martes, 21 de septiembre de 2021

La búsqueda de la familia Chacón Jaén por Manuel Zaldívar

 

AHMU. Padrón de habitantes de 1873

Gentileza de Manuel Zaldívar


Por Esperanza Cabello


Hace unas semanas que una chica cubana descendiente de ubriqueños, Naisa Camejo, se puso en contacto con nosotros porque buscaba a su familia, a los hermanos y sobrinos de su abuelo Alonso Chacón Jaén (en este enlace).

Hicimos una búsqueda en Ubrique en el Recuerdo, pero al tratarse de unos apellidos tan ubriqueños (todos conocemos a varias personas apellidadas Jaén o Chacón) no conseguimos dar con una pista más adecuada.

Al mismo tiempo nos pusimos en contacto con nuestro amigo Manuel Zaldívar Romero, pues no hay en Ubrique nadie que maneje los datos del censo como él y por fin tenemos nuevos datos de la familia Chacón Jaén.

La primera vez que los encontramos es en los libros de censo de 1873, en el número 6 de la calle Toledo, allí viven dos personas de cincuenta años llamados Antonio Jaén Borrego y Francisca Sánchez Núñez, estos son los abuelos maternos de Alonso Chacón Jaén, la profesión del abuelo Antonio era el campo.

En la misma casa viven dos hijos más del matrimonio, Josefa, de 28 años, y Francisco, de 25. Y como agregados aparecen la hija mayor, Francisca Jaén Sánchez, de 33 años, y su marido, Juan Chacón Jaén, de 45 años, y dedicado, como su suegro, al campo. Estos son los padres de Alonso Chacón.

En la misma casa de la calle Toledo número 6 viven los dos hijos de Juan Chacón y Francisca Jaén, Antonio, de dos añitos, y Alonso, de un año.

Es la primera vez que aparee Alonso Chacón Jaén en el censo de Ubrique.

 

 

AHMU. Padrón de habitantes de 1906

Gentileza de Manuel Zaldívar


 

Los siguientes datos que Manuel ha encontrado pertenecen a 1906, cuando ya Alonso se había ido a Cuba (se quedó allí una vez terminada la Guerra de Cuba, en la que había participado). 

En 1906 la familia segía viviendo en el número 6 de la calle Toledo. El padre, Juan, ya había fallecido, pues según los datos de que disponemos había nacido en 1828. La madre, Francisca Jaén, que entonces tenía 67 años, vivía con sus dos hijos menores, Juan Chacón Jaén, de 26 años, dedicado al campo, y Francisco Chacón Jaén, de 24, con la misma profesión que sus hermanos.

Un poco más abajo encontramos al hermano mayor, Antonio, viviendo en el número 10 de la calle Toledo, que en 1906 tenía 33 años. Se había casado con su vecina María Aránegas Valero y habían tenido dos hijas, Francisca y Juana Chacón Aránegas.

Si volvemos al censo de 1873, encontramos a la familia Aránegas, los vecinos de los Chacón, en el mismo número 10 de la calle Toledo. ¡El mundo es un pañuelo!

AHMU. Padrón de habitantes de 1873

Gentileza de Manuel Zaldívar


Los padres de María Aránegas Valero eran José Aránegas Ruiz, nacido en 1841, y María Valero Cordón, nacida en 1848. En 1873 María tenía un añito, y su hermana Rosalía tres.


AHMU. Padrón de habitantes de 1908

Gentileza de Manuel Zaldívar


El tercer documento que Manuel Zaldívar nos ha enviado es una declaración de empadronamiento de 1908, sobre la familia que habitaba en la calle Toledo, número 12 (quizás había cambiado la numeración o se habían mudado)

La cabeza de familia es Francisca Jaén Sánchez, nacida en Ubrique el 28 de septiembre de 1860. Después figura el hijo Alonso, con una fecha de nacimiento diferente a la que consta en la partida de la entrada anterior: 30 de octubre de 1875. Aquí consta que reside en Cuba y finalmente está tachado en la declaración de empadronamiento,a la derecha consta "ausente".

Los dos hermanos pequeños están inscritos a continuación, Juan, nacido el 23 de diciembre de 1877 (Juan fue el hermano que marchó a Cuba con Alonso, allí murió y no tuvo descendencia) y Francisco, nacido el 5 de noviembre de 1879, que según nos cuenta Naisa fue padre de varios hijos, de los que aún no hemos encontrado la pista.


Así que ahora tenemos algún dato más concreto gracias a las pesquisas de Manuel Zaldívar: estamos buscando a los descendientes de Francisca Chacón Aránegas y Juana Chacón Aránegas (que ahora podrían tener más de 115 años), que vivían en la calle Toledo, número 10.

Esperamos poder encontrar algún dato más concreto gracias a los amigos de Ubrique en el Recuerdo.

Nuestro agradecimiento a Manuel Zaldívar por su disposición y atención constante.



.


lunes, 20 de septiembre de 2021

Actuación del quinteto de viento Boreas en el yacimiento de Ocurris

Debido a  las inclemencias meteorológicas, el concierto del Quinteto de Viento Bóreas programado inicialmente en el Auditorio del Yacimiento Arqueológico Ocuri, se celebrará a las 20:00h en el IES Maestro Francisco Fatou 

( Ubrique).

Aforo limitado con invitación 

 El próximo viernes, 24 de septiembre, a las ocho de la tarde (20:00 horas), tendrá lugar en el auditorio del yacimiento íbero-romano de Ocurris un concierto a cargo del quinteto de viento Bóreas, grupo ganador del premio especial al mejor grupo de viento del Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo” de Sevilla.

Este concierto estuvo programado para el pasado mes de mayo pero no pudo ser llevado a cabo en su momento y se pospuso hasta esta semana. La entrada es gratuita y es necesario recoger las invitaciones en la Oficina Municipal de Turismo de Ubrique, estando el aforo limitado a 80 personas.

En la página de "Reporteros Jerez" (en este enlace) encontramos información sobre este grupo publicada precisamente en mayo, antes del concierto que no tuvo lugar, y que transcribimos a continuación.

 

SOBRE EL QUINTETO DE VIENTO BÓREAS

El quinteto de viento Bóreas surge en el año 2020 como una iniciativa de alumnos que cursan enseñanzas superiores de música en el Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo” de Sevilla, todos ellos comprendidos entre las edades de 18 y 21 años. Sus integrantes son Alba Pérez Hidalgo (flauta), Francisco José Álvarez Castillo (oboe), Lucas Bernal Sandoval (clarinete), Jesús Moreno Nogales (trompa) e Irene Pérez Cantillón (fagot).

Su objetivo principal ha sido el de formar un grupo consolidado que complemente y enriquezca la formación artística personal e individual de cada uno de los componentes, encontrando en la música de cámara el mejor espacio donde desarrollar las diferentes cualidades interpretativas.

Bajo la tutela de Miguel García Fernández, profesor en el conservatorio y fagotista profesional en plena actividad artística, los alumnos han encontrado el lugar para desarrollarse profesional y artísticamente a través de una formación esencial en la música de cámara y con un amplio repertorio que explorar, abarcando música de diferentes estilos y épocas y profundizando en la sonoridad camerística y las cualidades del quinteto de viento clásico.

El quinteto de viento ha realizado conciertos en la primavera de 2021 bajo la promoción de la Fundación de Cultura Andaluza, dentro de un ciclo de conciertos de música de cámara. Asimismo, ha resultado ganador del Primer Premio en el VII Certamen de Música de Cámara “José Gámez” organizado por el Conservatorio Superior de Música “Manuel Castillo”, además de haber sido nombrado mejor grupo de viento.

Durante el próximo otoño serán artistas invitados en el Festival de Música Española de Cádiz.


domingo, 19 de septiembre de 2021

Volverán las oscuras golondrinas

 

Vuelven las golondrinas a un patio ubriqueño

 


Por Esperanza Cabello

Desde hace unos días el patio interior de nuestra casa luce de una forma más dulce y tierna, acaban de llegar, al final del verano y de la mano de mi querida madrina, mi tía María Remedios, unas preciosas golondrinas que han jalonado los recuerdos de toda una vida.

Ahora se quedarán conmigo para siempre, este regalo me ha conmovido muchísimo, y es que estas golondrinas tienen mucha historia, ya conté, cuando Marta Canto me regaló las golondrinas de Manises (en este enlace) que recordaba perfectamente las golondrinas del patio de mi abuela Julia.

 

Con mis padrinos y mis padres, en el patio de mis abuelos



Yo tuve la suerte de ser la primera niña entre todas las nietas, cuando nací ya habían nacido, en la familia paterna, mis primos Paco, Prudencio, José Manuel, Manuel Ángel y mis hermanos Francisco y Manolo, así que el nieto número siete (entonces no se sabía si el bebé sería niño o niña hasta el momento de nacer) era muy esperado y todos querían que fuera una niña.

Nací un domingo de marzo, justo a la hora de la misa matinal, y como mi padre era tan expresivo, tan extremoso y tan impaciente, fue a la iglesia a contarle a mi abuela Julia que había nacido una niña, todos los asistentes a la misa se enteraron en el mismo momento y todos lo felicitaron.

Y mi abuela Julia, al igual que mi abuela Natalia y mis tías, estaban muy contentas con la niña, tanto que de vez en cuando me "rifaban" para llevarme a casa de unas o de otras. A veces tita Ana María me recogía y me llevaba a la tienda, me recuerdo a mí misma sentada en el mostrador y a ellas dándome todos los mimos, como siempre tan zalameras.

 Yo siempre fui muy de mis abuelas, a las dos las admiré y las quise con locura, con una viví toda mi infancia, pero a casa de abuela Julia iba a diario.

Me encantaba su patio con tantas macetas, con tantos adornos, con aquellas pilistras tan hermosas, con los platos adornando la pared y los cacharros de metal sobre maceteros de madera, con las columnas de hierro y las tinajas de barro, así es como yo entiendo los patios. Y en aquel patio siempre hubo tres golondrinas.

 

En el patio de los abuelos en 1964, las golondrinas al fondo


Después, trás la muerte de abuela Julia en 1971, nuestro abuelo vendió aquella casa, y nunca supe dónde fueron a parar todos los objetos que la decoraban, poco a poco fui descubriendo, en casa de las tías, algunos de ellos: las pilistras y los juguetes de madera en lo de tita Julia, los cuadros de los bisabuelos argentinos en lo de tita Joaquina, los adornos de hierro y algunos cuadros en la casa de mis padres y en la de tito Pepe.

Pero aquellas golondrinas que tanto llamaban mi atención, se perdieron de mi vista durante un tiempo, hasta que volví a verlas cuando mis padrinos tuvieron un piso en Cádiz.



2004, Esperanza e Isabelita en la terraza de mi madrina, y las golondrinas acompañándolas


Del mismo modo que siempre fui mucho de mis abuelas, también me he sentido siempre muy cerca de mis tías, ellas han sido siempre muy especiales para mí, y por supuesto de mi madrina, la recuerdo desde siempre muy cerquita, ella era la chica, la más querida y protegida en a casa, y yo heredé ese cariño que todos le han tenido siempre y que ella derrocha a raudales para todos los que estamos cerca.

Cuando Marta Canto me regaló las golondrinas de Manises yo estaba muy contenta, y le conté a mi madrina que después de tantos años por fin había conseguido tener yo también en mi casa unas golondrinas.

 


2019 las golondrinas de Marta Canto

 

Y al contarle la historia de las golondrinas mi madrina me dijo que las golondrinas de abuela Julia también serían para mí, y que así volverían a estar en un patio ubriqueño, lleno de pilistras y coleos, con maceteros de madera, tinajas de barro y cacharros de metal.

Lo mejor de una herencia, es que la recibas cuando quien te la lega está vivito y coleando, y por eso estoy tan contenta de haber heredado estas golondrinas de la mano de mi madrina, porque sé que ella disfruta dándomelas tanto como yo recibiéndolas y colocándolas, con la ayuda de Eduardo, en el patio.

