lunes, 16 de enero de 2017

La vuelta ciclista a España de 1986 en Ubrique

 La vuelta ciclista 1986 por la carretera de Benaocaz a Ubrique
Fotografía de Manuel Cabello



Por Esperanza Cabello


Hoy hemos encontrado unas fotografía muy curiosas, en el reverso consta "vuelta ciclista 1986", y, aunque tengan muy poca calidad, hemos pensado que sería muy curioso poder verlas.
Hace unos días nuestro hermano Manolo nos hablaba  del castillete en la carretera de Benaocaz al que íbamos muchísimos domingos a pasar el día.
A nuestro padre le gustaba ese sitio, cerca del pluviómetro y viendo el Salto de la Mora, desde allí podíamos ver la cantidad de personas que hacían turismo por nuestra sierra, y a veces hasta teníamos visitas, la familia venía a pasar el día con nosotros.
Y precisamente en este castillete debían de estar nuestros padres viendo la etapa de la vuelta ciclista.






Los corredores pasaron por nuestra sierra en la etapa número 20, no fue una etapa demasiado rápida, pues hubo una especie de "plante": Hemos podido leer en un recorte de "El Mundo Deportivo" la crónica de esta etapa:





Martes, 13 de mayo de 1986 EL MUNDO DEPORTIVO Pág. 29 

PELICULA DE LA ETAPA km. 0: Toman la salida 112 corredores. Mucho calor. Km. 9: Se va Marc Gómez, que será alcanzado poco después. Se rueda muy despacio con viento de cara. Km. 57: Alto del Picacho de cuarta categoría, Beuker, Jiménez y Ocmidenko. -Km. 71: Se cumplen tres horas de carrera. Km. 95: Meta volante de Ubrique. De la Peña, Jiménez y Lavainne. Km. 103: Alto de Benaocaz, de segunda. Alfonsel, De la Peña, Nijboer, Chozas y Fignon. Km. 153: Alto de Las Palomas, fuera de categoría. Chozas, Cabestany, Knetemann, Pino, Fignon, Olefzen, De la Peña, Guyot, KeIIy,-León y VanCaister. El retraso acumulado era de 1.30 horas. Se rezagan Lammerfink y Harings, pocos kilómetros después abandonan. Km. 175: Sprint especial de EL Bosque. Juárez, Garde y Knetemann. Km. 207: Meta volante de Arcos de la Frontera. Moreno, Demidenko y Muravsky. Km 217: Sprint especial de Jédula. Portillo, Fignon y Suárez Cueva. Km. 218: Se va Carlos Gutiérrez al que 5 kilómetros después sigue Sarrapio. Caída de Patarroyo. 



Km. 234: Salta Iñaki Gastón y se va Fignon tras él. -Km. 239: Línea de meta. Marc Gómez cruza en primera posición con el mismo tiempo que Iglesias. Keily era tercero, a siete segundos del vencedor, dando tiempo al paquete. Álvaro Pino continúa líder. Contrarreloj en Jerez de la Frontera. Gómez ganó también la primera etapa en línea que tuvo lugar a través de las carreteras mallorquinas, por lo que consiguió un bonito capicúa. Hijo de santanderinos, Marc Gómez es el quinto hombre que ha ganado dos etapas de esta Vuelta (no hubo ninguno que se impusiera tres veces). Los otros cuatro fueron: Blanco, Mottet, Eddy Planckaert y Kelly. Álvaro Pino tuvo una comodísima jornada en una etapa que pudo resultar peligrosísima para él. No sólo a causa de un puerto de paredes considerables, que era el tercero que puntuaba como especial, sino también por unas violentísimas ráfagas de viento que azotaron el pelotón por todas partes, pero sobre todo de frente. En realidad, muy poca historia tuvo esta vigésima etapa. El pelotón, que en principio salió con la idea de descuartizarse y de rodar a toda velocidad como en los días precedentes, quedó súbitamente frenado, de salida, por la violencia del viento. Algunos escarceos (Marc Gómez, Alfonso Gutiérrez) fracasados, bastaron para convencer al resto de que era una tontería intentar ninguna aventura solitaria. Por otra parte, las piernas estaban cansadas y psicológicamente se necesitaba un día de recreo.
 Todas esas causas confluyeron en una especie de huelga de pedales caídos que se justificó absurdamente criticando al responsable técnico de la organización, Alberto Gadea, por el mal estado de la carretera. Gadea fue la víctima que se cazó al vuelo. Aunque fue insultado a coro por el pelotón, que en un momento dado coreó también eslóganes como vacaciones sí, demarrajes no, lo cierto es que había más ganas de diversión que de cualquier otra cosa y sería absurdo que el incidente pasara a mayores. Hasta tal punto se tomaron asueto los ciclistas que el retraso respecto al horario previsto llegó a ser de hora y media. Ni siquiera cuando eran enfocados por las cámaras de televisión reaccionaron. Antes de los demarrajes que decidieron la etapa, se produjeron otros de falsete, uno de ellos protagonizado por el mismísimo líder que actuó de payaso ante las cámaras parodiando una posición aerodinámica en un descenso. Lo cierto es que Pino era el gran beneficiado por el día de recreo.




 



 Gracias a él, se diluía el serio peligro que podía emanar del coloso Las Palomas, de categoría especial, que se subió tan cómodamente que Chozas hizo primero y, asómbrense, el mismísimo Knetemann, tercero. Las hostilidades no se iniciaron hasta que a falta de una quincena de kilómetros para la conclusión, Carlos Emiro Gutiérrez, el colombiano de Kelme, protagonizaría el primer ataque en serio. El pequeño escalador fue fácilmente alcanzado y superado por el Teka Sarrapio y cuando  a este estaba a punto de alcanzarle el pelotón, sobrevino una caída espectacular, aunque con escasas consecuencias afortunadamente, del colombiano Patarroyo.
A falta de un kilómetro para el final, Marc Gómez e Iglesias iniciaron su bilateral duelo por el triunfo de etapa. El francés se llevó el sprint batiendo al catalán bajo la pancarta mismo, quizás a causa de que Iglesias levantara antes de tiempo los brazos para celebrar el éxito. A Álvaro Pino le bastará conservar esos 33 segundos de ventaja sobre Millar a lo largo de los 20 kilómetros de contrarreloj en Jerez. Entonces sí podremos proclamar el triunfo del gallego del Zor.
 


 Un grupo de ubriqueños, entre ellos reconocemos a nuestra madre y a don Francisco Collado, asistiendo a la etapa final de aquella Vuelta Ciclista a España 1986



.



No hay comentarios: