de los años 40, su padre pensó que era mejor que estuviera en casa….Aunque su madre posteriormente lo lamentó, como ella misma me contaba que decía la abuela Julia: “¡¡Qué pena que mi Julita no haya estudiado” .
Recuerdo que cuando yo siendo niña comencé a estudiar francés, ella casi 40 años después de que lo hubiera aprendido  en Ronda, me recitaba el Padre Nuestro en francés como si  se lo hubieran enseñado hacía unos días…
Además de su inteligencia, ella destacaba por su belleza: era altísima, delgada, de tez rosada, pelo castaño y ojos verdes tan hermosos que la llegaron a comparar con Katharine Hepburn en sus mejores tiempos.
Pero todos sabemos que la belleza física no tiene mucho valor si no se acompaña también de la belleza interior y ella tenía un corazón tan grande que siempre estaba atenta y preocupada por los demás.
Hoy habríamos celebrado una gran fiesta porque ella era de naturaleza alegre y pensaba que cualquier situación era buena para reunir a la familia. Por eso, aunque ella no esté hoy físicamente con nosotros, hemos de celebrar la vida en su recuerdo. Valorar todo lo positivo que tenemos y sobre todo, disfrutar de todo lo bueno que nos da la vida.
MARÍA JOSÉ CABEZAS CABELLO 

lunes, 2 de julio de 2018

Poema para Fernando Dominguez, Pepete. Por Bartolomé Pérez Sánchez de Medina


Fernando Domínguez Vallejo
Fotografía de David Bulpe


¡Hola! Te saludo, Fernando amigo,
pues pretendo dialogar hoy yo contigo:
Hay cosas que no deben darse al viento,
por eso las escribo, es lo que siento.
Has gozado del estigma que da Orfeo
expresando en poesía lo que sientes
sin pretender un aplauso ni trofeo,
no cual vulgar creencia de las gentes.

De tu alma delicada, con cariño
has sacado y plasmado en tus escritos
mil recuerdos,– pues siempre fuiste niño–,
como sábanas calientes, hoy benditos.
Virtuoso lector del pentagrama,
virtuoso padre de tus hijos,
virtuoso pasota de la fama,
propietario de poéticos alijos.

El arpa y la pluma, tu destino,
vehículo potente y fue seguro
que anduviste hasta el fin el buen camino
para rasgar el manto del futuro.

He estado repasando personajes
a los que evocas con amor en esos versos,
la sal de tus recuerdos, homenajes
que en ternura de niño están inmersos.
Recuerdas a Manuela y a Orteguita;
recuerdas a tu madre, que de armiño
eran sus bucles – ¡oh Angelita!–,
el remate de un rostro de cariño.

Un ángel femenino allá en el Cielo
hacía falta, por eso la llamaron,
y de brillo celestial en rico velo
amigos de su alma la acunaron.
Con tu hijo y tus padres ya te has ido
a gozar de la luz eternamente
y aquí queda la nube, en nuestra mente,
del recuerdo, templado y revivido.


Bartolomé Pérez Sánchez de Medina



Fotografía de David Bulpe
 
 
.

sábado, 30 de junio de 2018

Dos años sin nuestra madre

Esperanza Izquierdo con sus cinco hijos
Ubrique, 1973?



Por Esperanza Cabello 

Hoy hace dos años que murió nuestra madre, y nos sigue pareciendo mentira. Aún guardamos para nosotros mucho dolor y mucha rabia por esa muerte tan tremenda para una mujer tan dulce, tan buena y tan especial. 
Un día leímos un escrito de Modesto Barragán sobre la muerte de su padre y nos emocionamos comprobando la indignación y la rebeldía ante un hecho que no por ser natural y cotidiano deja de ser terrible para los que perdemos a un ser querido.
Buscando una fotografía para ilustrar este recuerdo hemos encontrado esta preciosa estampa familiar de 1972 o 1973 que nos ha maravillado porque irradia felicidad. Nuestra madre debía de sentirse muy feliz y orgullosa con sus hijos, y ese sentimiento era, a todas luces, compartido.
Hemos hablado muchas veces de ella en este blog, del que fue memoria viva y que ahora la echa, como nosotros, tanto de menos, por eso hoy solo queremos dedicarle  un pequeño  poema, escrito por la madre Teresa de Calcuta, pues nos gusta pensar que en muchas de las cosas que hacemos todos los hermanos se puede ver reflejada nuestra madre 💜💜💜💜💜


Enseñarás a volar,
pero no volarán tu vuelo.
Enseñarás a soñar,
pero no soñarán tu sueño.
Enseñarás a vivir,
pero no vivirán tu vida.
Sin embargo…
en cada vuelo,
en cada vida,
en cada sueño,
perdurará siempre la huella
del camino enseñado.
   



