viernes, 5 de noviembre de 2010

El Salto de la Mora en 1974

El Salto de la Mora, 1974


Por Esperanza Cabello

Entre los miles de papeles que vamos acumulando día a día podemos encontrar también miles de cosas interesantes. Hace mucho tiempo que buscaba unas fotografías de las primeras excavaciones en Ocurris, y por fin las he encontrado, unas profesionales y otras personales.
Como hemos decidido dejar lo profesional por si algún día alguien lo merece, empezaremos por algo más cercano, y hoy nos hemos permitido traer a este blog el trabajo escolar que una niña ubriqueña de trece años escribió en 1974 para su clase de Historia del Arte. 
Esa niña (una servidora) estaba tan entusiasmada con los hallazgos de su pueblo como cualquiera de los niños y niñas que vivimos, gracias a Manuel Cabello, los momentos históricos del comienzo de las excavaciones en el Salto de la Mora, porque en realidad todo el pueblo estaba interesado en este trabajo y todos fuimos partícipes de aquellos días tan especiales para todos.
La ventaja es que tenía acceso a los libros que hablaban de la historia de nuestro pueblo, a las memorias del grupo de rescate 208 y, por supuesto, había vivido en persona el impresionante mundo de las excavaciones en el Salto de la Mora.
Tuve la suerte de participar con mis amigas (Mari Carmen,  Pepa, Inma, Paqui, Mari Pili y Mari Loli) en una visita guiada para escolares en la que los guías eran al mismo tiempo don Salvador de Sancha y una de las estudiantes que había trabajado en las excavaciones. De esa visita surgieron un montón de octavillas con notas tomadas rápidamente que conservo aún y que me permitieron hacer un relato y una descripción del recorrido por el yacimiento.



Cuaderno de notas de la visita a Ocurris

Esas octavillas me dieron la idea de realizar, un poco más tarde, el trabajo sobre una de las zonas privilegiadas de la Sierra de Cádiz, ya estaba en el instituto en Ronda y me pareció fantástico poder presumir de "ruinas romanas". Así que me puse manos a la obra y comencé la tarea escolar...





A continuación añadimos el texto del trabajo, y las fotografías que unas niñas hicieron durante aquel magnífico viaje por la historia de nuestros antecesores de la mano de verdaderos entendidos. 
Debemos excusarnos por la calidad de las fotografías (terrible) y por la expresión infantil del relato, que hemos dejado en su forma original.


EL SALTO DE LA MORA
HISTORIA DEL NOMBRE ¿POR QUÉ NO DEBE LLAMARSE ASÍ?

Hay muchas leyendas sobre este terreno, leyendas que han pasado de padres a hijos, de hijos a nietos y así de generación en generación, la más oída es la siguiente:
Se decía que el moro perseguía a su hija porque esta tenía amores con un cristiano. Ella, que quiso cumplir con su amado, renegó de su fe y se hizo cristiana a su vez. El padre se enteró de esto y quiso castigar a su hija, ella huyó y en la huída  saltó por una de aquellas agrestes laderas, con tan mala suerte que el salto le falló y murió en la caída.
A causa de estas leyendas, muchos de los monumentos enclavados en el Salto de la Mora tienen nombres como:
“La mezquita", "El baño de la reina", "La pila de la reina", "El castillo", todas estas palabras denominaban los lugares  que la gente del pueblo estaba acostumbrada a escuchar de boca de sus antecesores.
      Pero ahora, gracias a la piqueta de los arqueólogos, estos nombres se han convertido en otros,  demostrando que el Salto de la Mora no tiene nada que ver con los moros, sino que quienes más han habitado y dejado allí sus huellas fueron los romanos, pues los moros habitaron el lugar muy poco tiempo, ya que existían otros mejores y con más agua en los alrededores.

SITUACIÓN GEOGRÁFICA

En la meseta de una enorme roca, de forma tronco-piramidal, de tipo triásico, despoblada casi de arbustos y maleza, de 4Km. de perímetro en su base inferior, se encuentra el lugar denominado "El Salto de la Mora".    
Está enclavado al noroeste de Ubrique y al sudeste de Benaocaz, en la provincia de Cádiz. Al este se encuentran El Benalfí, manantial que lleva mas aguas al Majaceite, afluente del Guadalete, y una de las calzadas romanas más importantes de España, la que va desde Cartella hasta Córdoba, pasando por Sevilla.  




