lunes, 22 de marzo de 2010

Cómo hacer unos deliciosos gañotes de Ubrique



Gañotes según una receta tradicional



Por Esperanza Cabello


Los miembros del "Equipo de Repostería Andalusí Qardala" sabemos que nuestros gañotes no van a ser los mejor hechos, ni los mejores, pero hemos pensado que, para la gente que no es de Ubrique y para los aficionados a los dulces tradicionales podríamos explicar cómo hacemos los gañotes.

Este domingo ha sido la prueba de fuego. Nuestro reto: hacer riquísimos gañotes con la receta de nuestra tía-bisabuela (el librito de recetas tiene más de cien años), los productos de la sierra y lo que hemos visto hacer en las cocinas a nuestras abuelas y nuestras tías.


Lo esencial:
Huevos, aceite, ajolí, azúcar y limones


Así que nos pusimos manos a la obra. Lo primero fue pesar los huevos (sólo haríamos una tareíta de cuatro, para probar), y echar la misma cantidad de azúcar.
A continuación freímos en el aceite (4 medios cascarones) el ajolí y lo dejamos enfríar.
Mientras fuimos rayando los dos limones.



El ajolí (ajonjolí) bien fritito



En la almofía (ese era el nombre que nuestras abuelas daban a las ensaladeras de cerámica) pusimos los huevos, el azúcar, la rayadura de limón, el ajolí, el aceite y un poquito de canela (la verdad es que muy poquita).
Harina, la necesaria
La masa debe ser compacta



Fuimos mezclando esos ingredientes y empezamos a echar la harina. Siempre se dice "harina, la que admita", pero nosotros calculamos que sería un poco más de medio kilo.
Al poco ya no se podía amasar con la cuchara, así que empezamos a amasar a mano hasta que sacamos la masa de la almofía y seguimos amasando sobre la encimera.

Hay que amasar a mano un buen rato




Tuvimos la suerte de que Blanca y Esperanza se prestaron voluntarias a hacer gañotes, así que las dos, con mucho tino y mucha destreza, se pusieron a hacer los rollitos y a liar las cañas, nadie diría que es el primer año que ayudan.


Los niños se lo pasan en grande
Las nuestras, al final, hicieron letritas y se las comieron



Poco a poco fuimos friendo los gañotes en abundante aceite y, como no le hicimos mucho caso a las enseñanzas de la tía-bisabuela, los sacamos de las cañas para freírlos y se convirtieron algunos en "colitas de cerditos" como decían las niñas, pero la verdad es que no nos podemos quejar en absoluto del resultado final.



También es mejor freírlos entre dos




¡Superado el reto! Los gañotes de Isabel Janeiro son realmente espectaculares, tan buenísimos como los de las mejores gañoteras de la historia. Sólo nos queda llevar unos cuantos a Isabelita para que ella nos de su opinión.



Gañotes de UBRIQUE

En cuanto a los catadores, que tan desinteresadamente se han ofrecido a darnos su opinión y a ayudarnos a mejorar (si fuera posible) la receta, les recomendamos que se den prisa, que la Semana Santa ya está aquí y tienen que ayudar a hacer algunos más, porque estos poquitos ya desaparecieron ayer en la merienda.

.

3 comentarios:

Candela dijo...

ooohhh, gracias por la recetaaaa!!!! voy a intentarlo en el finde!!

Candela dijo...

Pues me ha entrado una duda... el ajonjoli tendra que ser freco, supongo (yo nunca lo he visto siquiera) y el que yo tengo aqui es en tarro de especia...

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

¡Que va! El ajolí es de un tarrito de especias, yo eché el tarro entero para los cuatro huevos, pero era mucho, será mejor un tarro para cada seis huevos.
¡Que te salgan buenos!