sábado, 5 de noviembre de 2016

Antonio Mateos Coronil "Antoñín". In memoriam.

Antonio Mateos (arriba, junto a la columna)
Antigua Coral de Ubrique   
Gentileza de "Ubrique en Verde"


Por Esperanza Cabello


Hoy el mundo empresarial y el mundo cultural ubriqueño están de luto. Nos hemos levantado con una triste noticia, la muerte de Antonio Mateos Coronil, un gran empresario de nuestro pueblo que fundó, junto a sus hermanos, una de las empresas de marroquinería más reconocidas mundialmente en los ochenta y noventa; también un gran cantante, que ha formado parte desde su juventud hasta su madurez de todas las corales reconocidas, con su gran vozarrón tan melodioso; y, fundamentalmente una gran persona, un gran señor en todos los momentos y en todas las circunstancias.
Antoñín, como todos lo conocemos, es una persona querida y apreciada en el pueblo, siempre ha estado dispuesto para los que le han pedido ayuda, siempre ha sido amigo de sus amigos y ha sido un gran apoyo para su familia, en todos los momentos.
Durante toda su vida ha trabajado en el sector de la piel, los maletines y "attachés" que fabricaba su empresa fueron una seña de identidad y de calidad de la marroquinería ubriqueña, y siempre dedicado a su familia.
Casado con María Jesús Ruiz Benítez, su novia de toda la vida, han tenido tres hijos: Juan María, (que tomó su nombre de su abuelo paterno, zapatero muy reconocido), Serafín (que tomó su nombre de su abuelo materno, maestro de marroquinero, muy apreciado y querido en el pueblo) y Antonio, el más joven, que se llama como su padre.
Ahora, con sus tres hijos casados, muy contentos con sus nueras (Ana Mari, Almudena y Cristina) y siendo un abuelo cariñoso y feliz, Antoñín había vuelto, junto con su esposa, a incorporarse a la tradición coral ubriqueña, como en sus años jóvenes.
Ha formado parte de la cuerda de bajos de la Coral Polifónica Ocurris Populi desde su nueva andadura, creando lazos de afectos y gran amistad con todos sus componentesque lo quieren de verdad, tanto a él como a María Jesús, su esposa, que han aportado a la coral un nuevo toque de alegría y de buen hacer.
Nuestro hermano Manolo, en su nombre y en el de los componentes de la coral quiere expresar si tristeza y su dolor por esta muerte tan temprana y desgarradora.


Antoñín con otros integrantes de la coral después de una función


Nos ha entristecido muchísimo esta noticia, Ubrique ha perdido a un gran hombre, pero su recuerdo perdurará entre nosotros para siempre, ha dejado huella en muchos de nosotros.
Su voz continuará sonando en la coral (en este enlace) para siempre, y seguro que su magnífica voz de bajo segurá resonando en nuestros oídos mucho tiempo.

Todo nuestro cariño para María Jesús, Juan María, Serafín, Antonio, Ana Mari, Almudena y Cristina; para todos sus nietos, sus hermanos, sus sobrinos y todos sus familiares.

Su entierro será mañana domingo, seis de noviembre, a las once de la mañana  en el cementerio de San Bartolomé, en Ubrique.


.
Los componentes del grupo "Ubrique en el Recuerdo" han dejado sus condolencias a su familia durante todo el día, Antoñín es una persona muy querida:



.

2 comentarios:

Mafelo Gonzalez dijo...

D.E.P.

J M dijo...

Gracias de todo corazón, en estos momentos tan duros, el calor que genera vuestra amistad y el apoyo recibido por tanta gente del pueblo e incluso de fuera, hace que que la pena sea más llevadera
Juan María Mateos