sábado, 16 de marzo de 2019

Vivir sin miedos

Manoli Peralta, Estefanía Hernández, Ana María Venegas e Isabel Gómez
Presentación del libro "Vivir sin miedos", de Ana María Venegas





Por Esperanza Cabello

Acabamos de leer, por segunda vez, un magnífico poemario que esta mañana ha presentado nuestra amiga Ana María Venegas Bazán, y por segunda vez nos hemos emocionado y estremecido con sus palabras tan cercanas y tan sentidas.
Esta mañana, hablándonos de su nueva publicación, Ana ha explicado que los versos de su libro han salido directamente del corazón, y, como son estas cosas, llegan directamente al corazón de sus lectores.
Hoy nos hemos sentido realmente orgullosos de nuestro pueblo, de su gente y de todas esas mujeres alucinantes que se han dado cita en el San Pedro para acompañar a Ana María. Estábamos escuchándolas hablar sobre sus experiencias, sus asociaciones, sus movimientos, sus sentimientos y nos hemos quedado realmente impactados, felices de pertenecer a esta comunidad y de haber aprendido tanto de tantas mujeres a lo largo de la vida.







Y es que esta presentación se encuadra entre las actividades celebradas con motivo del Día de la Mujer.
La historia es simple pero muy intensa.
Ana, la escritora, la fuerte, la luchadora, la ubriqueña por los cuatro costados, pasó uno de los peores tragos que puede pasar una persona, la muerte de un ser muy querido y muy cercano. Esta pérdida la hundió en la negrura más profunda que pueda pensarse, una negrura terrible y dramática de la que pensó que no saldría nunca.
Pero un día le regalaron sus hijos (sus tres tesoros) un móvil con el que hacer fotografías, y con ese fin comenzó a salir cada mañana a pasear por Ubrique, recorriendo pausadamente las calles que la han visto crecer.





Poco a poco Ana fue  compartiendo sus fotografías en las redes sociales, y más tarde las acompañó de sus palabras, de sus versos, de sus sentimientos, de tal modo que en estos años ha compuesto todo un libro.
La escritura, los paseos, los versos, su nieto, las castañuelas y su familia han sido una terapia magnífica para esta Ana que, felizmente, ha comenzado a salir de la negrura y a rehacerse como persona.
Y como la persona que es, solidaria, cercana, pendiente de los demás, clara y directa. ¿Qué mejor forma hay de escribir un libro que para regalar su trabajo?
Pues directamente pensó que iba a editar su libro, publicarlo y dejar toda la recaudación para una asociación ubriqueña "Ubrique, dame tu mano". La asociación de familiares y enfermos de cáncer.








Así que se puso en contacto con ellos, y también con el ayuntamiento, siempre dispuesto a colaborar con la cultura y con la solidaridad. A la asociación les ofreció su trabajo, y al ayuntamiento les pidió colaboración.
De la mano de la concejalía de cultura, con José Manuel Fernández siempre pendiente, y con la aprobación absoluta de nuestra alcaldesa, Isabel  Gómez García, mujer solidaria, preocupada por los demás y comprometida con el bienestar de todos, Ana  consiguió la colaboración para la publicación, y cuando todo ha estado listo, ha ofrecido a "Dame tu mano" la recaudación íntegra de la venta de este libro.





Y hoy nos hemos encontrado en la mesa una grata sorpresa. No solo estaban Ana e Isabel, sino que las acompañaban Manoli Peralta y Estefanía Hernández.
Manoli es la presidenta de "Dame tu mano", la vemos siempre en los eventos de la asociación, en mercadillos, conferencias, carreras, en las redes... y hoy no podía faltar en la presentación. Ha agradecido a Ana y al ayuntamiento su gesto generoso y a todos los presentes su participación.





A su lado, Estefanía. Estefanía Hernández, la artista, la mujer admirable que empuja con la fuerza de su juventud y de la que descubrimos cada día una nueva faceta más comprometida, más solidaria, repartiendo alegría y felicidad. Dispuesta a ayudar en todos los casos y dispuesta a comerse el mundo si hace falta por los demás. Otra ubriqueña por los cuatro costados que rebosa sensatez, emoción, humanidad y arte por todas partes. 
Como decíamos, una mesa de gran lujo.


La tarea de Estefanía era presentar a Ana y su obra. También agradeció de corazón todo lo que se hace por la asociación "Dame tu mano", de la que es miembro, y se dispuso a presentar a Ana como lo que es, una ubriqueña fuerte y luchadora, a la que además le ve trazas de artista: "Eres fotógrafa", le dijo, porque todas las imágenes del libro son fotografías tomadas con el móvil por Ana en Ubrique. Cada una desde una perspectiva diferente, con una visión y un decorado originales y creativos.
Le hizo entrega de un detalle para recordar este día, una copia de la carta que Ana María había escrito a la asociación ofreciéndoles su trabajo, dibujada en un precioso marco.






Nuestra alcaldesa, la cuarta ubriqueña admirable de la mesa, demostró, como siempre, que es una mujer cercana, implicada y muy pendiente siempre de cualquier detalle que pueda mejorar nuestras vidas. Para ella este libro puede ser una guía, una luz que ilumine a muchas personas y les ayude a vivir sin miedo.
Isabel se manifestó admiradora de Ana no solo por haber sido la primera ubriqueña en pubicar un libro de poemas, en 2002, sino por su empuje y su personalidad.
Finalmente Ana nos explicó la génesis del libro, emocionándonos desde sus primeras palabras. Con su sencillez y naturalidad innatas supo conquistar y emocionar a todo el público asistente, desnudando un poco su alma y sus sentimientos, haciéndonos ver cuán necesaria es la colaboración con una asociación como "Dame tu mano", pues todos estamos amenazados por este grave problema.



Después de las palabras (su hijo José Manuel leyó el prólogo del libro,escrito entre los tres hermanos), llegó el momento de la música, de la mano del coro "Revuelo de castañuelas", con Isabel Benítez como directora.
Ana pertenece a este coro, que nos deleitó con unas sevillanas ubriqueñas de Carrasco (el de la banda) y un repertorio de García Lorca. Nos maravilló este coro de mujeres (con un joven a a guitarra), cada una con su historia detrás, cantando y tocando las castañuelas con todo su arte y todo su talento, esforzándose por dar lo mejor de sí mismas en este momento por su compañera. ¡Enhorabuena!





Y, finalmente, la firma de libros. Tratándose de un movimiento solidario, los ubriqueños no se echan para atrás, y más siendo un libro tan precioso y tan sentido, y además viniendo de la mano de Ana María. Así que se hizo una fila larguísima para las dedicatorias.






Ana, como siempre, sin prisas, dedicando todos sus minutos a quien lo necesita, buscando las palabras adecuadas y dirigiéndose a amigos y familiares en unos términos muy cariñosos y de agradecimiento.





Después de casi una hora de espera, escritora y lectores ya habían conseguido su objetivo, y todos satisfechos, con la alegría de haber vivido un hermoso momento y con la satisfacción de haber hecho algo más un nuevo día. Pero nosotros, además, teníamos gran interés por leer los versos de nuestra amiga.
Queríamos comprobar si sus palabras seguían tan vivas como cuando nos las leía.






Y así ha sido, hemos mirado las fotografías con interés, y hemos leído sus versos una y otra vez. Hay muchas. muchísimas palabras que nos han llegado al corazón, pero nos quedamos, desde la primera lectura, con los versos de la página 110.
Y no, no le sobra ni le falta ni una coma, has hecho un magnífico trabajo, amiga. ¡Felicidades!


.


viernes, 15 de marzo de 2019

Los tres más grandes

Exposición de retratos de Estefanía Hernández
Sala de exposiciones municipal de Ubrique


Por Esperanza Cabello


Aún tenemos la oportunidad, hasta final de este mes, de visitar la magnífica exposición de retratos de ubriqueñas y ubriqueños, obra de la artista Estefanía Hernández, que está en la sala de exposiciones municipal, en el antiguo mercado de abastos de Ubrique.
Nosotros hemos ido en varias ocasiones a recordar el día de la inauguración y a hacer fotografías tranquilamente y sin problemas, y de pronto nos hemosdado cuenta de algo muy curioso.
La exposición cuenta con más de sesenta retratos de gente importante para la propia artista, relacionados con ella misma y con su pueblo. Todos los retratos están unidos simbólicamente por un hilo rojo que hace de nexo entre todos. Pues bien, en uno de los paneles principales, justo al fondo, hay tres retratos unidos:
Don Manuel Pérez Trastoy, don Bartolomé Pérez Sánchez de Medina y don Manuel Cabello Janeiro.
Seguro que Rafael Gálvez, el comisario de la exposición de Estefanía, responsable del diseño de la sala para este evento, lo ha tenido en cuenta, conociendo el nexo de unión  entre estos tres personajes  y colocándolos en un lugar preferente.

Por supuesto que no son los únicos, hay muchas personas en Ubrique, hombres y mujeres, que merecen un lugar preferente en cualquier situación, pero, por la parte que nos concierne, pocos podrían hacerles sombra.
Tres de los grandes de Ubrique, para nosotros, los más grandes; tres hombres que representan una imagen amable, educada y culta de nuestro pueblo, tres personas que han sido capaces de superar cualquier adversidad o contratiempo y que han sido capaces de poner al mal tiempo buena cara y trabajar a diario para dar a los demás lo mejor de sí mismos.

Y lo mejor es que hemos oído hablar a los tres de sus compañeros con admiración y gran respeto, quizás por esa admiración que aprendimos de nuestro padre y que asumimos como propia hemos emprendido acompañados de muchos ubriqueños, sendas campañas para que sus méritos sean reconocidos. Y para nosotros es un gran orgullo saber que los reconocimientos como Hijo Predilecto (a don Bartolo) e Hijo Adoptivo (a don Manuel) de nuestro pueblo se han hecho realidad.

Aún nos queda algo muy importante por hacer, desde su temprana muerte en el año dos mil estamos convencidos, como tantos otros ubriqueños, de que es de justicia que su pueblo, por el que tanto se desvivió, rinda homenaje público al maestro Manuel Cabello Janeiro. En el año dos mil dos una comisión de enseñantes ubriqueños comenzó una campaña para que se le dedicara una calle, y en enero de 2003 los claustros de profesores de Ubrique se pronunciaron al respecto.
La petición llegó al ayuntamiento, pero no sabemos qué pasó entonces. Este año hemos recuperado algunas de las actas de aquellos claustros y vamos a intentar retomar este asunto.

Seguro que en poco tiempo cada uno de estos tres grandes hombres, unidos por ese hilo  rojo del arte que simboliza Ubrique, tendrá su merecido reconocimiento. Por el momento esperamos la confirmación del nombramiento de don Manuel como Hijo Adoptivo del pueblo en los próximos días, y seguro que don Bartolo, nuestro primer Hijo Predilecto, será uno de los actuantes, así que  queremos darles su lugar y su protagonismo, deseándoles todo tipo de venturas.
 

martes, 12 de marzo de 2019

El entierro de la Patacabra Carnavalera 2019: La "Patapulta"

 Las nuevas generaciones de carnavaleros avanzan rápidamente


Por Esperanza Cabello

El pasado domingo terminó nuestro carnaval. Después de muchas semanas y meses de preparativos, de proyectos, de trabajo, de ensayos, de nervios y de mucha imaginación, un nuevo carnaval llega a su fin y en nuestro pueblo, desde hace casi treinta años, eso significa que la Patacabra Carnavalesca saldrá a la luz para señalar, con una gran hoguera y un castillo de fuegos, el fin de la fiesta.
Nuestro hermano Leandro Cabello es el encargado, con algunas manos amigas, de "pensar" y crear cada nuevo tipo de patacabra, cada año con más ingenio y más detalles.
Este año iba a ser una patacabra vikinga, el tipo ya era conocido, pero he tenido grandes sorpresas en su interior. 
Ha avanzado mucho el diseño desde aquella "camella" con sorpresas en la tripa, y la patacabra vikinga tenía muestras de mucho ingenio con sus luces, sus destellos... y su catapulta.
Sonreimos pensando en nuestro hermano de pequeño, era el genio de las creaciones; con máquinas, con electricidad, con los juegos de química, con engranajes. Y ahora sigue igual. En esta otra entrada podemos ver algunos de los detalles de la "Patapulta" 2019.
En la plaza de la Verdura, esperando la salida de este año, hemos podido ver cómo grandes y chicos han disfrutado jugando con la catapulta, saltando para recoger las balas y esforzándose por tirar de la cuerda que activaba el mecanismo.
Por fin, ya cerca de las siete y media, casi coincidiendo con la hora de encendido del alumbrado municipal, y después de que grandes del carnaval de todos los tiempos hayan posado junto a la creación (hemos conseguido captar a las dos mujeres pregoneras del carnaval ubriqueño), comenzó a salir, por el callejón de Janeiro, la comitiva.
En primer lugar el estandarte, con Laura Cabello a la cabeza. Después la patacabra infantil, con sus propios músicos (Leandro Cabello Benítez tocando el bombo), y más tarde los cargadores de la gran patacabra vikinga, que este año han hecho un gran esfuerzo, porque la catapulta había hechomás pesado todo el ingenio.
Como siempre, Serafín Cordón de "Maestro de ceremonias",  los músicos, los plañideros y plañideras detrás y un sinnúmero de ubriqueños y ubriqueñas que, como cada año, siguen el cortejo al son de la música, a veces lúgubre a veces saltarina, en un desfile que nos recuerda siempre al flautista de Hamelin, con todos corriendo y bailando detrás.
Este año ha habido cientos de videos y fotografías circulando en las redes sociales, podemos ver cómo fue la evolución del cortejo, las risas junto a la plaza del Petaquero, las carreras en la avenida, el esfuerzo en la calle Patacabra y, finalmente, el fuego.
Con la quema de la Patacabra carnavalesca, y el indulto de la patacabra infantil, terminan nuestro carnaval un año más.
¡Esperando el próximo!😃










































lunes, 11 de marzo de 2019

La Patacabra infantil, indultada

Las patacabras infantiles indultadas de la quema en los últimos años


"La jardinera, la bandolera, la de las curvas, la geóloga, la diablesa, la pantanera, la janeira, la steampunkera y la vikinga... nueve patacabritas y el año que viene 10".
Esto es lo que dice Leandro Cabello en su página "La patacabra de Ubrique" (en este enlace).

Realmente es una pena que todo el trabajo y todos los detalles de la Patacabra Carnavalesca se quemen cada año, pero ha sido una buena idea  indultar a las patacabritas infantiles, que lleva casi diez años fabricando a la par que la grande, así va quedando el testimonio de lo que ha sido cada año, aunque nos gusta, además, recordar los mil y un detalles de esta obra de arte y de ingenio.



Las flechas, los cuernos, las luces, la barbilla del dragón, la bandera andaluza, la cabeza de vaca y la tela de rayas.


Los interruptores para encender el juego de luces nocturnas. Los postes forrados "de piel".



 Los "Celtas cortos", que no falten en una obra de vikingos del callejón del Norte.



 Las velas, las luces rojas de los ojos del dragón y la boca que escupe fuego en forma de bengalas



El mando a distancia para encender los fuegos



 La catapulta, todo un ingenio con gomas y tiradores

Un cuadro de Viky, la del callejón del Norte



 La cesta con las bolas de la catapulta, pintada de lila



La testuz y los papelillos de la patacabra infantil


La catapulta de la patacabra infantil



Sin lugar a dudas, lo mejor de este año ha sido la catapulta. Les dejamos un video mostrando cómo funcionaba a base de cuerdas, alásticos y engranajes. ¡Todo un lujo, hermano!



Pinchando en este enlace podemos ver el video.
.
.

domingo, 10 de marzo de 2019

El entierro de la Patacabra Vikinga





Por Esperanza Cabello

Hoy domingo, a partir de las siete de la tarde, tendrá lugar, como viene siendo habitual  desde hace veintisiete años, el desfile y la quema de la Patacabra Carnavalera, marcando, como cada año, el final del carnaval ubriqueño.
Nuestro hermano Leandro Cabello ha desvelado ya el "tipo" de la Patacabra, una Patacabra Vikinga, recordando a los primitivos habitantes del callejón del norte, un conjunto escultórico efímero en el que lleva trabajando varios meses.

El recorrido será el habitual, desde la plaza de la Verdura saldrá el cortejo, dirigiéndose hacia los Callejones por la calle del Agua y la Pilita Abajo.
Después continuarán por la avenida de España hasta llegar a la plaza de la Estrella y pasar por la plaza del Petaquero. Desde allí subirán por la calle de la Patacabra para continuar por la calle Harana hasta la plaza de Las Palmeras, donde tendrá lugar la quema de la Patacabra Vikinga, con un castillo de fuegos artificiales que cerrará el fin de la fiesta.
¡Os esperamos!