sábado, 30 de septiembre de 2017

Maribel de Oria Merino. In memoriam

Maribel de Oria, una gran persona con una gran voz.



Por Manolo Cabello

Hoy estamos de luto en Ubrique. Ha muerto Maribel de Oria Merino, nuestra compañera, nuestra amiga, nuestra voz, nuestro punto de unión.

Su entierro será mañana domingo, uno de octubre, a las once de la mañana. Para sus compañeros de la Coral Polifónica Ocurris Populi será un triste honor acompañarla en el sepelio, todos juntos, interpretando por ella el Ave verum de Mozart. 

Maribel ha librado una gran batalla contra el cáncer, una batalla hercúlea. Le ha plantado cara con todas sus fuerzas, y ha luchado como una campeona, con todo su empeño, con todas sus fuerzas, por encima de cualquier inconveniente.
Se unió a la Coral Polifónica Ocurris Populi hace muchos años, y desde el primer momento se distinguió por su dedicación y su dulzura. Hace unos años comenzaron los problemas con la salud, y tuvo que hacer un alto en  la coral, pero se reintegró recién ganado el primer asalto a la enfermedad, y durante todos estos años ha sido nuestra VOZ, nuestra Diva, nuestro apoyo.


Maribel y Juan de Dios, su marido,  con Daniel Borrego
Director entonces de la Coral Ocurris Populi
En este enlace podemos leer la despedida de Daniel



A pesar de su juventud, de sus fuerzas, del apoyo de su marido, Juan de Dios Carrasco, y de sus hijas Anabel y Alejandra, y de toda su familia, hoy nos vemos con el triste, tristísimo encargo de despedirnos de ella, y para ello nos faltan las palabras. Es el segundo miembro de la Coral que nos abandona en un año, se nos ha ido nuestra magia y con ella se van tantos buenos momentos, tantas horas de ensayo, tantos viajes, tantas canciones, tanta música...





Con los compañeros y compañeros de la Coral, siendo Director Juan Antonio Aibar



Porque ella ha sido, en grandísima medida, nuestra inspiración y nuestro apoyo, en los buenos tiempos y en los no tan buenos, su voz melodiosa y templada destacaba sobre todas, del mismo modo que ella, porque Maribel además de tener una gran voz era una gran persona. Cantó en la cuerda de las contraltos, reforzó la de los tenores, pero su máxima ilusión era cantar con las sopranos. Nuestro último recital como coral fue en su honor, ya sabíamos que volvía a estar enferma, y cantamos por ella, por su bienestar, por su alegría, queriendo devolverle, en cierta medida, una parte de la alegría que ella repartió entre todos nosotros a raudales.



 Momentos de su actuación con la Coral Ocurris Populi, 
Las fotos más recientes, con el Director José García al frente


Revisando las fotografías queremos decir, en nuestro nombre y en el de todos los integrantes de la Coral, los que hemos compartido con ella tantos buenos momentos, que será imposible olvidarla, que siempre estará en nuestros corazones y en nuestros pensamientos, que la echaremos de menos y que estamos al lado de su familia en estos momentos difíciles, porque en realidad la sentimos como de nuestra propia familia, de la gran familia de la Coral.




Apoteósica actuación en "El Fantasma de la Ópera"
Dirección de los ensayos de José Rodrigo García
Maribel era nuestra voz


 ¡Cuántas veces ha sido nuestra solista! ¡Cuántas veces ha apoyado la cuerda de los tenores! ¡Cuántas veces nos ha dirigido y acompañado! tantos momentos en tantos años. Para la memoria de nuestra familia queda el día que la Coral fue a cantarle a nuestra madre y ella acudió con los demás por encima de cualquier otra consideración (en este video podemos verla cantando).
También  recordamos con emoción la apoteósica actuación en "El fantasma de la ópera", fue un momento mágico que la Coral de Ubrique, dirigida por José García, vivió hace unos años, acompañamos toda la representación teatral, y Maribel lució son luz propia, todos estábamos maravillados, no solo de vivir y compartir aquellos momentos, sino de poder actuar a su lado.


En El Jardín, durante la representación de Carmen, bajo la dirección de José Luis Chacón


Tantos momentos, tantas actuaciones, tantos ratos de conversación, tanta vida compartida. No podemos evitar seguir emocionándonos al recordarla como protagonista en Carmen, con la dirección de José Luis Chacón, en aquella actuación magnífica en El Jardín, con todo el público maravillado y puesto de pie, aplaudiendo a rabiar. Ella era una mujer sencilla, poco amiga de protagonismos ni de individualismos, para ella la Coral Polifínica Ocurris Populi era su sitio, pero un sitio en el que compartía protagonismo con todos y cada uno de sus compañeros, que al final es lo único que cuenta y lo que la ha hecho siempre especial.



Se nos va Maribel, una mujer muy especial, una mujer campechana y discreta a la que le gustaba, por encima de todas las cosas, su familia, y después de la familia, cantar.
Sabemos que no hay palabras para mitigar el dolor de los que la querían, pero queremos estar a su lado. Se nos ha ido nuestra compañera, nuestra voz, nuestra diva.

¡Hasta siempre, Maribel! Siempre estarás en nuestras canciones.


.

jueves, 28 de septiembre de 2017

Volando voy en la Sierra de Cádiz el domingo que viene

Don Manuel, Jesús y David
Durante la grabación del programa
La pasada primavera




Por Esperanza Cabello


La noticia es esta: el próximo domingo, uno de octubre, a partir de las nueve y media de la noche, en Cuatro, tendrá lugar al emisión del programa "Volando voy" grabado en la Sierra de Cádiz.
Nos han llamado de la redacción del programa para confirmarlo, este domingo será el día en que podamos ver nuestra tierra a vista de pájaro.

Hasta aquí, todo perfecto. Hace ya muchos meses que nos pusimos en contacto con el programa para invitarlos a venir a nuestra sierra, que les presentamos a ubriqueños y serranos que podrían participar en él, que asistimos a la grabación en algunos lugares de nuestro entorno y que nos esforzamos para que nuestro pueblo fuera tratado como se merece.
Así que la emisión del programa debería ser fantástica. Debería. Porque hoy,  al mismo tiempo que nos confirmaban la emisión, nos explicaban, entre miles de excusas, que ha habido que cortar algunos momentos de la grabación.
Y precisamente ese corte coincide con la entrevista a don Manuel Pérez Trastoy y a David Bulpe, y con lo grabado con Paca Ríos.

La televisión siempre te defrauda, unas veces más y otras veces menos, pero te defrauda. Por mucho que queramos ponernos en la piel de los periodistas, nuestros intereses están siempre como encontrados. Y en el caso de Volando voy aún no sabemos hasta qué punto será, pero por el momento nos sentimos muy decepcionados porque sabemos que no vamos a  poder ver esas entrevistas que estaban de lujo; lo de don Manuel muy emotivo, muy bien hecho y muy cercano; lo de Paca muy alegre y muy espontáneo.
Y el caso es que Jesús Calleja estaba muy contento de su paso por Ubrique, sobre todo de haber conocido a don Manuel, de haber vivido con él unos momentos muy emocionantes, de haber regado su huerto y haber vivido unos minutos como un ciego, con los ojos vendados. Pero a pesar de todo, estas entrevistas no se emitirán.



Dispuestos a sembrar pinsapos en el término de Villaluenga
Todo el equipo del programa y los protagonistas



Por lo demás esperamos que el programa haga justicia a nuestra sierra. Los paisajes deben de ser espectaculares desde el helicóptero. Cuando estuvimos en Grazalema, para la grabación en la plaza, vimos pequeños trozos de video que prometían verdaderas maravillas.
Las entrevistas habían sido a dos personas de Zahara, a una familia de Benamahoma y a los dos ubriqueños. También había una invitada sorpresa, Mercedes Milá (ya la estamos viendo en los avances del programa), a la que llevan, junto con todos los participantes, a plantar pinsapos en el término de Villaluenga. Y en Ubrique, en la Plaza, hubo también una gran reunión con mensaje ecológico.

Estamos deseando poder ver el programa. Con el anticipo que vimos en Grazalema podemos decir que se trata de un episodio divertido, emotivo y muy enternecedor. 
Pero claro, siempre puede pasar que las cosas sean ahora diferentes, una vez montado todo el episodio. Sabemos por experiencia propia que las necesidades de producción pueden dar al traste con lo que esperamos, más vale que no sea el caso. Nuestra sierra se merece lo mejor.
 

miércoles, 27 de septiembre de 2017

¿Rateros en la Sierra?

Noticia aparecida en El Heraldo, el 13 de octubre de 1847



 Por Esperanza Cabello

De vez en cuando encontramos en la Biblioteca Nacional de España documentos muy interesantes, sobre todo periódicos que nos hacen pensar en cómo las noticias pueden ser diferentes según las cuenten unos corresponsales u otros, también dependiendo del medio en el que están publicadas.
Nos gusta ver cómo debaten, cómo incluso se hablan unos a otros, intentando que sea el propio punto de vista el que prevalezca. Y también reconocemos las dificultades que tenían estos periodistas de mediados del XIX para llegar al lugar de la noticia.
Hubo un malhechor llamado Agustín del Castillo (El Chivo Negro) que estuvo sorteando a los Guardias Civiles que pretendían detenerlo. Lo escabroso del terreno, y el hecho de que este ratero hubiera sido pastor jugaban en contra de la ley, hasta que el alcalde de Benaocaz, entonces Antonio González, tuvo la idea de contactar con dos desertores del ejército para que se infiltraran en la partida del Chivo Negro y lo trajeran a la autoridad vivo o muerto, a cambio de interceder ante la reina para conmutarles la pena por deserción.
Esta historia tuvo mucha resonancia, y son varios los periódicos de la época (El Heraldo, El Nacional, El Español, El Eco del Comercio) que cuentan la historia. Les dejamos el enlace para que puedan leer todas las noticias y les traemos la noticia de El Heraldo:



Malhechores.- De Prado del Rey escriben al Comercio de Cádiz lo siguiente:

                “Por lo que aparece escrito en el Comercio del 28 del mes último, he deducido que el Nacional da demasiada importancia a los rateros que vagaban por la sierra, y con objeto de enterar a Vds. De lo ocurrido y calmar la inquietud del Nacional, haré una ligera y verdadera relación de todo.
                En el camino que conduce del Bosque á Ubrique, y en el sitio nombrado Arroyo de la Silla, término de Benaocaz, salieron cinco rateros enmascarados la mañana del día 8 del pasado, dos con palos y tres con escopetas, con objeto de sorprender a Francisco de Casas, guarda de las dehesas que en el bosque posee el Excelentísimo señor Duque de Osuna, y como el guarda tratase de defenderse, al echar mano á su retaco le dispararon los rateros un tiro del que le quebraron el brazo derecho, hiriéndole al propio tiempo la cara y dándole un plomazo al caballo que aquel montaba, el cual echó a correr despavorido, siendo esta la causa quizás de que no hubiera sido asesinado el Casas. Conducido que fue al Bosque, se encuentra ya casi restablecido.
                El jefe de los rateros era un vecino de Benaocaz, conocido por el Chivo-Negro que, por desertor de presidio y asesino, vagaba por los montes. La guardia civil lo perseguía con la mayor actividad, pero eran inútiles todas las diligencias por lo escabroso del terreno y por el abrigo que el criminal encontraba en los caseríos. Sabedor el Chivo-Negro de los esfuerzos de la guardia por avistarlo, no tenía punto fijo, y así es que el día 19 del citado mes con noticia de que en Benaocaz había algunos guardias, les mandó un papel escrito con lápiz desafiéndolos para que saliesen al sitio que llaman Agua Nueva, camino de Villaluenga, donde los esperaba: en el momento en que el sargento de la guardia recibió el anuncio salió con cuatro individuos de dicha arma al sitio que se le designaba, previo aviso a la autoridad de aquel pueblo; más tan luego como el Chivo-Negro les vió, se puso en fuga con los suyos, introduciéndose en la sierra y haciendo disparos que se veían salir de entre los peñascos, sin distinguirse al que los hacía.
Los  guardias, no obstante, seguían la dirección del sitio de donde salían los tiros sin haber llegado a disparar los fusiles; más ya oscurecido tuvieron que abandonar la sierra y al efectuarlo se encuentran a la autoridad de Benaocaz que, con un paisano armado con un palo, venía a prestar el auxilio debido.
                El Chivo-Negro, siempre temeroso aún de los cuatro que lo acompañaban, les recogía de noche las armas, más al hacerlo en el día 26 fue asesinado a puñaladas por dos de sus dichos compañeros que se dice ser desertores del ejército. Desde la muerte del susodicho nada se dice de rateros en la Sierra.
                He aquí todo lo ocurrido respecto a esa horda de malvados que tanto pondera el Nacional: aunque un hermano del Chivo-Negro, que se conducía preso desde Benaocaz á Villaluenga se les fugó a sus conductores, nada tiene que ver eso con la partida de que acabo de hablar.
                La guardia civil situada en estos pueblos no descansa, pero todos sus trabajos quedan burlados por lo escabroso y complicado del terreno; no sucederá así cuando ya prácticos los guardias, no necesiten guías ni de preguntar en rancho alguno, pues lo que más hay que observar es la conducta de esos que, so pretesto de trabajar en los montes, están provistos de documentos.”






.

Experiencia



Ubrique 24 de Septiembre de 2017

Experiencia


Recientemente hube de realizar  una operación de cierta importancia en la dehesa. En la parte observable desde sus carriles veíamos que no se estaba realizando su labor con el rigor  que  habíamos  estipulado.  Y nos  hicimos la pregunta : Si en la parte visible no se cumple lo pactado, en la parte no carrileada y por tanto no comprobable desde el coche, las deficiencias tal vez  sean  mayores. Y ante la duda resolvimos comprobarlo a pie. En efecto en esta zona  se había incurrido en más incorrecciones.-
La contrariedad me trajo a la mente: Si es lamentable tener que censurar  y padecer el incumplimiento de lo pactado en zonas comprobables, lo será  aún más comprobar deficiencias  por defectuosa realización de lo tratado, cuando  por lo abrupto del  terreno no es verificable.-
Proseguí la marcha por  una vereda  que aunque muy pedregosa era  de poca pendiente.-. Había recorrido aproximadamente un km. Y aún quedaba otro para reunirme con mi hermano que esperaba con el coche. Pero el panorama cambió desfavorablemente : carecía de vereda y tenía inclinación llegaba a 45 grados.-Más que una ladera muy empinada era un barranco intransitable. La dificultad se acrecentaba porque empezaba a oscurecer, y el riesgo se convertía en peligro porque los músculos de deambula r daban señales de  agotamiento tal que apenas permitían mantenerme en pie. Tras varias caídas, opté por llamar a mi hijo Julio con resultado negativo; insisto en mi empeño y logro conectar con mi nuera  que con presteza moviliza a Julio que a su vez requiere la colaboración de la Guardia Civil. Yo no dejaba de vocear  a mi hermano, que aun distaba de mí casi un Km. él a su vez me llamaba insistentemente.-Pero entonces ocurre algo alentador, positivo: Los hijos de mis vecinos Martín  y Francisco Valle Morales,  de los que había una distancia desde años por faltas de entendimiento,  oyen las voces y en la noche obscura sin luna llega hasta mi José Manuel  Valle hijo de Francisco, que superando sus limitaciones me saca de lo más intrincado e intransitable. Ya en zona más clara se hace cargo de mi un Guardia Civil y me conduce a un Todoterreno,  para otro vehículo  aun sería el monte intransitable,  propiedad de Juan Valle Montero quien a su vez me traslada hasta el coche de la citada Guardia Civil que me trae a mi domicilio .-
Afortunadamente de esta pequeña travesura y mayor  experiencia solo me queda un rasguño en la frente, cierto leve dolor en una pierna de las reiteradas  caídas  y el profundo agradecimiento a José Manuel , Juan, y a la Benemérita G. C.


Prudencio Cabezas.-

.

martes, 26 de septiembre de 2017

El cuchillo de Ubrique

El Siglo Futuro, 1883
BNE


Esperanza Cabello


Leemos en la revista El Siglo Futuro, en su edición del 13 de abril de 1883, lo siguiente:

"Y lo cual tiene muchísimo menos de extraño, si se tiene en cuenta que al conde de Canga-Argüelles le sucede con los carlistas lo que al cuchillo de Ubrique.
      Que al ver oveja salíase solito de la vaina."


Hemos oído hablar algunas veces de "el cuchillo de Ubrique", y siempre hemos pensado que tendría algo que ver con el carácter "peleón" que tenemos algunos serranos, aunque en estos tiempos la lucha es más dialéctica que otra cosa.
Y buscando información sobre este dicho, hemos encontrado un magnífico estudio de nuestro amigo José María Gavira en el que nos habla del cuchillo de Ubrique desde el Padre Sebastián hasta nuestros días. Se lo dejamos en este enlace, es muy interesante.


.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Azorín y Ubrique. La mujer ubriqueña

Azorín. Posdata. publicado en 1959
Capítulo dedicado a Carmen de Ubrique   



Por Esperanza Cabello



Esta entrada, y las palabras de Azorín, quiero dedicársela
a mi tía Carmen Sánchez Rubio. Leyendo las reflexiones
del escritor alicantino hemos pensado que esa Carmen de Ubrique
 bonita, encantadora, distinguida, fotogénica y buena solo 
podía ser nuestra tía Carmen 💜.
"Carmen, ese bello nombre, que en latín dice poesía
y en arábigo vergel"



Nuestra afición a la lectura  y a los libros solo puede acarrearnos cosas buenas. Y así ha sido en esta ocasión. Compramos en una librería antigua una primera edición de un libro de Azorín, un librito pequeño y coqueto lleno de reflexiones mezcladas con lirismo y un magnífico ojo crítico: Posdata. Una obra de madurez del gran escritor de la Generación del 98 en la que  confluyen sabiduría y buen hacer. Una obra moderna y vigente, a pesar de tener casi sesenta años, que bien podría haber escrito, con el permiso del maestro, nuestro amigo José Manuel Benítez Ariza, pues al tiempo que leíamos no parábamos de pensar en la obra de este escritor gaditano/benaocaceño. 
Traductor, amante apasionado del cine, articulista, crítico literario, gran lector, bibliófilo... hay muchas coincidencias que nos hacen pensar en un Azorín actual.
La obra en sí, Posdata,  es una delicia, a veces se nos escapan los detalles, la cultura del escritor alicantino nos supera con creces, pero su pluma es ágil, cómoda y delicada, llena de referencias a los clásicos, como en la introducción:



Qui vit sans folie n’est pas si sage qu’il le croit.

La Rochefoucauld,

 Máximas.

Azorín explica las intenciones de esta obra y las razones que lo han llevado a escribir una posdata a modo de prólogo.



Una posdata, ¿para añadir o para enmendar? ¿Una posdata después de tantos años de escribir? En la vida se puede rectificar o se puede perseverar. Pasan los años, y da lo mismo una cosa que otra. No deben inquietarnos ni las contradicciones, ni envanecernos las perseverancias. Seamos sinceros. Si bien lo miramos, encontraremos que en el mundo –como en la historia- todo es contingente. Cuanto va en este volumen chico ha sido escrito por instinto; mi ideal ahora, en lo tocante al estilo, es escribir a la pata la llana. Lo elegante me desabre. ¿Pensar con lucidez y escribir con claridad? ¡Qué cosa tan fácil y qué cosa tan difícil! La precisión es el mayor tormento del escritor. Y eso es lo esencial; lo demás son... Habladurías. Sentiré haber pergeñado un librito estridente.

                                                                                                                                         Azorín. 1959.






Pues estábamos tan felices con nuestra Posdata, casi terminando la lectura, cuando al llegar al capítulo XXXIII nos hemos llevado una sorpresa mayúscula: ¡Hay un capítulo dedicado a Carmen de Ubrique!

Hemos releído varias veces el capítulo, intentando saber cuáles eran las intenciones del autor al hablar de una Carmen de Ubrique y proponerla para representar en el cine el papel de Carmen de Merimée, y no solo eso, sino también aspira a que esta mujer ubriqueña sea la protagonista de Mariana, de José Echegaray también en el cine.
Y no se queda corto en elogios para esta Carmen, no solo es bonita, encantadora, distinguida, fotogénica y de manos delicadas, sino que trabaja en el arte en que brilla el pueblo, en artículos de piel, de piel fina, suave y olorosa. 
Carmen es una mujer de prestigio en el pueblo, en estos paisajes espléndidos, y lleva una vida sencilla.
Y Azorín reclama para ella, mejor que el papel de Carmen de Merimée, el de Mariana, de Echegaray, porque es el estudio de una mujer completa


Hemos hecho un barrido en internet intentando adivinar algo más de esta Carmen de Ubrique, queriendo saber si Azorín -viajero incansable por toda la geografía española- conoció a alguna mujer aquí en Ubrique que lo inspirara, o si realmente hubo una Carmen bonita, encantadora y fotogénica a la que se le propusiera el papel de Carmen a pesar de su vida sencilla. 
Pero no hemos encontrado, por el momento, respuesta a ninguna de nuestras preguntas.  Quizás solo utilizó este nombre sonoro dándole un toque andaluz y aprovechó el renombre de nuestro pueblo para su obra. Quizás todo es una metáfora y una excusa literaria para hablar de la personalidad de heroínas literarias.

Solo nos queda la alegría del descubrimiento de este nuevo libro y de esta nueva historia: Azorín, uno de "Los Tres" grandes de la Generación del 98, dedicó un capítulo a Carmen de Ubrique.



XXXIII

CARMEN DE UBRIQUE



Carmen de Ubrique vive en Ubrique. Fueron a buscarla para que hiciera—en el cine— la Carmen de Merimée y... Carmen llevaba—por aquellos paisajes esplén­didos—una vida sencilla; tenía su prestigio en el pueblo, en la región.
Trabajaba; ya se supondrá que traba­jaba en el arte en que brilla el pueblo: en artículos de piel, de piel fina, sua­ve, olorosa. Sus manos delicadas—las de Carmen—hacían primores. Y vamos a nuestra historia. Cada actor tiene su temperamento; cada tempera­mento reclama una modalidad. No puede irse a redropelo[1] del tempera­mento.
Vi, hace muchísimos años, a Novelli en el Hamlet; siempre era el Novelli de Papá Lebonard, una obra de Jean Aicard, que Novelli hacía ad­mirablemente. He visto estos años pa­sados—en la película Ariadna—a Gary Cooper de frac y corbata blanca; andaba desvaído, borroso. De pronto, al final de la obra y durante un mi­nuto, Gary Cooper era Gary Cooper. En la estación, cuando el tren acaba de ponerse en marcha, Gary Cooper saltaba al tren. Ese momento repre­sentaba todo un drama pasional, si­lenciosamente incubado.
Carmen de Ubrique es bonita; es encantadora; tiene maneras distingui­das; su fotogenia la favorece en el cine. Su manera de producirse, en el arte y en la vida, la corroboran. Po­dría pasar, con facilidad, de un modo psicológico a otro. Y ello sin violen­cia, sin aspavientos. Existía antes—ha­ce muchos años—un género de come­dias llamadas de guante blanco; no es que calzaran los actores albos guantes, sino que, siendo comedias realistas, no eran truculentas. Hay una idea fatalmente errónea del realismo. ¿No es realista La cocina de los ángeles, de Murillo? Pues ¿qué están ha­ciendo aquellos ángeles sino lo más realista en una casa: cocinar? No me convencerá nadie de que la Genoveva de Lamartine no es tan realista como la Carmen de Merimée. Y además, buena, abnegada, modesta.
 ¿No habrá alguien que lleve al cine—y para Car­men de Ubrique—Mariana, de Echegaray? En 1892, cuando se estrenó, María Guerrero hizo una Mariana prodigiosa. Mariana es un estudio de mujer completo; en Mariana se van suce­diendo todos los matices de la afecti­vidad humana; Mariana es amable, arisca, generosa, insinuante, irónica, sarcástica, iracunda, blanda, altiva, humilde... No sería dispendioso el es­cenario—en el cine—; bastaría con un salón elegante en Madrid y con una sencilla estancia en Aranjuez.





[1] Contrapelo