miércoles, 30 de julio de 2014

Eduardo Janeiro Esquinas




Por Esperanza Cabello


Es una de las más duras noticias que podíamos conocer, la muerte de Eduardo Janeiro.
Desde la primavera pasada estaba enfermo, pero lo que al principio parecía no tener tanta gravedad ha ido agravándose hasta este fatal desenlace.
Y eso nos hace darnos cuenta de lo vulnerables que somos, de lo poco que importa que seamos jóvenes o mayores, que vivamos una vida intensa o refugiados en nuestras burbujas.
Eduardo era vivo, alegre, activo, espontáneo, genial.
Durante muchos años de infancia y juventud compartimos pillerías y travesuras, él era el hijo pequeño de nuestros tíos Eduardo y Margarita, y vivía un poco más arriba de nuestra casa, por lo que las ocasiones de juegos y carreras eran muy habituales.
Después nos hicimos "mayores", y juntos íbamos en las ferias a los bailes del Jardín con aquellas orquestas (Los cisnes azules) que tocaban precisamente lo que queríamos oír.
Más tarde vinieron los estudios, ambos hicimos filología, pero ya nuestras vidas siguieron caminos separados.
Al volver a contactar con él, ahora por internet, supimos que se había casado con Marisa de Casa, que tenían un hijo, Eduardo, un nuevo Eduardo Janeiro; que estaba enamoradísimo de su mujer y orgullosísimo de su familia, y que seguía siendo, en esencia, el mismo joven adorable y admirable que conocimos.
Y cuando el jueves pasado conocimos la horrible noticia nos quedamos desolados, no nos lo podíamos creer. Eduardo había fallecido, y fue incinerado en Fuengirola el pasado viernes.
Nuestro amigo Juan Ramírez escribió unas palabras muy sentidas, que todos podemos repetir:

 "Cuánto lo siento, cuánto me duele a mí también. El destino de algunas estrellas es ser fugaces, pero siempre, dejan detrás de ellas una gran estela. Eduardito te quiero. Pepita, Ana Mari, Margari, no tengo palabras que os puedan reconfortar. Quisiera que sintáis el calor de mi abrazo. Hoy se ha ido un hermano, hoy se ha desgarrado un inmenso jirón de mi infancia".


Queremos mandar un gran abrazo a su familia, a sus hermanas, a su mujer, a su hijo, a sus sobrinos y a todos los que tanto lo querían, durante toda la semana solo hemos visto muestras de afecto y de desolación por parte de todos.

Descansa en paz, querido Eduardo, la misa por el eterno descanso de su alma tendrá lugar en Ubrique mañana, jueves, 31 de julio, a las ocho de la tarde en el Convento de Capuchinos.


.

martes, 29 de julio de 2014

Cómo se desmota la lana

 Lana de oveja lista para desmotar
Debajo, una manta de lana del batán de nuestra bisabuela



Por Esperanza Cabello


Cada verano llega el momento de desmotar colchones y almohadas... o al menos llegaba, hace cincuenta años. Actualmente dudamos que sigan existiendo muchos colchones de lana, poco a poco han ido dando paso a colchones modernos, más cómodos y que dan menos trabajo.
Pero nosotros conservamos y renovamos las almohadas de lana, desde siempre. Nos parecen más cómodas, más frescas y más adaptables
Los últimos colchones de lana que conocemos estaban en la casa de nuestra tía Teresita, en el "soberao", y siempre nos dejaba que cogiéramos un poco de lana para ir renovando nuestras almohadas.
Y cada verano, como hace cincuenta años, lavamos y desmotamos la lana.



 La lana desmotada y la lana abatanada

 Con el uso y el paso del tiempo, la lana, que en origen es esponjosa y suave, se abatana y se apelmaza, por eso hay que desmotarla.
Cada vez que abrimos las almohadas para lavarlas nos acordamos de nuestra bisabuela Antonia. En primer lugar porque desde los diez años trabajó en el batán de su padre (en este enlace podemos leer la historia), y además porque la recordamos en la azotea de nuestros abuelos, sentada en una sillita baja, junto a un montón de lana abatanada desmotándola.
Con una paciencia infinita nuestra bisabuela cogía uno a uno los mechones de lana y los separaba, quitándoles las pelusas, las semillitas, los trocitos de hojas, las hebritas de hilo y todos los trocitos minúsculos de cosas que no eran lana.

Cuando pasábamos corriendo y jugando nos llamaba: "Ven un ratito a ayudarme", y nos sentábamos un rato a intentar separar las fibras de lana. Apenas habíamos desmotado uno o dos montoncitos, nos aburríamos y seguíamos jugando, mientras ella continuaba, paciente, la labor.
Y eso que nuestra bisabuela no se caracterizaba precisamente por la paciencia, pero la recordamos dedicada a ella, y también, a su lado, su inseparable Rosario.

Ya hemos perdido casi todo el vocabulario relacionado con la lana y con su cuidado, apenas nos queda lo imprescindible: esquilar, desmotar, abatanar, enfurtir... También sabemos que un vellón (o tusón) de lana es toda la lana de una oveja cuando se esquila; un mechón es cada uno de los trocitos de lana, y las hebras son los mechones, ya hilados, que sirven para tejer o coser.



Desmotando la lana, hay que separar las fibras y quitar las partículas extrañas


Ahora es un lujo poder lavar y desmotar cada año la misma lana que guardamos celosamente. En verano los días son largos, la lana seca bien y colocamos nuestro montoncito de lana de las almohadas (muchísimo más pequeño que el de los colchones de nuestra bisabuela) sobre una de sus mantas, de las mantas fabricadas en el batán hace tantos años.
Con paciencia infinita vamos separando los mechones y las hebritas de lana, y entre las charlas de la sobremesa vamos viendo cómo el montón de lana abatanada se hace cada vez más pequeño, mientras que la lana esponjosa y suave va acomodándose en las fundas para servir de almohada un año más.
¡Quién sabe! Quizás algún día nuestros bisnietos se pregunten qué es la lana.

.

domingo, 27 de julio de 2014

La boda de Paco y Fernanda

Precioso cuadro de punto de cruz realizado con todo cariño para la ocasión



Por Esperanza Cabello
Fotografías de Julia, Fran, María, Luis, Esperanza, Julia, Eduardo, Manolo... y unos cuantos más



El viernes, 25 de julio, tuvo lugar un acontecimiento muy esperado en la familia: nuestro primo Paco se casaba felizmente con Fernanda Raspanti, una joven argentina que ha llegado a su vida dispuesta a hacerlo muy feliz.
Paco y Fernanda han preparado su boda en Ubrique, lugar de nacimiento del novio, con mucha ilusión. La casualidad ha querido que la novia fuera originaria de la localidad argentina Remedios de Escalada, junto a Buenos Aires, y la patrona de su pueblo es también Nuestra Señora de los Remedios, así que elegir la ermita del convento de capuchinos de Ubrique ha sido algo más que casualidad.


 El novio y la madrina, su hermana Ana María, a la llegada al templo


Como es habitual, hace muchos meses que  la familia está organizando todos los preparativos, y a nosotros nos hizo especial ilusión sentir la felicidad y la alegría de la pareja cuando vinieron a invitarnos. Paco quería contagiar su felicidad a todos, quería que nos sintiéramos bien, quería que todos lo celebráramos y hacer "un gran fiestorro".
Y así ha sido. La tarde comenzó con muchos nervios y últimos detalles. El novio llegó puntual a la cita acompañado por su hermana y madrina (guapísimos y muy sonrientes los dos). Nos llamó la atención la flor de su solapa: de algodón. Después veríamos que el ramo de la novia también estaba hecho con flores y algodón.


Novio y madrina ante el altar, esperando felices a la novia.
Ana estaba espectacular y preciosa



Toda la familia del novio estaba ya esperando en el interior del convento, sus sobrinos Luz María y Jacob iban a hacer las lecturas, Natalia Raspanti cantaría para los novios y todo el templo estaba decorado con flores y velas.
Poco a poco los invitados se fueron colocando mientras esperaban a la novia.

La novia y su padrino, su querido hermano, a la llegada al templo


La novia llegó del brazo de su padrino y hermano, visiblemente emocionada y feliz. Son momentos muy emotivos e inolvidables, y precisamente en esos instantes recordamos a nuestros seres queridos, evocamos los lugares, las personas, los acontecimientos de toda una vida...
De todas formas la magia de esos minutos envuelve a todos y la celebración se convierte en festejo en todos los casos, y esta boda ha sido una verdadera celebración.


La llegada llena de ilusión al altar. Toda la familia esperaba emocionada



Momentos de emoción y felicidad



Por fin, los anillos



El momento de las firmas. Ya son marido y mujer

Durante todo el tiempo hubo muchísimos detalles que nos hicieron pensar en el cariño y en el mimo con el que han sido pensados: el cuadrito de punto de cruz anunciando al boda (es la primera fotografía de la entrada); los abanicos para el calor; la música -fabulosa- de Puccini, Grieg, Schubert, Piazzola, Haendel; el Ave María que cantó Natalia, la hermana de la novia, dejándonos embobados a todos; los cartuchos de arroz envueltos en partitutras; los pajaritos de papel; los bastidores con los números de las mesas; los carteles y las explicaciones; los regalitos...