.

lunes, 25 de junio de 2018

El Rubio de Ubrique. Cuento

El Rubio de Ubrique. Cuento de Narciso Díaz Escovar
Publicado en Blanco y Negro. Octubre 1928


Por Esperanza Cabello

Hemos encontrado, entre las revistas de nuestro padre, un ejemplar de Blanco y Negro de 1928 en el que hay una historia llamada "El Rubio de Ubrique".
Se trata de un cuento escrito a principios del siglo pasado por el malagueño Narciso Díaz Escovar (en este enlace) e ilustrado por el dibujante Máximo Ramos (1880-1949) que no tiene nada de real, si exceptuamos el entorno y que relamente han existido "rubios", "rubitos", "rubiales" y "rubis" en Ubrique.
Dedicado a nuestro Hijo Predilecto de Ubrique, don Bartolomé Pérez Sánchez de Medina, "El Rubio de Ubrique" y a nuestro Rubio particular😉



CUENTOS DE LA SERRANÍA. EL RUBIO DE UBRIQUE

POR NARCISO DÍAZ ESCOBAR



Los pueblos de la serranía rondeña temblaban al solo nombre de Matías, el Rubio de  Ubrique.

No era para menos. Este bandido había cometido crímenes, y la fantasía popular los había adornado de tal modo, que hasta el de menos importancia aparecía como un delito de esos que el Código castiga con la pena de muerte.

Matías, siendo joven, por cuestión de mujeres, riñó con un convecino suyo, se arremetieron navaja en mano, y su rival quedó muerto a consecuencia de una herida en el cuello. La causa de Matías la presentaron los parientes del muerto, que eran bastante amigos del escribano, con tan negros caracteres, que el matador fue condenado a diez y siete años de reclusión.

                Pero no fue solo esto, sino que una tarde un hermano del muerto se encontró en el Arroyo del Pilar Hondo, a la salida del pueblo, a la anciana madre de Matías. No contento con insultarla, la abofeteó y empujó, pisoteándola cuando estaba caída.

                Aquella heroicidad llegó a oídos del Rubio de Ubrique, que juró vengarse cuando saliese del presidio.

No había en el penal recluso más obediente, de mejor conducta y de menos vicios. El director lo puso de portero de la oficina y se interesó seriamente por él. Este comportamiento y el no tener anteriores notas penales en su hoja hizo que le incluyeran en varios indultos, lo que dio como resultado que a los siete años de ingreso en la penitenciaría le diesen la libertad.

Desde el penal se fue a Villanueva del Cerro, poblado donde habitaba el que abofeteó y pisoteó a su viejecita querida.

Lo halló en una era, trillando y muy ajeno de la escena que le esperaba.

-Vengo a matarte, canalla.

Su enemigo alzó la cara y palideció:

-Eres... tú... ¿Es que te has escapado?

El de Ubrique replicó:

-Maldito lo que te importa. Defiéndete o te mataré como a un perro rabioso.

Lucharon y Matías dejó cadáver a su adversario, partido el corazón por una bala bien dirigida.

Desde aquel día el Rubio de Ubrique fue el bandido terror de aquellos sitios. Salía a la carretera y desvalijaba a los viajeros, amenazando a los que se resistían y llegando a realizar toda clase de audacias. Una vez llegó a apoderarse, unido a los hombres que le seguían, del cajero del Banco de la capital, a pesar de la escolta que lo custodiaba. Varias veces se tiroteó con la Guardia Civil, y aunque ésta hizo heroicidades por capturarle, supo escapar atravesando aquellos bosques llenos de encinas y acebuches y las montañas salpicadas de cuevas que casi eran nidos de águilas.

                En el poblado de Encinares el miedo al bandido era inmenso, pues en una ocasión el Rubio de Ubrique dio un tiro en el pecho, salvándose de la muerte por milagro el recaudador de contribuciones y una paliza que le hizo guardar cama dos meses al aguacil del Municipio.

                Al dar las oraciones la campana de la iglesia todo el mundo se encerraba en su casa, y las comadres, dando rienda suelta a la fantasía, contaban mil historias terroríficas del ladrón. Hasta el sacristán del pueblo, el bonachón de Paulino el Tuerto, había compuesto una romanza que empezaba:



Oigan ustedes, señores,

Por tarde, noche y mañana,

Las terribles aventuras

Y las sangrientas hazañas

Del monstruo más espantoso

Que se ha visto en las montañas.



