domingo, 29 de octubre de 2017

Gran fábrica de Petacas de Lorenzo Chacón

Porcelana esmaltada sobre hierro
Insignia de la Gran Fábrica de Petacas de Lorenzo Chacón
En la calle Real de Ubrique
Principios del siglo XX


Por Esperanza Cabello 


En el Anuario de la Industria y el Comercio de 1905 podemos encontrar que los fabricantes de petacas de Ubrique eran los siguientes:


José Aragón G.
José Bazán
Caulo Hermanos (sic) ¿Calvo?
Manuel León
Juan Luque
Doroteo Rivero
Juan María Roldán
José Vallejo
Federico Venegas


Es la primera vez que encontramos el nombre de Lorenzo Chacón entre los fabricantes de petacas. En Ubrique había comenzado  precisamente a principios del siglo pasado una tendencia muy novedosa. Los fabricantes de petacas, que hasta finales del XIX eran solamente cuatro, utilizaban los cueros curtidos en Ubrique, cuya finalidad era, en principio, para las suelas de los zapatos y las botas; por eso las petacas estaban fabricadas con piel basta y, aunque la manufactura era muy cuidadada y las costureras hacían ya desde entonces un trabajo impresionante, no destacaban especialmente, aunque ya se estaban creando un nombre.
Pero a finales del siglo XIX comenzaron a utilizar pieles más finas, de importación (las primeras eran alemanas), y las petacas finas de Ubrique hicieron furor entre los consumidores, adquiriendo desde entonces y hasta los años treinta, aproximadamente, un renombre internacional, sinónimo además de trabajo exquisito y cuidado.



En la Gran fábrica de petacas de Lorenzo Chacón de Ubrique, situada en la calle Real, se fabricaron durante varias decenas de años petacas, pureras, cigarreras, carteras, precisos y todo tipo de artículos de piel.

 

No hay comentarios: