sábado, 31 de julio de 2021

Málaga con espíritu viajero, por José María Cabello

 

 

Espíritu viajero: en Málaga

 

 

Por José María Cabello

 

Málaga, está guapa. Definitivamente, muy guapa. 

De la ciudad de las mil tabernas y ninguna librería que conoció Lorca a la ciudad del paraíso, como la bautizó Aleixandre, hay una diferencia abismal. 

Málaga hoy es una ciudad culta, universitaria, museística, primera en libertad, volcada al azul del mar común desde el permanente verde de su riqueza botánica por el moderno muelle uno. 

 


 

Me estalla esta reflexión mientras paseo hacia el centro de la ciudad, mientras que el constante ruido de maletas arrastradas me hace recordar que el turismo volvió. Que es mediodía del día 31 de julio, fiesta de San Ignacio, fecha el aniversario de la partida al Cielo del Cardenal Herrera, una gran figura malagueña.

Y también es el momento que señala el punto cenit de las vacaciones veraniegas con un "cambio de guardia" de los visitantes. 

 

 


 

 Pero no solo está guapa la ciudad. También lo están todas las poblaciones que la enmarcan. Me precio de conocer todos y cada uno de sus pueblos. Todos ellos forman parte del saco ya de mis recuerdos. Pero he podido gozar de un privilegio único. Recobrar de mis recuerdos mi afición viajera.

 

 

Con Jimena y Noemí, en Frigiliana

 

 Y en el coche de mi hija Noemí, Médica Internista en San Carlos de Madrid, y mis nietas, la pequeña Jimena y Julia, estudiante ya de primer curso en la Complutense. Me tracé un mapa sentimental con la capital de centro con Ronda donde vivimos y con Frigiliana por al Este y Mijas al Occidente, toda una semana de excursiones programada.  

 

Con Noemí y Julia, en Mijas

 

Nos deslumbró un fuerte sol que incrementa el trío de colores que son propios de la ciudad. De la ciudad nazarí: blanco rabioso, gris de las tejas y azul añil. 

Grata estancia. De Mijas mientras pisamos un firme lleno de curvas, pero seguro, la subconciencia emerge y me veo hace sesenta años en bici, sorteando baches y piedras sueltas para refugiarme en Nerja. Mijas un encanto permanente. 

 

 


 En Ronda, en la Alameda del Tajo


Y de Ronda, su sabor. Gracias a Dios que me ha permitido vivir una de mis viejas aventuras. Gracias a la jefatura médica que ha dado permiso a mi hija para atender a sus padres enfermos. Y gracias a mis lectores incansables que me animan con sus lecturas.


 


 

 José María Cabello Janeiro 31 de julio de 2021

 

 

.

 

.

martes, 27 de julio de 2021

"Al estericote", o sea, manga por hombro

 


 

 Estricote, en la RAE (en este enlace)

 

Por Esperanza Cabello

 

Como "no hay dos sin tres", ya llevamos tres días seguidos con palabras ubriqueñas, y la de hoy es una expresión muy coloquial: "al estericote". Nuestra abuela la utilizaba muy a menudo cuando llegaba al cuarto de la costura y estaba todo desordenado, todos los juguetes por enmedio y todo "manga por hombro".

"Lo tenéis todo al estericote". Y después había que ordenar y recoger los juguetes y la ropa.

 

No es que la expresión sea exclusivamente ubriqueña, ya vemos que en la RAE hay una muy parecida (en este enlace), "al estricote", pero  sí que la versión ubriqueña, con una vocal "e" añadida, es más propia de Andalucía y algunas zonas de Zamora (en este enlace) e incluso la hemos exportado al otro lado del Atlántico, por ejemplo, hemos encontrado "Al estericote" en "El lenguaje erudito, popular y folclórico de los Andes venezolanos" (en este enlace).

 

Pero sí que hace muchos años que no la oímos ni la utilizamos, por lo que podemos llegar a la conclusión que "al estericote" es una expresión ubriqueña en peligro de extinción. Una lástima.

 

 

.



lunes, 26 de julio de 2021

Escantillarse: palabras del pueblo

 


 

 Muestrario de piel de vaqueta lisa (en este enlace)

Échantillon nuancier  vachette de cuir lisse



Por Esperanza Cabello

 

Después de haber hablado de palabras ubriqueñas, muy ubriqueñas, como "emparratacá", hemos estado comentando con la familia algunas otras palabras que, desgraciadamente, ya no conocen los menores de cincuenta años, y eso que antes se utilizaban  constantemente.

Una de ellas es la palabra escantillarse, que, por supuesto, aparece en el libro de don Bartolomé Pérez Sánchez de Medina, y, tal y como él explica, aparece también en la RAE, aunque con otro sentido.

 

Escantillar en la RAE, en este enlace

 

 

En ubriqueño, escantillarse significa "salirse del tiesto", y lo utilizábamos, sobre todo, como amenaza. "Como te escantilles te vas a enterar".

Don Bartolo lo explica en primera persona "Como me escantille, te vas a enterar", dándole el sentido de perder la paciencia.

Y nosotros, por aquello de la deformación profesional, hemos pensado rápidamente en una palabra francesa: "échantillon", que significa "muestrario",  que resulta absolutamente cercana, y eso nos reafirma en las dos vertientes ubriqueñas, significando "salirse del muestrario".

Está claro que esta simulitud debería ser estudiada en profundidad para hacer cualquier afirmación, pero al buscar la etimología de échantillon hemos llegado al antiguo francés "chantel" (en este enlace), que a su vez viene del latín "canthus" . "chantel" habría derivado en "eschanteler" (en este enlace), y más tarde en "eschantillon" (en este enlace).



Pues nada, que como me escantille voy a tener que buscar un diccionario etimológico😁.


.

domingo, 25 de julio de 2021

Emparracatarse, una palabra ubriqueña en peligro de extinción.

 

 

Un bebé "emparracatado" a su madre

Imagen de "El último Koala" (en este enlace)

 


Por Esperanza Cabello

 

Hace algo más de dos meses que tenemos un nuevo miembro en la familia, la pequeña Luna nació a finales de abril para felicidad de todos y para hacernos hablar en ubriqueño legítimo.

Aún es muy bebé, y hay que cogerla en brazos como de mantilla, pero como tiene mucha fuerza, esta mañana hemos pensado: "Dentro de nada está emparracatá con su madre o su padre".

Y nos hemos reído al usar ese verbo tan ubriqueño y tan extraño.

Lo primero, buscar en internet, por supuesto que emparracatá no existe, ni tampoco emparracatada, nunca nadie ha publicado  eso en internet hasta hoy.

Así que lo hemos intentado en masculino: emparracatado. Y hay un solo resultado:


 


También hemos encontrado algunas entradas para "emparartacarse", incluida una divertida conjugación en alguna página extranjera: 



Como eso de "Instituo de verbología hispánica nos ha llamado la atención, hemos ido a ver qué era eso de emparracatarse, y aparece en una obra del filólogo Manuel Alvar:

Manuel ALVAR EZQUERRA
Tesoro léxico de las hablas andaluzas.
     Edit. Arco Libros.
     Madrid, 2000.


Y ya nos disponíamos a dar nuestra propia versión de lo que era un niño emparratacao, cuando nos hemos acordado de nuestro maestro, de don Bartolo y su "El habla de Ubrique", y efectivamente, aquí está:

 


 No lo encontrábamos en internet porque, desgraciadamente, no está digitalizado, y no es posible indexar nuestra riqueza lingïística adecuadamente, pero nosotros nos hemos permitido tomar prestado este trocito de su libro, seguros de que él estará de acuerdo.


"Emparracatarse, verbo pronominal. Abrirse de piernas para sentarse cómodamente sobre alguna superficie irregular.

En el DRAE consta lo más parecido en forma y en sigificado "esparrancarse", abrirse de piernas."

 

Así que aquí tenemos una palabra ubriqueña (parece que también se usaba en algunas otras zonas de Andalucía, aparece en un diccionario del habla almeriense) recogida en el libro del Hijo Predilecto de Ubrique y que, a partir de hoy, aparecerá también en las búsquedas de internet, esperamos. Aunque en realidad pensamos que de verdad esta palabra está en vías de extinción, aunque a algunas abuelas ubriqueñas se nos siga viniendo a la mente y pensemos en ella con una sonrisa.


Por cierto, que parece muy conveniente, no solo desde el punto de vista fisiológico, que los bebés se emparracaten a la cadera de las madres o de los padres, sino también desde el punto de vista psicológico. No sabemos si esta teoría es muy científica, pero sí muy curiosa. Podemos leerlo en este enlace.


Las barbas del chaparro

 

Un chaparro del arconocal, con las barbas al aire


 

Por Esperanza Cabello

 

Dicen que las barbas del chaparro denotan la buena calidad del aire en el que viven, y tenemos la suerte de vivir en un paraíso natural en el que no es difícil encontrar un chaparro con sus barbas al viento.

Esta fotografía, tomada hoy mismo en el alcornocal, demuestra que nuestro bosque es una de las cosas más valiosas que tenemos, nos da vida, nos da energía, nos da riqueza... y buena calidad del aire.

En realidad estas "barbas" de chaparro son unos líquenes (simbiosis entre hongo y alga), llamados Usnea (gracias a Eduardo por reconocerlos y recordar los nombres científicos de las plantas), y nos las prometíamos muy felices yendo a buscar su especie, pero hemos visto, con asombro, que existen al menos 451 especies de Usnea (en este enlace), por lo que lo dejaremos así: Usnea spp. 

De todas formas hemos encontrado una descripción de la Usnea filipendula escrita por el biólogo Miguel  Ángel LópezVarona en su blog que nos ha parecido  magnífica (en este enlace).

Las barbas del chaparro tienen propiedades antibióticas, según hemos podido saber, pero aquí tradicionalmente las usaban las gentes del campo para curar las grietas de los pies, colocándolas como una especie de plantillas, dentro de los zapatos.

En la actualidad los líquenes de los chaparros del  alcornocal indican la buena calidad de nuestro aire, pues al no tener raíces toman los nutrientes de la atmósfera, y si el aire  está contaminado se va acumulando en el talo del líquen hasta que muere.

Y da gusto ver  esas barbas tan frondosas con esos talos al viento. Respiremos tranquilos 😀

 

 

.

viernes, 23 de julio de 2021

Donación de sangre: es urgente y muy importante

 

Donación de sangre, lunes, 26 y mertes, 27

De 17:30 a 21:30 en el edificio del juzgado


Buenos días.

Saludos en nombre del Centro de Transfusión, Tejidos y Células de Cádiz y agradecerle también su colaboración con la donación de sangre.

Queremos hacer un LLAMAMIENTO URGENTE para que la población se acerque a donar como consecuencia del descenso del número de donaciones de sangre entrantes que se están produciendo actualmente y en previsión a la disminución que se va a producir en los meses de verano. Sangre muy necesaria y vital para atender la demanda hospitalaria de productos sanguíneos.

También, porque a medida que la incidencia de la pandemia baja, los hospitales de la provincia vuelven a la normalidad y un reflejo de esta recuperación es el aumento de la demanda hospitalaria de transfusiones de sangre.

Es muy importante poseer unas reservas de sangre en nuestros hospitales que nos permitan saber que a ningún paciente le falte la sangre que necesite en su patología.

En estos momentos se necesitan sangre de todos los grupos sanguíneos. 

También es muy necesaria la incorporación al sistema de DONANTES NUEVOS, para ir compensando con las personas que son donantes habituales y no pueden donar más.

 Requisitos: Edad entre 18 y 65 años (hasta los 60 si es la primera vez que donas), pesar al menos 50 kg y gozar de buena salud.

Les dejo 1 fichero gráfico del cartel de las COLECTAS DE SANGRE que se van a realizar en su localidad, para que usted si lo desea pueda pasarlo por todas las redes sociales de forma continuada (facebook, páginas web, whasaap, etc.) que conozca (sería de gran utilidad). 

Es prioritario la difusión de las colectas de sangre por otros medios, tales como instituciones públicas/privadas, medios de comunicación, centros educativos, redes sociales, asociaciones, empresas, etc. con el fin de sensibilizar a la población y despertar su solidaridad para que donen sangreAdemás, se trata de un gesto sencillo que salva o mejora la vida de tres pacientes.

De su máxima difusión depende, en cierta medida, la salud de muchas personas.

Muchas gracias.

 

jueves, 22 de julio de 2021

Fútbol en Ubrique en 1963, por Eduardo Janeiro

 

Comenzando el partido en 1963

Fotografía gentileza de Eduardo Janeiro



Nuestro tío Eduardo Janeiro ha compartido en el grupo de facebook esta fotografía de 1963. Se trata del comienzo de un partido de fútbol que tuvo lugar en el campo de fútbol San Sebastián entre el Ubrique industrial y el Santa María de Cádiz.

Además de a Eduardo, en la fotografía reconocemos a Cristóbal Olmedo y Juan Solano, que eran los liniers.

El balón, como cuenta Luis Miguel Fernández con mucha guasa, no era de "adidas",  Eduardo explica que la mayoría de balones que teníamos eran fabricados por los Sucesores de Luque, que tenía la fábrica en calle Peman. Eran de becerro duro y la boca de cordón. Pero ya por aquella fecha empezaron a traer los balones de válvula sin la boca y el cordón.

A causa de esa dureza de los balones, los centrales, en la época, llevaban un pañuelo en la cabeza.

Eduardo termina su comentario explicando que el equipop ubriqueño metió cuatro goles en aquella ocasión, mientras que el resultado del Santa María fue cero. 

 


 
Mi primera ficha con el Ubrique Industrial
año 1960. Pasé de los juveniles al primer equipo.
 

 
En el Ramón de Carranza 1963
 Balón de Cadiz: 2, Ubrique Industrial: 1
 

 

miércoles, 21 de julio de 2021

Homenaje a don Manuel Cabello Janeiro en Ubrique


 Ubrique, septiembre de 2015

¡Seis años ya!

 

 

Por Esperanza Cabello

Hace ya  seis años de este pequeño homenaje que hicimos a nuestro padre, Manuel Cabello, en la plaza de la Verdura de Ubrique, descubriendo una placa en la casa en la que nació.

Hemos organizado tantos "líos" en todo este tiempo que a veces perdemos la memoria de tantas y tantas cosas como hemos hecho. Pero hoy hemos encontrado este video mientras editábamos las calles de nuestro hermano Manolo y nos ha embargado una agradable sensación de alegría.

Eran otros tiempos, estábamos allí reunidos y juntos amigos y familiares a decenas, todos juntos y sonrientes, era el día de la Patrona, y aunque se trataba de un día muy especial, ahí estábamos todos. Los vecinos, los amigos de internet, los flamantes y recientes gobernantes municipales, los primos, llegados algunos de muy lejos, los amigos de nuestro padre, nuestros propios amigos, los componentes de Ocurris Pópuli, los cercanos de toda al vida...

Y solo se nos ocurre decir gracias una y mil veces, gracias de corazón por permitir que este momento se hiciera realidad, gracias por acompañarnos y por estar con nosotros.

Y también desear que pronto podamos estar todos juntos, de celebración, de fiesta, de homenaje, de reunión, aunque sea de cumpleaños, pero todos juntos de nuevo, por favor💜💜💜💜

lunes, 19 de julio de 2021

Misión Rescate, "El poder del pasado"

 


Por Esperanza Cabello


Nuestro amigo José María Gavira nos ha enviado esta entrañable fotografía de la escuela de Artes y Oficios de Ubrique en 1968. En ella se ve una de las aulas del centro con muchos niños muy interesados y dos maestros jóvenes comenzando con ellos una aventura que duró muchos años en nuestro pueblo: Misión Rescate.

Misión Rescate era un concurso televisivo que pretendía implicar a maestros y alumnos en el conocimiento y protección de nuestro patrimonio, y en Ubrique se convirtió en todo un fenómeno de masas en el que estuvimos implicados todos los escolares entre finales de los sesenta y los ochenta.

José María ha encontrado esta fotografía en un documento muy interesante: "El poder del pasado. 150 años de arqueología en España", una publicación del Ministerio de Eduacación, cultura y deporte, junto a varias instituciones por los 150 años de la creación de Museo Arqueológico Nacional. Hay un artículo "La arqueología en televisión", escrito por Gonzalo Ruiz Zapatero, en el que trata de Misión rescate y los cientos de colegios en toda España que se unieron al prigrama, y precisamente esta fotografía de un aula ubriqueña ilustra este artículo.

Se trata de una de las fotografías de la serie realizada para la presentación del primer grupo de Misión Rescate 208, de Ubrique, capitaneados por dos maestros ubriqueños: don Francisco Collado Jara y don Manuel Cabello Janeiro.


José Toro Rincón, Juan Viruez  , Andrés Hernández Ríos

Juan Ortíz, Francisco Collado Jara, Manuel Cabello Janeiro y Juan Carlos Domínguez

Componentes del grupo de Misión Rescate en 1967

Gracias a Juan Manuel Román, a Antonia Domínguez, a Puri Gómez y a todos los del grupo por nombrarlos a todos
 




Echando la vista atrás vemos que al aula no le "falta un detalle", eran otros tiempos, cada vez más difíciles de entender, pero nos gusta quedarnos solamente con lo bueno, aquellos grupos de Misión Rescate ubriqueños participaron durante más de una década en el concurso, siendo galardonados en múltiples ocasiones, y aprendiendo a respetar y proteger el patrimonio de todo el pueblo.

Gracias, y gracias a José María por rescatar para nosotros esta fotografía tan significativa.



.

domingo, 18 de julio de 2021

Juventud de Acción Católica, por Luis Miguel Fernández

 


Luis Miguel Fernández

Juventud Acción Católica.
Año: 1951(aprox.)
Lugar de la foto: Patio del Convento.
Entrenador: D. Salvador de Silva(Coadjutor)
De pie de izquierda a derecha: Cristóbal Gutiérrez, ¿ ?, Antonio Moreno, José Luis Núñez, Paco Román y Rafael Morales.
 
Agachados: Manuel Viruez, Luis Miguel, Diego Montero, Luis Ríos y Paco Morales.
 
 
.

miércoles, 14 de julio de 2021

Las lamparillas naturales de nuestra infancia

 


 

 

Por Esperanza Cabello

 

 

En estos días de principios de verano en los que muy tempranito es todavía una alegría poder salir a pasear al campo hemos hecho un descubrimiento que nos ha llevado directamente a aquellos principios de verano en La Cerca, el campo familiar de nuestros abuelos Julia y Paco, al que íbamos a ver con ilusión y muy expectantes cómo aquella pequeña alberca se iba llenando poquito a poco de agua, después de haberla limpiado del verdín del invierno.

En aquel campo jugábamos, como es lógico, con los materiales que allí había, con piedras, plantas, ramas y lo que fuera necesario. En invierno jugábamos con los candilitos, que crecían por doquier, y ya en verano jugábamos con esta pequeña planta cuyo nombre ignorábamos, por supuesto, pero que nosotros llamábamos lamparillas o farolitos.


Y es que al secarse, iban cayendo cada una de las partes como pequeñas cestitas, que nosotros colocábamos en un platillo de agua con aceite, como las mariposas de abuela Natalia, y la verdad es que prendían (por el aceite, seguro) y nosotros jugábamos a encenderlas y a mantenerlas todo el tiempo posible encendidas.




Ahora, y gracias a los conocimientos de Eduardo, hemos sabido que esta planta se llama scabiosa estellata, y que también se conoce popularmente como "farolillos" (en este enlace).



Y precisamente ahora que hemos sabido que en "La luna llena", en Ubrique, fabrican mariposas y lamparillas al estilo de las de Zepol, hemos encontrado, en uno de nuestros paseos matinales, estas lamparillas naturales que nos han abierto una ventanita al recuerdo de aquellos juegos infantiles de los sesenta, cuando el verano era fantástico y en aquellas horas eternas de la tan larguísima digestión teníamos que mantenernos alejados de la alberca, aunque cerca de aquel cañito, en el que había que tener mucho cuidado con las sanguijuelas, que nos refrescaba las tardes.



.