                Una tarde, en las cercanías del pueblo, una niña muy linda, de ojos azules, pelo rubio rizado y de cutis blanco como la nieve, lloraba con gran desconsuelo a la sombra de una carcomida encina.

                Acertó a pasar por allí un jinete sobre un hermoso caballo alazán. Era alto, robusto, de gallarda figura, llevando en el arzón una escopeta de plateados adornos.

                Al ver a la niña y escuchar su llanto paró su caballería, se echó atrás el blanco sombrero de anchas y redondas alas y, bajándose de su cabalgadura, se acercó a la que lloraba:

-Chiquilla..., ¿qué te pasa? ¿Por qué lloras? – Le preguntó, acariciando con su mano fuerte y ennegrecida a la pequeña.

Esta, sin cesar de gimotear, respondió:

-Que se fue la niña que venía conmigo y tengo mucho miedo.

-¿Y por qué tienes miedo?

-Porque dice mi madre que no debo alejarme de casa, no venga el Rubio de Ubrique, ese que se come a los niños y mata a los hombres.

-¡Hola, hola! ¿Conque hay un hombre que hace todas esas cosas? ¿Y quién es tu madre?

-La señá Manuela, la del ventorrillo Nuevo.

-¿Tú vives con ella?

-Sí, señor

-Pues no tengas miedo, que ese bandido no hace daño a las niñas tan bonitas y buenas como tú.

                El jinete volvió a montar y, poniendo a la niña a sus espaldas, picó espuelas y se dirigió al ventorro Nuevo.

                Allí volvió a apearse, bajó en sus brazos a la niña y, besando las rosadas mejillas de la pequeña, exclamó:

-Dile a tu madre que ese bandido del que se cuentan tantos horrores te ha traído a tu casa montada en su caballo y te regala esta moneda de oro para que te compre una muñeca, que no será nunca tan linda como tú.

                Un minuto después el caballo alazán y el jinete de gallarda figura se perdían entre los árboles del bosque de Encinares.



NARCISO DÍAZ DE ESCOVAR


DIBUJO DE MÁXIMO  RAMOS


PUBLICADO EN BLANCO Y NEGRO, 21 DE OCTUBRE DE 1928.



domingo, 24 de junio de 2018

"Antes está el Hospital de la Sangre que el Hospital de la Caridad"

Última fotografía del concierto de Canticorum
Los artistas con familiares y amigos



Por Esperanza Cabello

Con este refrán antiguo "Antes está el Hospital de la Sangre que el Hospital de la Caridad",  nos despedía el viernes nuestra compañera Eulalia, la de Villaluenga, cuando le explicábamos que iríamos al concierto de Canticorum (con nuestro hermano y nuestra cuñada como artistas) y que no podríamos ir a la graduación de los Ciclos en Las Cumbres ni a la entrega de premios del Certamen de Dibujo y Pintura.
Es un refrán que no conocíamos, y que Eulalia nos explicó que había oído toda su vida de su madre. Realmente es un refrán curioso, que lógicamente significa que antes está la familia que cualquier otra cosa, y del que nos hemos vuelto a acordar al ver esta fotografía en la que los hermanos Cabello Izquierdo nos apiñamos junto a Manolo, cuyo Grupo Coral Polifónico daba su primer concierto el viernes.
Y es que, aunque Manolo lleva en el mundo de la música desde que era pequeño en los coros escolares, este debut de Canticorum era muy importante para él y para todo el grupo, y estaban expectantes con el resultado.
Así que, como nos han enseñado en nuestra casa, la familia está ahí la primera, de super fan número uno, y no nos ciega al pasión de hermanos, sino que son geniales.

Y ahora a otra cosa ¿Qué es eso de Hospital de Sangre y de Hospital de Caridad?
Un hospital, en origen, era un lugar destinado a socorrer a los pobres, medigos y pasajeros, tal como se lee en el 

"Diccionario de la lengua castellana: en que se explica el verdadero sentido de las voces, su naturaleza y calidad, con las phrases o modos de hablar, los proverbios o refranes, y otras cosas convenientes al uso de la lengua dedicado al rey Nuestro Señor don Phelipe V. (que Dios guarde)a cuyas expensas reales se hace esta obra. Compuesto por la Real Academia Española. Tomo IV  que contiene las letras G.H.I.J.K.L.M.N. con privilegio" de 1734


 

 

HOSPITAL: La casa donde se reciben los pobres enfermos, pasajeros y peregrinos que se curan de las enfermedades  que padecen, asistiéndolos a expensas de las rentas que tiene el hospital, u de las limosnas que recogen. Unos son generales para todas enfermedades, y otros para solo algunas que están señaladas. "... Y los que verdaderamente pareciere que son pobres y enfermos, sean curados en los hospitales.