Comienza el reportaje de bodas
(Esperamos poder añadir algunas fotos)


A la salida del templo, y tras la lluvia de arroz (nos encantará ver esas fotos), hubo momentos muy emotivos. Las dos familias felicitaban a los recién casados y comenzaron los saludos. Personalmente, fue uno de los mejores momentos: poder ver y saludar a los primos y a los tíos, reunirnos con los amigos, reirnos, comentar, hacernos fotos.
Una de las mejores cosas de las bodas familiares es que conoces a casi todos los invitados y da mucha alegría poder saludarlos.
Lamentablemente el mismo día de la celebración había tenido lugar el entierro de Eduardo Janeiro Esquinas, primo hermano de nuestro padre, y todos estábamos consternados con esta terrible noticia. Muchos de los asistentes habíamos sido compañeros de juegos de la infancia y de la juventud de Eduardo, y su recuerdo estuvo con nosotros todo el tiempo.



Los hermanos Cabello, emocionados y felices, recordando en todo momento a los que no están

También estuvieron en el recuerdo de todos Manolo, Julia, Joaquina, Antonio, Manuel Heliodoro y  Pepe, sobre todo cuando, como en todas las celebraciones, se reunieron los hermanos y los cuñados para las fotos de rigor. 
Pero era día de celebración, y teníamos la seguridad de que para ellos también habría sido motivo de celebración ver a Paco y a Fer tan felices.



Toda la familia se arremolina alrededor de los recién casados para las fotografías



Finalmente, como somos tantos, Luis va haciendo las fotos pacientemente



Nuestro tío Pepe, rodeado por algunas admiradoras



Los primos se reúnen en el atrio de la iglesia

Entre los momentos de alegría, ver a nuestros primos y a nuestros tíos tan bien dispuestos, tan guapos y tan elegantes. Somos unos privilegiados por tener esta gran familia y por ser de una rama "familiera" y divertida.


Llegando al Cortijo barranco, Ana María y Remedios se disponen a festejar el evento

El banquete de bodas era en el Cortijo barranco, en Arcos. Es un magnífico cortijo reconvertido en alojamiento rural, profusamente decorado con detalles antiguos y en el que no faltaban los objetos de hierro típicos de las tareas agrícolas ni magníficos detalles de piedra, barro y mármol.
Los detalles siguieron toda la noche, y no faltó la música, la comida y la bebida en ningún momento.


Los tres hermanos Cabello elegantes y felices



Toda una vida juntos, son personas extraordinarias.

En el patio interior del cortijo nos reunimos todos los invitados esperando a los novios, que no se hicieron esperar. Después del reportaje fotográfico que se hicieron en varios lugares de Ubrique llegaron al cortijo, dispuestos a celebrar su felicidad con todos nosotros.



Fer, muy emocionada, recibe los parabienes de toda la familia


Pasados ya los primeros momentos de nervios y de ajetreo, Fer y Paco recibieron las felicitaciones y los regalos de la familia. Los veíamos felices y contentos, satisfechos de haber reunido a sus familias y tranquilos de ver que todo iba  bien.


Los novios leen las felicitaciones de sus familiares


Juntos leyeron los mensajes de felicitación y recibieron algunos regalos, entre ellos había uno pensado expresamente para ellos: Paco nació  en la plaza de la Verdura de Ubrique, y  es uno de los pocos ubriqueños vivos que han nacido en este lugar tan emblemático de nuestro pueblo.
Así que habíamos elegido una antigua imagen de la plaza y nuestro amigo José Antonio Martel había plasmado esa imagen en un lienzo  para la pareja. 
Los detalles continuaron durante toda la noche.


Un regalo muy especial: la Plaza de la Verdura en los años sesenta.
Paco es uno de los pocos ubriqueños vivos nacidos en la Plaza de la Verdura



Paco y Fer con los hermanos Cabello Izquierdo


También llegó el momento de las fotos con los novios, esperamos ver el reportaje completo, pero mientras nos tendremos que conformar con las fotografías que unos y otros fuimos haciendo de los momentos más destacados de la noche.
Después: el banquete. Parrilla argentina, en honor a la novia y a sus orígenes.
Nosotros tuvimos la suerte de compartir mesa y vecinos con primos y hermanos, y nos reimos tanto con las ocurrencias de unos y de otros que nos acordamos de nuestra infancia, cuando no podíamos parar de reir .



En pleno banquete: los novios van a cortar la tarta nupcial mientras que Remedios y Carmen 
se protegen del frío con unos "pañuelos" muy originales


Cuando pensamos en una boda a finales de julio en Andalucía seguro que se nos pasan por la mente imágenes de mucho calor, pero la verdad es que fue todo lo contrario, estuvimos muy fresquitos, demasiado, quizás. Para algunos era una temperatura ideal, pero para otras la temperatura iba bajando tanto qu etuvieron que echar mano de algunos "trucos" caseros. Fue muy divertido ver a nuestras tías utilizando con mucho estilo las servilletas para protegerse el cuello. 
Y más divertido aún fue ver cómo algunas de las invitadas improvisaban unos estupendos chales...


Las invitadas comparten el modelo de "chal" muy gustosas

...para protegerse del frío. Las fundas de las sillas sirvieron estupendamente para este cometido, pero también algún que otro mantel fue utilizado con este fin.
Pero como el cortijo es un lugar con muchos recursos, decidimos continuar con la fiesta en uno de los patios, resguardados, y allí comenzó, para alegría de todos uno de los momentos más divertidos de la noche.

El carnaval carioca, según los gustos de la novia: lo más divertido

De pronto Fer apareció con bolsas de fiesta: íbamos a hacer un guiño al carnaval carioca. Gorros, antifaces, trompetas, labios, chicharras, bongos, maracas, pitos, anillos luminosos, gafas brillantes... Mayores y pequeños empezaron a bailar, a cantar y a celebrar felizmente el acontecimiento.
 


Baile, banquete y carnaval: unimos fiestas y tradiciones
Nuestros dos primos pequeños, de lujo


Todos los invitados disfrutamos de lo lindo con el "fiestorro", según expreso deseo de los novios


Y aquí termina la crónica de esta boda tan especial y tan divertida. Quisiéramos agradecer a Fer y a Paco que nos hayan invitado a compartir estos momentos inolvidables y que nos hayan permitido disfrutar de su compañía y de la de toda nuestra familia.
También queremos desearles toda la felicidad del mundo, y esperar que la vida les sonría constantemente. Y, como diría Manuel...


¡Que vivan los novios!


.

lunes, 21 de julio de 2014

La coral Ocurris Populi triunfa en la representación de "El fantasma de la ópera"

Miembros de la coral ante el cartel anunciador


Por Esperanza Cabello

Nuestra coral renovada está teniendo un especial despegue y consiguiendo una serie de triunfos que los identifican como verdaderos músicos de reconocido talento.
Además de las actividades que han realizado todo el año dentro del programa de la escuela municipal de música, este fin de semana ha tenido lugar el colofón  de todos sus esfuerzos.
Fueron invitados a participar, como invitados especiales, en las primeras representaciones de dos galas de "El fantasma de la Ópera", musical basado en la obra de Gaston Leroux, que ha cosachado un éxito notable a lo largo de todo este tiempo.
Como no pudimos asistir a la representación en vivo, no tenemos más remedio que enlazar con la crónica que nuestro hermano Manolo ha publicado en "Ubrique en Verde", pinchando en este enlace podrán ustedes conocer, de primera mano, esta experiencia extraordinaria.

¡Enhorabuena a todos los componentes de la Coral Ocurris Populi!


.


.

miércoles, 16 de julio de 2014

¡Felicidades, tita Carmen!

 Carmen Sánchez Rubio
Septiembre de 1956

 Por Esperanza Cabello

Hoy es uno de los días más festivos del verano, para los marineros... y para nuestra familia. Hoy es Nuestra Señora del Carmen, y desde siempre ha sido un día de felicitaciones y de festejos.
Hay algunas Carmen en la familia: nuestras primas, nuestras tías, nuestra ahijada... También tenemos  muchas amigas que se llaman Carmen. A todas ellas les enviamos nuestra felicitación desde aquí y les deseamos toda la felicidad del mundo.
Pero hoy precisamente queremos detenernos en una persona muy especial. Sabemos que a ella no le gustan mucho estos medios, y que prefiere las celebraciones en la tranquilidad de su hogar, pero nos gustaría pararnos y desearle toda la felicidad del mundo.
Nuestra tía Carmen es uno de los pilares de la familia. Desde siempre ha sido más una hermana de nuestra madre y es, por supuesto, un referente para todos nosotros.


 Tita Carmen con bisabuelo Francisco el día de su boda

Cuando empezó a formar parte de nuestra familia era una chiquilla, y muy pronto se ganó el afecto, el cariño y la admiración de todos, mayores y pequeños.
Nuestra tía Carmen es una mujer fuerte, emprendedora, decidida, una señora donde las haya; y todos en la familia la queremos con locura. Sus cuatro hijos siempre arremolinados a su alrededor, con sus nietos que la adoran y están siempre pendientes de ella. 
También se ha convertido en la compañía agradable y en la compañera serena para sus sobrinos,que buscamos en ella el sabio consejo y los buenísimos ratos de charla para los que siempre está dispuesta con una sonrisa.
Por todo ello que remos felicitarla de una forma muy especial, y esperamos que nos permita sacar a la luz estas dos fotografías de su boda, en las que está tan guapísima y tan elegante como siempre.

¡Muchísimas felicidades, tita!


.

La Guindaleta

 La Guindaleta, años 50 lienzo de Rodríguez Cabas
Gentileza de Joaquín Calandria



Por Esperanza Cabello

Cuando repasamos el callejero de Ubrique vemos que hay nombres preciosos, sonoros, musicales, divertidos, exóticos, auténticos... y de mil tipos.
La calle Guindaleta es un ejemplo,  además de un rincón precioso es una calle con un nombre sonoro y musical, muy nuestro, y siempre habíamos pensado que haría referencia al verbo guindar (colgar), sin pensar en absoluto que se trataba de un nombre muy antiguo y muy especial.
de 1739, hemos encontrado el antiguo significado de esta bonita palabra:


Guindaleta: Especie de marona no muy gruesa, que sirve para subir los materiales a lo alto de los edificios, para amarrar y detener a los animales de mucha fuerza, y para otros usos. Covarrubias dice que se llamó así quasi "quindaleta", por estar tejida de cinco ramales. Latín Retinacula. Funis quintuplex.
SIGUENZA (Historia, parte 3, libro 4, disc 21).
El cáñamo para las maromas, guindaletas y otras jarcias, es también increíble suma.
HERRERA (Historia, Indice, Década, 3. Libro 9, capítulo 5) Llevándola bien amarrada, con las guindaletas y otros cabos delgados.


La Guindaleta, ya con su cruz, a finales de los sesenta

Ya solo nos queda por saber desde cuándo este precioso rincón ubriqueño tiene esta denominación, y si se llama así porque se tejían cuerdas y maromas en este lugar. No nos extrañaría en absoluto, puesto que en Ubrique se han fabricado cuerdas de pita desde siempre, y esa materia prima está en nuestra sierra desde hace tanto tiempo que ya nadie diría que la pita es una planta invasora.
Quizás el nombre de "La Guindaleta" (gruesa cuerda fabricada con cinco ramales) se deba a otras causas, no lo sabemos, ojalá encontremos la auténtica razón del nombre, como cuando encontramos el origen de la calle Nevada (en este enlace), mientras, seguiremos disfrutando de la sonoridad del nombre y de la belleza de este precioso rincón ubriqueño.


.

lunes, 14 de julio de 2014

Carta abierta

Toro de lidia en libertad
Gentileza de "Por tu cara bonita"


Por Esperanza Cabello

Cuando explico a mis alumnos que mi mayor aspiración es que al salir del instituto tanto sus padres como nosotros podamos estar orgullosos de ellos como personas, resumo en una sola frase qué es la educación para mi.
Y hace muchos años que estoy muy orgullosa de ser maestra en mi pueblo y, por supuesto, que estoy muy orgullosa de mis alumnos.
Ahora me he dado cuenta de que necesito algo más, una herramienta que me ayude a hacer entender a un grupo de adultos que la mejor manera de promocionar un pueblo no es añadiendo una fiesta sangrienta a nuestras fiestas populares.
Necesito volver a estar orgullosa de mi pueblo, no decepcionada ni indignada ni avergonzada con el curso de los acontecimientos.
Necesito borrar los sambenitos: los antiguos, que ya estaban casi borrados (¡Cuánto ha costado que los medios de comunicación no se burlasen más de nosotros!) y el que quieren crear ahora. No puedo soportar que gracias al chiste fácil hayamos dado la oportunidad de que nos satiricen.

Quiero que alguien respete los sentimientos y la opinión de tantos ubriqueños que damos la cara y trabajamos a diario por estar orgullosos de nuestro pueblo y que no queremos, de ninguna manera, que haya sueltas de toros de lidia por nuestras calles. Éramos el modelo más civilizado de la sierra, no maltratábamos a los animales en nuestras calles, nos sentíamos orgullosos de nuestra modernidad. ¿Por qué ese paso atrás?
Quiero que mi pueblo no esté dividido y dañado, que reparen esta brecha abierta que cada vez duele más.
Quiero que alguien sea sensato y rectifique, o que alguien, más sensato que nosotros, nos haga rectificar.
Quiero que alguien retome el camino sano de la cultura, de las buenas tradiciones, de hacer de nuestro pueblo un referente en calidad, en prestigio, en maestría, que sigamos recuperando nuestro patrimonio, que promocionemos un buen turismo, de calidad, que cuidemos y honremos a nuestros mayores, que sigamos ocupándonos de quienes lo necesitan, que sigamos arreglando nuestras calles y buscando trabajo para quien no lo tiene.
Quiero que el nombre de Ubrique brille con luz propia, sin manchas, sin peros, sin retrocesos.
Quiero poder seguir estando orgullosa de mi pueblo.

No perdamos nuestra senda, no nos lo merecemos.


P.S.: Y ahora, aprovechando que afortunadamente vivimos en democracia y podemos apoyar con nuestra firma una petición muy sensata al Delegado del Gobierno, la firmaré como una ubriqueña más. Más información en este enlace.



NOTA del 16 de julio: 
Comencé esta carta haciendo referencia a mis alumnos, y a lo feliz que me siento cuando, al terminar en el instituto, me siento tan orgullosa de ellos.
Hoy uno de mis alumnos, Manuel Janeiro Menacho, ha publicado en su blog un artículo de opinión, de la opinión de un chaval de diecisiete años, que hace que me sienta orgullosa de él de todas las formas posibles. En este enlace podemos leer su opinión.
¡Bravo Manuel! 


lunes, 7 de julio de 2014

La boda de Esther y Pablo

 Esther y Pablo recibidos por una lluvia de arroz y flores


 Por Esperanza Cabello
Fotografías de:
 Agustín Camino
Cristina Gamonoso
Pilar Velázquez 
(et alii)


 Ayer tuvo lugar uno de los momentos más emocionantes y esperados del año: nuestra querida Esther Olmedo se casaba, después de muchos meses de ilusión y de emociones, con su amado Pablo, rodeados de todos los suyos, de amigos, de familiares, de tanta gente que los quiere y que no tenía ninguna intención de perderse esos momentos mágicos.


Los recién casados en la iglesia de Nuestra Señora de la Granada, de Guillena


Nos ha parecido fantástico haber podido asistir a esta boda. No solo  porque se trata de personas muy especiales, sino porque todo el génesis de la misma ha ido tomando forma en nuestro pueblo.
 Y es que Esther es ya toda una ubriqueña, se ha ganado el título a pulso. Hace cinco años que el concurso de traslado de profesores de secundaria nos dio a todos la oportunidad de conocerla y de vivir a su lado muchos momento felices. Durante estos largos años, alejada  de su pueblo, Guillena, y de los suyos, de sus padres, de sus hermanos, de sus sobrinos y de su querido Pablo, no ha perdido ninguna oportunidad de hacerse querer por todos los que la hemos ido conociendo: padres alumnos, compañeros, vecinos. Y aquí se ha ido convirtiendo en una ubriqueña más.
En Ubrique se ha ido fraguando su boda. Ha sido divertido ver cómo desde la distancia iba organizando su nueva casa allí en Guillena, buscando y comprando en Ubrique mil y un detalles, desde los muebles de la cocina hasta el tocado de la madrina, pasando por un precioso ramo de novia diseñado con plumas.


 Un tierno momento de la celebración: cortando la tarta nupcial
Espectacular el traje de la novia ¿verdad?


 La ceremonia tuvo lugar en la parroquia de Guillena, la iglesia de Nuestra Señora de la Granada. Una iglesia chiquita, preciosa y acogedora, que nos recordaba la iglesia de la Patrona de Ronda. Todos los invitados guapos y contentos, una ceremonia sencilla y cercana. Mucha emoción y mucha ternura en todos los gestos, en la música, en las palabras...
El novio llegó a la iglesia muy puntual, aún faltaban quince minutos para las nueve. Elegante, sonriente y del brazo de su madre, la madrina. Todos esperábamos en el interior de la iglesia a  la novia.
Al entrar la novia en el templo, acompañada de su padre, Sebastián, todos enmudecimos de la emoción. Preciosa como siempre, con un vestido espectacular y un montón de sencillos detalles (un precioso abanico, un velo antiguo, un ramo de flores muy original, unos zapatos de vértigo...).
Nos encantó el detalle de las canciones: una chica, acompañada por una guitarra cantó unas preciosas canciones  durante toda la ceremonia.
Todo fue muy emotivo y feliz. Esther ha ido dejando una estela de amistad y de cariño por todas las partes del mundo en las que ha estado. La acompañábamos, además de su familia y sus amigos de toda la vida, los amigos del instituto, los de la facultad, los del  Erasmus, los de Zalamea, su anterior instituto, y los de Ubrique. Es una persona que cuida a sus amistades y se hace querer por todos.


 El ramo de novia, diseñado en Ubrique
Después fue un regalo a su madre, con su mayor agradecimiento



 A la salida del templo, y después de la lluvia de arroz (para desearles prosperidad, según una antigua costumbre oriental  “Que tengáis tanta prosperidad como para poder repartir arroz todos los días de vuestra vida, que os sobre para poder dar a los que no tienen”, reza un proverbio chino), y de una primera sesión de fotos, todos nos fuimos a la celebración en Burguillos, muy cerquita de la iglesia.
Para nosotros no ha sido una celebración más, de hecho, ha sido quizás la más especial de todas. Era un lugar espectacular, fresco y muy cuidado, en el que no faltaba ningún detalle.
Desde los cuatro cortadores de jamón (no en vano es la profesión del novio) que eran un verdadero espectáculo de la profesionalidad y la maestría,  hasta el carro (carro de verdad)  de quesos y frutas tan variado e impresionante que nos dejó a todos boquiabiertos.
La cena, estupenda; los dulces, deliciosos; el baile... divertido y feliz.

Todo cuidado hasta el último detalle. Muchos amigos que no han podido acompañar a Esther en estos momentos nos han pedido que les contemos con detalle cómo fue todo. Pero había tantos que sería casi imposible recordarlos todos.


 Sesión de fotos familiares

 Incluso hemos tenido  que reflexionar para decidir qué fue lo mejor de todo. Y ya lo hemos decidido: lo mejor de todo fueron las personas: esa familia tan encantadora, esa madre, Rosa, y ese padre, Sebastián, que nos han hecho sentirnos como parte de su familia. Esos amigos rodeándolos, mimándolos y apreciándolos. Esos compañeros simpáticos y felices, deseando celebrar la felicidad de nuestra Esther y su amado Pablo.
Solo nos queda una pena, a partir del curso que viene esta ubriqueña de adopción se alejará un poquito de nuestro pueblo, de nuevo el concurso de traslados juega con nosotros.
Pero esa pena se convierte en alegría al saber que ella cuida a sus amigos, y que jamás se va totalmente de ningún sitio, así que estamos convencidos de que volveremos a estar a su lado.




La estrella de la noche

Ya solo nos queda expresar nuestros mejores deseos para los recién casados: "Que seáis muy felices todos los días de vuestra existencia, que siempre tengáis ese poquito de sal para sazonar vuestras vidas y las de los que  os quieren y que nunca cambiéis, sois fabulosos".


¡Enhorabuena! Os queremos


.


 Nota del 10 de julio: Una amiga de Ernestina (la hermana de Pablo) le envió esta preciosa foto de los recién casados; la añadimos a la entrada porque es un fiel reflejo de lo estupendos que se veían los dos.


miércoles, 2 de julio de 2014

Ya llegó el verano

Isabel y Esperanza, Cádiz, verano de 2004


Por Esperanza Cabello

Parecía que este verano no iba a llegar nunca, pero, como todo en la vida, llegó, y con él las vacaciones. Buscando en una caja de fotografías hemos encontrado una foto estupenda, que nos habla de tantos buenísimos momentos del verano en Cádiz. Es en casa de nuestros padrinos, Antonio y Remedios, en la terracita, nuestra madre y nuestra tía Isabel están sentadas tranquilamente disfrutando del verano.
¡Buenos tiempos!
Nos ha dado mucha alegría verlas así de bien, así de guapas y así de entretenidas, y hemos decidido que esta será la imagen perfecta para desearles a todos un feliz verano y unas estupendas vacaciones, si es que las tienen en estos días.
Y nosotros aprovecharemos también para descansar, para mantenernos un poco alejados del bullicio del curso y para organizar los cientos de documentos, escritos y fotos que se nos van acumulando durante el año y que se quedan en un rincón de ordenador esperando su turno.
Lo dicho: ¡Feliz Verano a todos!


.

lunes, 30 de junio de 2014

La primera promoción de artesanos de la piel de Ubrique ya está funcionando

 Los alumnos y alumnas de la primera promoción de la escuela de artesanos de Ubrique
Fotografía de EMPIEL


Del boletín de EMPIEL, martes, 24 de junio de 2014

             La Escuela de Artesanos de la Piel de Ubrique ha comenzado ya el primero de sus cursos, de naturaleza privada, para enseñar el noble oficio de marroquinero. Los/as 15 alumnos/as integrantes de esta primera promoción se formarán durante 8 meses y, tras la finalización del curso, completarán su formación con prácticas profesionales en empresas asociadas de EMPIEL, Asociación de Empresas de Complementos de Moda y Piel, patronal del sector en Andalucía, paso previo a una posible contratación posterior. Asimismo, más de 400 jóvenes aguardan su turno, en una lista de aspirantes que tiene la asociación desde el pasado mes de febrero, a la espera de que se concedan algunos de los cursos, gratuitos, solicitados a diferentes Administraciones. 
                El proyecto de la Escuela, cien por cien ubriqueña, viene a suplir la carencia de un centro de estas características, donde pueda formarse a la futura cantera del sector, y, por lo tanto, es una de las principales apuestas, en materia de responsabilidad social empresarial, que EMPIEL ha acometido en sus más de 35 años de trayectoria. 
              Durante las primeras semanas del curso, la asociación invitará a empresarios/as y a otros distintos colectivos, de diversa índole, a conocer una Escuela que pretendemos se convierta en un referente para Ubrique y su proyección futura. La asociación vuelve a dar las gracias a todas las personas, empresas e instituciones, que han contribuido y lo seguirán haciendo para hacer realidad este ilusionante proyecto.