Entre las dos hemos cerrado un círculo, un círculo de tradiciones, de cariño y de recuerdos. Seguro que cuando mi familia lea esta entrada y vea las fotografías los recuerdos felices brotarán en cascada.

Ojalá alguien recordara también de dónde vinieron estas golondrinas a casa de abuela Julia, eran tres, y una se quedó en el camino.

Desde ahora las golondrinas de tita Reme, que han vuelto al final del verano a mi patio, se quedarán en Ubrique muchos años, y darán la bienvenida año tras año a las otras golondrinas, a las que de verdad vuelan y son tan importantes para nuestro mundo, y por eso escribo esta historia de recuerdos en femenino singular, por amor a mi abuela y a mi madrina, dos mujeres extraordinariamente hermosas a las que siempre tengo en mi corazón.💜💜💜

 


.
 

Nota del día 21 de septiembre: Comentario de mi querido tío Pepe💜💜💜 (José María Cabello)

Qué maravilloso artículo, Esperanza. Las dos fuisteis privilegiadas, madrina y sobrina. Yo te recuerdo como la muñeca rubia de ojos de nácar, juguereando en la casa de Málaga o con tu infantil curiosidad repasando los libros de mi microbiblooteca en Algeciras. Tambien allí volteaban golondrinas haciendo curvas imposibles hasta posar en el balcón de Villa Palma. Siempre de paso. Símbolo de mi peregrinaje personal, como su invierno africano. Feliz en los años sesenta, en el hermoso patio de la casa, de familia. E igualmente feliz en los años setenta que conseguí mi libertad. Bss.



.


sábado, 18 de septiembre de 2021

Jugando al esconder

 

Fotografía de Leandro Cabello

La familia en Los Alcornocales

 

 

Por Esperanza Cabello

 

El verano está siendo muy fecundo en idas y venidas por nuestra sierra, haciendo excursiones familiares a diestro y siniestro y recorriendo muchos de los lugares que de pequeños recorríamos con nuestros padres.

Reflexionando un poco llegamos a la conclusión de que somos muy afortunados, tuvimos la gran fortuna de pertenecer a una estupenda familia numerosa en la que, con sus más y sus menos, cada uno tenía su sitio y nuestros padres supieron generar en nosotros valores  inimaginables y recuerdos felices "a tutiplén", como se decía antes. (Esta locución debe de venir de la época de la invasión de los franceses ¿no! "tout est plein" todo está lleno).

Y además de esa felicidad y esos recuerdos impagables, recorrimos, como casi ningún otro niño, todos los lugares icónicos de nuestro entorno, sabiendo dónde estában los dólmenes, dónde las inscripciones, dónde los "templos primitivos", o los límites de la frontera nazarí, o los esbozos de escultura, o las antiguas "mezquitas". Y todo eso además jugando.

 



Pues este verano hemos recorrido algunos de esos lugares y hemos revivido algunos de esos recuerdos, y, como cuado éramos niños, hemos jugado "al esconder" (que en Ubrique no se dice "al escondite") y hemos aprovechado los alcornoques de nuestro bendito alcornocal para jugar un poco como cuando de chicos nos escondíamos a medias, pensando que nadie podía vernos.

Nuestro hermano Leandro ha hecho estas preciosas fotos, recordando también alguna en blanco y negro que guardamos por ahí en la que hay un puñado de niños alrededor de unos alcornoques ¿o eran olivos? bajo la mirada atenta de unos padres felices y sonrientes.

¡Buen recuerdo!

 

 

.

miércoles, 15 de septiembre de 2021

Biblioteca de temas ubriqueños

 

Las compras en internet de las últimas semanas


Por Esperanza Cabello


Desde siempre hemos sentido pasión por los libros y por la lectura. Nuestra madre era una lectora empedernida, que con siete u ocho años leyó los más de treinta volúmenes de las obras completas de los hermanos Álvarez Quintero, porque eran los únicos libros que había en la casa, y que pasó toda su vida leyendo, sin perder la ilusión por abrir las páginas de cada nueva lectura.

Nuestro padre además tenía, como buen coleccionista, el gusto de seleccionar y reunir todas las publicaciones relacionadas con nuestra sierra desde todos los puntos de vista, consiguiendo así una magnífica biblioteca de temas ubriqueños que pasó a manos de sus cinco hijos.

Y nosotros hemos continuado la colección, aunque lo hemos tenido mucho más fácil en estos tiempos que corren. Recordamos a nuestro padre madrugando los fines de semana para acudir a los mercadillos de la zona, buscando petacas y libros antiguos. 

Nosotros solo tenemos que abrir el ordenador, escribir el título del libro que buscamos y esperar. A veces no aparecen esos libros hasta muchos meses después. Algunos de ellos no han aparecido nunca, hasta el momento, pero seguimos recorriendo mercadillos virtuales y más ahora que hemso sabido del comienzo de una nueva biblioteca de temas ubriqueños con la que tenemos la intención de colaborar en la medida de lo posible.

Por lo pronto, en los últimos días hemos tenido acceso a unas cuantas postales y a tres publicaciones interesantes sobre Ubrique, El Bosque y Benaocaz, y seguiremos buscando.



.


lunes, 13 de septiembre de 2021

Donación de sangre el próximo jueves, 16 de septiembre: Es urgente

 


En Ubrique, jueves, 16 de septiembre, entre las 17:30 y las 21:30



Buenos días.

Saludos en nombre del Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Cádiz y agradecerle también su colaboración con la donación de sangre.

Seguimos actualmente con las reservas muy bajas de sangre debido a un descenso drástico del número de donaciones de sangre, y por ello estamos haciendo un 

LLAMAMIENTO URGENTE 

para que la población se acerque a donar

Es muy importante poseer unas reservas de sangre en nuestros hospitales que nos permitan saber que a ningún paciente le falte la sangre que necesite en su patología.

La sangre es tejido líquido muy necesaria y vital para atender a determinados pacientes en su patología.

 En estos momentos se necesitan sangre de todos los grupos sanguíneos. 

También es muy necesaria la incorporación al sistema de DONANTES NUEVOS, para ir compensando con las personas que son donantes habituales y no pueden donar más.

 Requisitos: Edad entre 18 y 65 años (hasta los 60 si es la primera vez que donas), pesar al menos 50 kg y gozar de buena salud.

Les dejo 1 fichero gráfico del cartel de la COLECTA DE SANGRE que se va a realizar en su localidad, para que usted si lo desea pueda pasarlo por todas las redes sociales de forma continuada (facebook, páginas web, whasaap, etc.) que conozca (sería de gran utilidad). 

Es prioritario la difusión de las colectas de sangre por otros medios, tales como instituciones públicas/privadas, medios de comunicación, centros educativos, redes sociales, asociaciones, empresas, etc. con el fin de sensibilizar a la población y despertar su solidaridad para que donen sangre. Además, se trata de un gesto sencillo que salva o mejora la vida de tres pacientes.

De su máxima difusión depende, en cierta medida, la salud de muchas personas.

Muchas gracias.

 

domingo, 12 de septiembre de 2021

El mosto de El Amarguillo. Ubrique 2021

 

Por Esperanza Cabello

 

Es tiempo de vendimia, y en todos los campitos de nuestra sierra ya está la uva recogida, pisada, prensada y su zumo convenientemente protegido para que dentro de un mes, por El Pilar, el mosto ya se pueda ir probando.

Y en El Amarguillo no íbamos a ser excepción, este año de tan buenas uvas con una calidad estupenda ya ha pasado la vendimia, y, aunque no somos de familia de viñas, la tradición de los últimos años hace que esperemos este momento con alegría y con la seguridad de que el cambio de estación ya va llegando.

Este año no podremos, tristemente, llevar un canastito de uvas de la viña a nuestra querida Margarita Piñero, la última "vinatera" de las Bodegas Quemás (en este enlace), siempre estará en nuestra memoria y en nuestro corazón y en días como hoy, que tanto apreciaba aquel canastito de uvas del país, la echamos de menos.💜💜 Nos habría encantado enseñarle el vídeo de la prensa y que oyera el sonido del zumo de uva cayendo por la pitera, habría disfrutado como siempre, con su gran sonrisa.








La sierra sigue sangrando

 

El fuego en Sierra Bermeja ensombrece la sierra de Ubrique

Ni siquiera puede verse el Berrueco con el humo del incendio


 

Por Esperanza Cabello

Hace tres horas que hemos podido acceder a la actualización de los datos del terrible incendio que está asolando nuestra sierra por el lado de la provincia de Málaga, estamos a apenas veinte kilómetros en línea recta de la zona en la que está atacando el fuego con alevosía a los montes y, desgraciadamente, a los pueblos y a las personas.

Toda la sierra de Ubrique está bajo el humo del incendio y estamos horrorizados de pensar en las personas que están jugándose la vida y el futuro en esta situación tan catastrófica.

Y lo peor es que ya ha muerto una persona, un joven de retenes almeriense que trabajaba en la extinción de este fuego que se ha recrudecido.

Muchas veces hemos comentado la coincidencia de nombres entre los dos pueblos de la sierra, Jubrique y Ubrique, y el montón de veces que nos han confundido (también en esta ocasión nos han llamado amigos para interesarse por nuestro estado, gracias), y hoy, ahora que hemos sabido que además de los retenes ya existentes, los medios aéreos y la Unidad Militar de Emergencias ha sido necesario desalojar a siete de los pueblos de la zona (en este enlace),  Júzcar, Genalguacil, Pujerra, Faraján, Alpandeire y Jubrique, además de los núcleos de Estepona, nos sentimos más identificados que nunca con nuestros vecinos del otro lado de la sierra.

Imaginamos que también los retenes de Ubrique están trabajando en la zona y deseamos de corazón a todos, ciudadanos, trabajadores, bomberos y militares, que no siga avanzando el fuego y que no se cobre ni una sola víctima más.

Y además pedimos a los responsables no solo que se hagan cargo de los culpables e impidan que puedan cometer este crímen, sino que se declaren nuestros montes y sierras zonas protegidas, que se mantengan limpi9os y cuidados y que se pongan todos los medios necesarios para que esta catástrofe no se repita jamás.

¡Ánimo a todos! Mucha fuerza y muchas gracias, de corazón, a todos los que os jugáis la vida por todos nosotros.



.

viernes, 10 de septiembre de 2021

10 de septiembre, 65 aniversario de bodas

 

Ubrique, celebración de las bodas de Carmen con Paco y Esperanza con Manolo

10 de septiembre de 1956 Campo de fútbol de San Sebastián


Por Esperanza Cabello

Hoy, diez de septiembre, hace sesenta y cinco años que nuestros padres se casaron, fue una gran boda, muy celebrada y muy comentada, porque se trataba de familias muy conocidas y apreciadas, de personas entrañables y del pueblo de toda la vida.

Tan renombrada que incluso el "cronista oficial" del pueblo, don Francisco García Parra, escribió una crónica sobre las bodas (en este enlace).

Para nosotros, por supuesto, la boda más importante, porque fue la que comenzó nuestra familia Cabello Izquierdo, con los cinco hijos, sus mujeres y maridos, sus diez nietos, también algunos casados y emparejados, y sus dos bisnietas, Victoria que acaba de cumplir un año, y Luna, con sus cuatro mesecitos (con los abuelos hoy seríamos treinta, contando a todos).

Y hoy era un día de celebración en la casa de nuestra infancia, nuestro padre era muy de celebraciones y fiestas familiares, y no perdía niguna oportunidad de celebrar un aniversario.

Esperamos poder seguir recordándolos muchos años.


La boda de nuestros padres en el ABC

 del 18 de septiembre de 1956




.

jueves, 9 de septiembre de 2021

Un nuevo uso de los gamones: cola de zapatero

 

 

Zapateros de Ubrique a principios del siglo pasado

Gentileza de Paco Rincón

 

 

 

 

Por Esperanza Cabello

 

Internet es absolutamente mágico 💜 Ya sabemos que no estamos descubriendo nada nuevo, pero a veces nos  asombra de una forma increíble.

Estábamos viendo un reportaje sobre la vida de los Durrell en la isla de Korfú, en Grecia en los años treinta, y hemos podido recordar algunas de las nociones de griego moderno que estudiamos en nuestros años uniersitarios, además de pensar en la apasionante vida del naturalista Gerald Durrell.

Como es lógico y tratándose del Mediterráneo, Durrell habla de la flora de la isla, en la que se incluyen por supuesto los gamones (en este enlace) y entones se nos ha ocurrido pensar que nunca habíamos buscado sobre los orígenes de nuestra fiesta de los gamones en el lugar en el que, posiblemente, comenzaron los ritos de los que somos herederos. En la cultura griega los gamones eran la planta de los muertos y los adoraban como tal.

Y es que el griego es mucho griego, pero aún así contamos con la inestimable ayuda de nuestro navegador ultra listo, y hemos buscado los usos tradicionales del asfodelo en Grecia, encontrando los mismos usos que en otros países a ambos lados del Mediterráneo, pero hay uno en concreto que nos ha llamado la atención poderosamente, el uso del gamón para fabricar cola de zapatero:


ασφόδελος παραδοσιακή χρήση (usos tracicionales del gamón)

Χρήσιμα μέρη του φυτού
Όλα τα τμήματα του φυτού σε χλωρή κατάσταση περιέχουν τα δραστικά συστατικά υπό ποικίλουσα αναλογία και προπαντός οι κόνδυλοι μετά την αποξήρανση των φύλλων ή προ της ανοίξεως. Οι κόνδυλοι αποξηραινόμενοι δύνανται να διατηρήσουν την δραστικότητα τους χρόνια εφ' όσον φυλαχθούν σε γυάλινα δοχεία μακριά από την υγρασία και το φως. Βραζόμενοι οι κόνδυλοι σε άφθονο νερό αποβάλλουν τη δυσάρεστη γεύση που έχουν και δύνανται να χρησιμοποιηθούν ως τροφή των ζώων. Είναι πολύ θρεπτικοί λόγω της μεγάλης ποσότητος αμύλου και κόλλας που περιέχουν.

Άλλες χρήσεις – Κόλλα για δέρματα

Από τούς κονδύλους του ασφοδέλου διά πολτοποιήσεως και βρασμού μέχρι συμπυκνώσεως παρασκευάζεται το γνωστό τσερίσι; που μεταχειρίζονται οι υποδηματοποιοί σαν κολλητική ουσία στην συγκόλληση των δερμάτων.

 

Lamentablemente nuestro griego no da para esto y hemos recurrido al traductor para saber algo más:

 

Partes útiles de la planta
Todas las partes de la planta en estado verde contienen los ingredientes activos en proporciones variables y especialmente los tubérculos después de que las hojas se hayan secado o antes de la primavera. Los tubérculos tuberosos pueden conservar su actividad durante años siempre que se almacenen en recipientes de vidrio lejos de la humedad y la luz. Hervir los tubérculos en abundante agua elimina el sabor desagradable que tienen y puede utilizarse como alimento para animales. Son muy nutritivos por la gran cantidad de almidón y cola que contienen.

Otros usos - Pegamento para cuero

La conocida mezcla se elabora a partir de los tubérculos del gamón machacando y hirviendo hasta que se concentra, utilizado por los zapateros como adhesivo en el pegado de cuero.

 

Así que nuestros queridos gamones además de divertirnos, darnos calor, dar de comer a nuestro ganado, alegrarnos la vida, reunirnos alrededor de la candela y hacernos participar en ritos de sanación ancestrales, también sirvió para hacer cola con la que pegar el cuero. ¿Lo utilizarían así nuestros primeros zapateros? ¿Y los marroquineros?

Continuará...

 

 

Nota del 10 de septiembre: nuestros amigos de Ubrique en el recuerdo nos confirman que también en Ubrique hacían almidón con las bolitas de los gamones, y que se utilizaba. ¡Muchas gracias!