jueves, 27 de diciembre de 2012

La gran nevada de 1954: Ubrique, Algodonales, Arcos...

 Ubrique en la gran nevada del 3 de febrero de 1954
Fotografía de Francisco García Parra


Por Esperanza Cabello

Algunas veces la casualidad hace que las situaciones se entremezclen de una forma curiosa, y eso con ha pasado con una serie de fotografías, de situaciones y de personas de las que ya hemos tratado anteriormente en este blog pero por separado, sin darnos cuenta de lo cercanas que estaban.
Esta primera fotografía de la entrada, la de Ubrique en la nevada del 3 de febrero de 1954, llegó a nuestras manos en octubre de 2009, y preparamos una entrada contandó cómo era Ubrique en la época y lo poco que nevaba normalmente (pinchar aquí para leerla).



Arcos en la gran nevada del 3 de  febrero de 1954
Gentileza de Faín Viejo
Fotografía restaurada por Manuel Figueroa


Al ver esta fotografía de Arcos, recordamos la de Ubrique y nos llevamos una sorpresa al ver que eran las dos del mismo día, nos pareció tan llamativo que incluso hicimos una entrada nueva en el blog Aznalmara (Imágenes de la Sierra de Cádiz).
Ayer, al publicar una fotografía de Algodonales también en Aznalmara, nos percatamos de que aún había más fotos de pueblos durante aquella nevada de 1954, en este caso de Algodonales.


 Algodonales durante la nevada del 3 de febrero de 1954
Gentileza de Antonio Valle


Nos dimos cuenta de que estas dos fotografías de Algodonales nevado en febrero de 1954 eran del mismo día que las de Ubrique y Arcos. Habían llegado a nuestras manos en agosto de 2012, gentileza de nuestro amigo Antonio Valle, y desde entonces estaban publicadas en Aznalmara.


Algodonales completamente nevado con la sierra al fondo
3 de febrero de 1954


Pero lo que definitivamente nos ha llamado la atención ha sido poder relacionar estas fotografías de pueblos nevados con una preciosa historia que nuestro amigo Mateo Zapata nos contó hace ya mucho tiempo, en mayo de 2009. Él era el encargado de traer los fardos de pieles de cocodrilo para la fábrica de nuestro abuelo Leandro Izquierdo. Recordaba una ocasión en la que no paraba de nevar desde que salieron de Sevilla (a principios del 54, contaba Mateo), nevaba tanto que al llegar al cruce de las Cabezas creyeron que no podrían seguir y al llegar cerca de Villamartín, allí donde ahora están los eucaliptos, tuvieron que parar porque era imposible pasar con toda la nieve que había.
Nos contó Mateo que todo el paisaje estaba completamente blanco cuando amaneció, y que toda la sierra estaba nevada.
Consiguieron reemprender el camino y llegar hasta Ubrique, siendo recibidos por todos con gran alegría, porque los esperaban desde hacía muchas horas, y con gran curiosidad, porque el camión venía lleno de nieve.

El camión de Mateo Zapata llenito de nieve
Febrero de 1954
Fotografía recuperada por Luis Eduardo Rubio

La casualidad ha hecho que estas fotografías, tomadas el mismo día en lugares diferentes y por personas diferentes, hayan estado en nuestros blogs tantos años y se hayan  juntado todas precisamente hoy en torno a la historia de nuestro amigo Mateo Zapata y del transporte de los fardos de pieles de cocodrilos para la petaquería de nuestro abuelo Leandro... ¡El mundo es un pañuelo!



Bornos nevado
Gentileza de la Farmacia de la Plaza
Pinchando en este enlace podemos ver más fotos

Nuestro amigo Manuel Figueroa, además de restaurar la fotografía de Arcos nevado, nos ha enviado un par de enlaces al diario ABC de los días tres y cinco de febrero de 1954. En los dos periódicos se habla de las consecuencias de la gran nevada y lo sorprendente que para muchas personas ha sido ver nevar en sus ciudades. En Málaga, por ejemplo, no nevaba desde 1882.



 Extracto del ABC del 3 de febrero de 1954
 Gentileza de Manuel Figueroa

Son muy curiosas las noticias, aparte de que el agua se congeló en las cañerías de numerosas ciudades, también se helaron los sifones de un repartidor y las gaseosas, dispuestas en sus cajas, reventaron al congelarse. 

Extracto del ABC del cinco de febrero de 1954
Gentileza de Manuel Figueroa

Desde luego debió de ser un acontecimiento, no solo en España, sino también en el norte de África, las ciudades consideradas más calurosas de la zona se vieron, inauditamente, cubiertas de nieve.

Queremos agradecer a nuestros amigos Manuel Figueroa y Antonio Valle que nos hayan proporcionado las fotografías de Arcos y Algodonales, sería muy curioso poder contar con fotografías del mismo día de otros pueblos de la sierra, seguro que existen...


.Nota de las 21:00: Nuestro amigo José Manuel Oneto(del blog dRuta)  nos comenta que en  mayo dedicó una entrada a las grandes nevadas que había habido en nuestra provincia y, casualmente, incluye otras dos fotografías de las nevadas del 3 de febrero de 1954: en Sanlúcar de Barrameda y en Trebujena (pinchar aquí para leer la entrada). Gracias, José Manuel.


.
Nota del 3 de febrero de 2014: En Tiojimeno Digital hemos encontrado una nueva entrada sobre la nevada en Jimena. Este es el enlace: http://www.tiojimeno.es/2014/02/hoy-hace-60-anos-nieve-en-jimena.html#disqus_thread 

Y aquí está Jimena con la nieve:






Nota del 4 de febrero de 2015: Nuestro compañero Pedro Sánchez Gil, de Villamartín, nos envía una preciosa fotografía restaurada por él mismo de Villamartín en la gran nevada del 54.





Hemos hecho una nueva entrada (en este enlace) con la fotografía, de la que Pedro nos explica lo siguiente: 


Te envío una foto de Villamartín (nevada del 3-2-54) por si quieres incluirla en tu entrada de la Gran Nevada del 54. La foto pertenece a mi libro "Villamartín, Imágenes de un Siglo I". Colección de Jesús Mozo y restaurada por mi.
En el pie de foto puede leerse "Aspecto nórdico, de postal navideña, era el que ofrecía Villamartín a los atónitos ojos, sorprendidos al amanecer del día tres de febrero de 1954. La nieve lo cubre todo, espesa capa de inmaculada blancura hollada por escasas pisadas. Un solitario viandante, alucinado, sin discernir si es ensueño o realidad lo que ve, circula por el lugar que hoy es la Avenida

No hay comentarios: