viernes, 4 de mayo de 2012

El Día de los Gamones

 Gamones de la sierra
Fotografía: Leandro Cabello


Se acerca el gran día, solo unas horitas nos separan de la noche de las candelas y la fiesta de los gamones. Todo está preparado; la gente aprovechó el día de fiesta para ir a coger los haces de gamones, los trajes de franceses están en sus percheros listos para su uso; el lugar de las candelas está delimitado; las cruces adornadas; las guitas de los columpios colgadas y los mistos  (esa palabra tan antigua de la sierra resulta que es catalana) esperando a ser encendidos para prender la leña.
 Pero Leandro nos ha preparado un reportaje sobre el indiscutible protagonista del día: los gamones. Algunos de récord, y otros muy tiernos...

Gamones jerezanos, que en los Alcornocales crecen muy lustrosos



Gamonales por toda la sierra, parece que los han sembrado.


Y este sin embargo solito, perdido de toda su familia, el pobre.


Un gamón fronterizo, enrollado en la alambrada y con una crisis de identidad ¿Quién soy? ¿De dónde soy? Unas veces de una finca y otras de la del vecino este gamón ha crecido en tierra de nadie.






Un gran gamón, o gamonazo, tan largo como una persona y con ilusión de récord. A veces los hemos encontrado así de largos, aunque no es lo más normal.



Los gamones también tienen su corazoncito. Estos dos nacieron muy cerquita el uno del otro y han pasado toda su breve vida abrazados, quizás su amor continúe más allá de las candelas...



Algunos gamones se crecen convirtiéndose en los reyes de la creación, al menos mientras dura el rayo de sol que los hace tan especiales.


Pero tengan la historia que tengan, a primeros de mayo los gamones de la sierra se acercan poquito a poco al pueblo, ordenaditos en sus haces y contentos de que llegue, por fin, el día en el que son protagonistas.



Los que los han recogido los guardan, los miman, los protegen, esperando que sean buenos gamones y exploten con la suficiente fuerza como para asustar a un ejército.



Y los gamones esperan, pacientes, a que oscurezca, para "meterse en bulla" y convertirse en las auténticas estrellas de la noche. Brillarán con luz propia, silbarán, estallarán, crujirán y se dejarán mecer acunados por las canciones de columpio que los acompañarán toda la noche.




Así que mañana sábado, tan pronto como empiece a atardecer, ya pueden ustedes ir cogiendo sus gamones y acercándose a los barrios en los que hay candelas, seguro que será una noche inolvidable.


¡Feliz Día de los Gamones!


.

2 comentarios:

Jesús dijo...

Perfecto Ubrique, su gente y felicidades por vuestro blog. Estuve este finde en Ubrique en vuestra iesta de la crujiá de los gamones. Muy bonita. Saludos Conil( cadiz). ve mi blog sobre alquiler conil piso

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Jajajaja, muy buena, Jesús, una manera de hacer publicidad un poquito diferente. Te dejaré el comentario unos días, a ver si tienes suerte y alquilas el piso, aunque este blog no es de publicidad.
Saludos