Si quieres saber más sobre EmpielInforma entra en www.empielinforma.es


           Los alumnos y alumnas de la primera promoción de la escuela de artesanos de Ubrique
    Fotografía de EMPIEL


Esta es una iniciativa extraordinaria, y estamos seguros de que será todo un éxito.  El secretario General de EMPIEL, Juan Enrique Gutiérrez, nos ha estado explicando las grandes expectativas que tienen con este proyecto.
 En Ubrique comenzó un ciclo formativo de diseño en piel en el IES Las Cumbres en los años setenta, y aquellas enseñanzas no continuaron. Eran otros tiempos, y los chavales aprendían directamente en las fábricas. Ahora las exigencias son diferentes, y una formación seria y profesional se hace cada vez más necesaria.
Esperamos que esta promoción pionera sea notoria y consiga todas sus metas.



sábado, 28 de junio de 2014

Concierto de la Coral Polifónica Ocurris Populi




Por Esperanza Cabello


Ayer tuvo lugar el concierto de fin de curso de la coral polifónica de Ubrique, Ocurris Populi, dirigida por don José García Fernández, en la ermita de San Pedro.
Tuvimos la fortuna de asistir a este evento cultural tan especial, y tan único, que dice mucho de nosotros como ubriqueños, como pueblo culto y amante de las tradiciones, porque esta coral, heredera, en cierta forma, de la coral Remedios Pozo, creada por José Sanchez Bazán hace más de veinte años, es, en muchos sentidos, una de las tarjetas de visita de los ubriqueños.
(Ojalá tengamos la fortuna de asistir a eventos de este tipo que nos hagan olvidar que también hay gente en el pueblo que quiere retroceder cien años atrás en el tiempo para maltratar a un toro por nuestras calles).
Poder celebrar un concierto en la ermita ha sido una experiencia extraordinaria, realmente arquitectura y música van de la mano, y la resonancia en el antiguo templo, diseñado por el arquitecto ubriqueño Miguel de Olivares, es sensacional.





La ermita de San Pedro tiene un aforo muy reducido, así que podemos considerarnos privilegiados los que tuvimos la oportunidad de asistir al concierto de fin de curso, porque fue todo un lujo. Un entorno envidiable (nos llamó la atención ver los cuadros de los nuevos reyes en el frontal, eran don Felipe y doña Letizia, y además ella a la izquierda y él a la derecha, habrán cambiado el protocolo), en que que si mirabas hacia arriba veías las estrellas de la bóveda, o hacia el frente los escudos de nuestro pueblo, y podías dejar volar la imaginación, recordando otros tiempos... pensando en el momento en que los franceses quemaron el edificio, o cuando don Pedro Romero fue enterrado justo delante del ábside, o cuando el edificio fue hospital, o cuando se convirtió en escuelas, en biblioteca, en archivo, en escuela de música... Toda la historia de nuestro pueblo.
Y el concierto, una delicia. Comenzó con una canción popular andaluza, el Zorongo (¡Felicidades, Inma!) y continuó con un Nocturno de Lorca,  habaneras, más canciones populares y  hasta un villancico (canción supuestamente "polémica" por el calor que hace para cantar villancicos: también había lugar para las bromas y para las risas).
Durante la actuación tanto el director como los componentes invitaron a todos los interesados e interesadas a formar parte de la gran familia que es la coral. Necesitan voces masculinas, sobre todo, y todas las nuevas aportaciones serán muy bienvenidas.



Después hubo lugar para una muestra de música sacra y una preciosa melodía de Ennio Morricone, compuesta para la película "La Misión", Gabriel's oboe (en este enlace puede oirse).
La última canción (antes del bis y de los aplausos) fue muy emotiva. Todos los componentes de la coral estaban de acuerdo en dedicarla a la madre de José García (desgraciadamente fallecida), Consuelo Fernández, que admiraba a Serrat y adoraba a Machado: se trata del poema "Cantares" (en este enlace se puede oír) , escrito por Antonio Machado y convertido en canción por Joan Manuel Serrat.
Consuelo era una persona muy querida por todos en el pueblo, por lo que todo el público asistente se volcó en una cariñosa ovación dedicada a ella.

Como el concierto nos supo a poco, pedimos un bis, y el director, democrático, comenzó una votación para escoger una de las canciones que más nos habían gustado. Y como hubo empate, tuvimos la suerte de que el bis fuera doble. De nuevo pudimos tener la ocasión de oír Lacrimosa, (en este enlace se puede oír)  el requiem de Mozart, y la canción de la Misión.


¡Enhorabuena a todos por este concierto espectacular! Y muchísimas gracias por permitirnos disfrutar del entorno, de la música y de las personas que allí nos reunimos. 
Ese es el Ubrique que queremos, el Ubrique de la cultura y de la belleza; el Ubrique de los ubriqueños y ubriqueñas dispuestos a un gran esfuerzo (los componentes de la coral ensayan y aprenden durante todo el año)  por regalarnos a todos momentos sensacionales.


.