HOSPITAL: Se llama también la casa que solo sirve para recoger de noche a cubierto los pobres.


De estas definiciones se deduce que un hospital estaba relacionado con la hospitalidad en origen. Nunca habíamos reparado en el origen común de estas palabras.

Pero llega un momento en el que se hace necesario, durante las batallas y combates, tener un lugar en el que curar y cuidar a los heridos en el campo de batalla, y ahí llegan los Hospitales de Sangre. En España comenzaron durante las Guerras de la Reconquista, y hemos podido saber (en este  enlace) que la reina Isabel La Católica, muy preocupada por la higiene y la salud, fundó varios hospitales de Sangre en Andalucía durante la Reconquista, el primero fue el de Alhama de Granada.

Para la fundación de un hospital era necesaria una bula papal, bulas que fueron concedidas para los hospitales que iban fundando los Reyes Católicos, algunos de los cuales han continuado hasta nuestros días, unos se llaman "Hospital Real", otros "Hospital de la Reina" y otros "Hospital de Caridad.

Así que tenemos por un lado los Hospitales de Sangre, para atender a los heridos en los conflictos bélicos; y los Hospitales de los Pobres, para atender a los pobres y mendigos enfermos. Estos segundos serían los Hospitales de Caridad, muchos de ellos atendidos por religiosas.

En Ubrique tuvimos dos Hospitales de los Pobres, el primero en la calle Cantarranas, era un hospital atendido en el siglo XVIII por las Hermanas de Madre de Dios de Ronda (en este enlace)  y el segundo en la ermita de San Pedro, que fue fundado en 1801 como ermita y hospital al mismo tiempo, por don Pedro Romero y Montero para seis enfermos (en este enlace).

Por todo esto hemos descubierto que, yendo antes al "Hospital de la Sangre", hemos llegado al "Hospital de la Caridad", puesto que nuestro hermano actuaba, precisamente, en el antiguo hospital para pobres de Ubrique.

Y hasta aquí las reflexiones sobre la familia, los refranes antiguos, los hospitales ubriqueños y la fotografía en la que estamos muchos de los asistentes al concierto de Canticorum, que una amiga me preguntaba por ella. 💜💜



.

viernes, 22 de junio de 2018

Impresionante concierto de Canticorum

 Algunos de los componentes de Canticorum durante su concierto en la ermita de San Pedro


Por Esperanza Cabello

Esta noche ha tenido lugar, a las nueve de la noche y en la ermita de San Pedro, el primer concierto oficial de Grupo Polifónico Canticorum.
¿Cómo se podría explicar la emoción de oírlos cantar? ¿Cómo transmitir las emociones con la música y las palabras, con el ritmo y el entendimiento de todos los componentes de esta nueva coral?
¿Cómo explicar el apoyo de amigos, familiares, autoridades, hermandades, asociaciones e incluso antiguos directores y antiguos compañeros?
¿Cómo definir esa alegría de los abanicos o esa complicidad de los "te quiero", o esa guitarra alucinante, o la voz de Muriel grave y profunda, o los bajos de nuestro hermano, o los solos de los componentes del grupo, tan acompasados y tan bien llevados?
¿Cómo hacer llegar a todo el mundo la alegría de ver a unos amigos cantando de forma distendida, sin pretensiones, con pasión y felicidad?
¿Cómo  decirles que hemos visto guiños, complicidad, sonrisas, alegría y unos poquitos de nervios?
¿Cómo podríamos expresar la admiración por el trabajo tan bien hecho y la emoción de ver a todo el público de pie aplaudiendo a rabiar y eligiendo bises?

Pues no se nos ocurre otra forma que plasmar este primer concierto de Canticorum (gracias por el bis) en estas veinte fotografías que por sí solas cuentan la profunda emoción de la música
¡Enhorabuena a todos!





























miércoles, 20 de junio de 2018

Isabelita, guapísima

Isabel Álvarez Janeiro en la feria de Ubrique
1935


Por Esperanza Cabello

Hoy sería el cumpleaños de nuestra tía Isabel Álvarez. Hemos estado todo el día acordándonos de ella y, ahora como siempre, con una sonrisa.
Es un lujo haber compartido tantos momentos con una persona tan entrañable, tan buena, tan alegre y tan versátil.
Moderna, valiente, independiente, espectacular en todos los sentidos. Pero, por encima de todo, derramando y repartiendo alegría, felicidad y amor.
Los muñecos, las historias, los disfraces, su familia, sus recuerdos... Todo fue un ejemplo de cómo una persona puede ser formidable, tenga los años que tenga.
Y aunque la echamos de menos tanto, lo hacemos con una sonrisa y todo el cariño del mundo.
¡Felicidades, tita Isabelita!


.

lunes, 18 de junio de 2018

Inauguración de la Escalera dedicada a Juan Pablo y Laura


Placa descubierta esta mañana en honor a los dos chicos ubriqueños
Gentileza de Radio Comarca


Por Esperanza Cabello


Hoy ha sido un día muy emocionante en Las Cumbres. Después de muchas semanas de preparativos y de muchas idas y venidas, hemos hecho un pequeño homenaje a Juan Pablo y Laura Márquez Fabero, los dos jóvenes asesinados por su  padre en 2014.
Nos ha casi desbordado la buenas disposición de todo el mundo. Queríamos que todo el centro participara, porque este trágico episodio no debería repetirse nunca, y porque queremos que su memoria se perpetúe.
En este precioso montaje de Todoves (pinchando en este enlace) podemos ver un poco de toda la emoción contenida en nuestro instituto esta mañana. (Hemos utilizado algunos de sus fotogramas para la entrada). Gracias.
Habíamos invitado, por supuesto, a los familiares de Juan Pablo y Laura, a su primo y a sus tíos José, Cristina y Diógenes; también a nuestra representante municipal, Isabel Gómez, pues sabemos que está personalmente muy afectada  implicada en esta tragedia, y a la concejala de Cultura, Isabel María Bazán, como representante de todos los centros de enseñanza del pueblo.
Los miembros de la directiva de la AMPA, en representación de todos los padres y madres, también los profesores y por supuesto a los alumnos.
Todo estaba preparado para el momento. Debemos agradecer a Javier  y a Pepi que todo haya estado a punto. También a Martel que preparara las rosas más preciosas que fueron entregadas a los familiares por Elena, Nuria, Natalia y Miguel, en representación de todos los alumnos y alumnas.

En la página de Radio Ubrique (en este enlace) podemos también leer la noticia.
Después de las palabras de bienvenida del Director, Antonio Macías; Cristina, la tía de Juan Pablo y Laura, leyó un emotivo mensaje a los presentes, la alcaldesa de Ubrique tuvo un pequeño recuerdo para los niños y las componentes del Departamento de Francés agradecieron a todos su colaboración y su participación.

Lo más impresionante de todo ha sido ver la emoción de todos los presentes, niños y mayores. Hemos visto lágrimas en los ojos, palabras entrecortadas y mucha empatía.


Gracias a todos, y enhorabuena al grupo de Primero de Arte y a su profesora Carmen García por haber hecho posible este homenaje.

 



jueves, 14 de junio de 2018

Las Cumbres honra la memoria de Juan Pablo y Laura Márquez Fabero

La Escalera de la Vida: Dedicada a Juan Pablo y Laura

La escalera de la vida, trabajo de los alumnos y alumnas de francés de Primero de Arte
con su profesora Carmen García Amodeo


Por Esperanza Cabello

Hace ya mucho tiempo que uno de los peores crímenes del mundo sucedió en nuestro pueblo. Dos niños fueron asesinados por su padre en una desgraciada noche dentro del hogar familiar: Juan Pablo y Laura Márquez Fabero. 
Juan Pablo fue muy brevemente alumno del Instituto de Las Cumbres, y los miembros de la Comunidad Educativa, a propuesta del Departamento de Francés, han decidido dedicar un rinconcito muy especial, una "escalera de la vida" a los dos hermanos.
Esto es lo que podemos leer en el blog de la Biblioteca de Las Cumbres:

Durante los últimos meses los alumnos y alumnas de francés de primero de Arte: Israel, Bechari, Juan, Ricardo, Alfredo, Jorge, Adrián, Andrea, Nerea, Angela, Paloma y Carmen han estado trabajando con su profesora Carmen García Amodeo en esta escalera motivadora, siguiendo el modelo de un colegio canadiense y en coordinación con las otras profesoras de francés

Lo más llamativo de este trabajo es que desde el Departamento de Francés, de acuerdo con los artífices del diseño, hemos propuesto que esta "Escalera de la Vida" se dedique para siempre al recuerdo emocionado de Juan Pablo y Laura Márquez Fabero, los chicos ubriqueños que fueron vilmente asesinados por su padre. Y esta propuesta ha sido acogida con cariño y con la más absoluta disposición por nuestro Equipo Directivo y por nuestros compañeros.

Juan Pablo recorrió nuestros pasillos y subió estas escaleras, y para todos los que formamamos este centro  sería un honor que este rinconcito de Las Cumbres, tan cercano al aula de Artes a la que Juan Pablo venía muy frecuentemente con sus amigos estuviera dedicado a su memoria.

El próximo lunes, dieciocho de junio, a las doce del mediodía, haremos la inauguración oficial de esta Escalera de la Vida dedicada a la memoria de Juan Pablo y Laura. 

Están todos invitados.




lunes, 11 de junio de 2018

Cerveza artesanal "La Cruz del Tajo"

Manolo Castro con su cerveza artesanal Cruz del Tajo



Por Esperanza Cabello

Nuestro compañero Manuel Castro nos ha asombrado a todos con esta increíble experiencia. Hoy hemos visto, por fin, su cerveza artesanal Cruz del Tajo.
Desde la gaseosa  "La Ubriqueña" no habíamos visto ninguna bebida fabricada en Ubrique.
Se trata de una iniciativa puntual, de un experimento para los estudios de su hijo Juan Manuel, que ha estudiado Biotecnología.
Como parte de su formación tenía que preparar un trabajo de investigación y decidió, con su padre, fabricar cerveza artesanal.
Mezclando diferentes tipos de malta y teniendo mucho cuidado con el lúpulo, Manuel y Juan Manuel comprobaron que el agua de los Nueve Caños es la mejor agua que se puede utilizar para fabricar un poco de cerveza artesana.
Siguieron todo el proceso de forma artesanal, utilizaron botellas de vidrio reciclable para envasarla y fabricaron una etiqueta con diseño de nuestro compañero José Antonio Martel.
El resultado: unos cuantos botellines de una estupenda cerveza que, lástima, no se comercializa ni se fabrica más (al menos por el momento).
Desde luego, ideas ubriqueñas no faltan.
¡Enhorabuena, amigos!




sábado, 9 de junio de 2018

Un gran futuro para el Medio Ambiente

El premio especial del jurado para el trabajo de los alumnos de Quinto del Ramón Crossa
Fotografía gentileza de su profesor, José Antonio Orellana Santos


Por Esperanza Cabello

Esta semana hemos tenido la fortuna de haber participado, junto a una decena de personas, técnicos de medio ambiente y representantes de colectivos y partidos, en el jurado para seleccionar entre los trabajos que los escolares ubriqueños han presentado al XVII Concurso de Trabajos Escolares con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente.
Se han presentado una veintena de trabajos en tres categorías según la edad y el curso de los participantes. Estos trabajos son realmente singulares y en ocasiones hemos tenido muchas dudas, pues queríamos premiarlos a todos. Había varios trabajos, además de los premiados, que destacaban por su originalidad y su minuciosidad.

Pero las votaciones son las votaciones y fueron seleccionados  el trabajo de Infantil de 4 años del Colegio Reina Sofía en la categoría A; el de Segundo de Primaria del Colegio Ramón Crossa en la categoría B y en la categoría C el de los alumnos y alumnas de 5º A de primaria también del Colegio Ramón Crossa.

Entre los premiados seleccionamos uno un poco más especial, que recibiría el premio especial del jurado, consistente en un día en el Aula de la Naturaleza del Higuerón de Tavizna.
Realmente original, es la historia de su huerto escolar, llevan trabajando mucho tiempo en el proyecto, y hemos encontrado, sembrados en estos tiestos tan originales, lechugas, pimientos, tomates y hasta fresas. En este enlace podemos ver todas las fotografías de los protagonistas. ¡Habéis hecho un gran trabajo, chicos! ¡Felicidades a todos!

Pero todos los trabajos son realmente buenos, y para nosotros es un lujo que los escolares ubriqueños y sus maestros trabajen desde el primer momento el respeto al Medio Ambiente. El futuro de todos está en sus manos.
¡Enhorabuena!





















.