CIVILIZACIONES Y RESTOS HALLADOS

El Salto de la Mora fue el Ocori de los iberos y fenicios, el Ocurris de los romanos, la Umrica de los árabes y está junto al Ubrique actual. Por él han pasado muchas civilizaciones, desde el hombre prehistórico  hasta el romano, pasando por íberos, fenicios, cartagineses… ya que es un lugar muy estratégico.
Los restos hallados son muy numerosos: hachas, percutores, punzones, monedas con el atún gaditano, columnas de Hércules, flechas... Los más numerosos son los vestigios romanos, de los que cabe destacar:
-Capiteles corintios y compuestos.
-Fustes y basas.    
-Lápidas inscritas.
-Una flauta de hueso tallado de 2 cm. de longitud.
-Varias monedas de distintas épocas romanas.
-Varias manos.
-Cerámicas, desde la atípica a la púnica, pasando por tégulas, opus, sigilatas etc.
-Una estatua de Proserpina (se cree que la encontró Vegazo).
-Vidrios, bronces, nácar, restos de dolium, pesas e infinidad de materiales.
Todo este material se encuentra actualmente en manos de las autoridades de Bellas Artes. 





ESQUEMA DE LOS MONUMENTOS HALLADOS

Los monumentos hallados son, sin lugar a dudas, romanos. Esto nos lo demuestra su forma de construcción, los materiales utilizados y su emplazamiento.
 Hay dos hipótesis sobre lo que pudo ser el lugar en época romana:

1. Asentamiento militar.       
2. Almacén de conexión entre los productos del interior y exterior que venían por la Calzada.
    
Actualmente los monumentos hallados son:       
- Columbario con sus habitaciones respectivas.      
 -Primer depósito hidráulico.    
 - Una fuente.
 - Aljibe
 -Segundo depósito  hidráulico.    .      
 -Escaleras  de   finalidad   desconocida.                                              
- Posible fábrica   de  curtidos,   con  sus cubículos respectivos
- Templo púnico,   del que  sólo se conserva  la planta.    
-Grandes muros que podían  servir de fortificación.    
-Una vivienda
-Una segunda vivienda más actual (que fue de Vegazo)
                                                                                                                      
La vida de todo el yacimiento era la calzada. El columbario quedaba en último lugar, aunque actualmente se entra por la finca de Santa Lucía, quedando así en primer lugar.






DESCIPCIÓN DE ESTOS MONUMENTOS

COLUMBARIO

Está clasificado como monumento único en su género, esto se debe a sus características  que son muy peculiares.
Es un edificio de dos pisos, el piso inferior estaba destinado a los enterramientos y en el superior se celebraban los banquetes funerarios.

Piso inferior
Planta rectangular, 4’5 x 3, bóveda de cañón con cornisa.
El muro es de casi medio metro de ancho por tres de alto. Los sillares son de grandes proporciones y van en disposición de hueso,  almohadillados.
La entrada principal mide 1 metro de ancho por otro de alto, sobre ésta hay un nicho de las mismas dimensiones con un arco de medio punto y techo abovedado, a ambos lados de ésta hay otros dos más pequeños que contenían las urnas funerarias con su correspondiente ajuar. En el muro de enfrente hay otros tantos nichos con la misma disposición en cada uno de los muros laterales encontramos cuatro nichos pequeños rectangulares y uno mayor abovedado.
 En el techo, frente a la entrada principal, hay un vano cuadrado de pequeñas dimensiones por donde se echaban las libaciones que caían a modo de catarata por medio de tres escalones insertados en el muro.
Al lado de la entrada encontramos el ustrino, hueco que atraviesa el muro y sirve de chimenea, acaba en un espacio rectangular donde se ha encontrado un enterramiento "in situ"  pero posterior, del siglo III.
En este recinto se ha encontrado una roca muy entraña, digo extraña porque no se le ve ninguna utilidad, pero fue tenida en cuenta al construir el monumento, ya que está cortada y un muro se apoya en esta. Se creyó que era un banco de oraciones, pero no puede ser, ya que está desplazada a un lado y no tiene ninguna forma concreta. La decoración es muy sencilla, solo la encontramos en las  dovelas que enmarcan los arcos de los nichos, que están en disposición radial formando una especie de dintel. El suelo también estuvo decorado con un mosaico, que no se conserva, ya que los buscadores de tesoros lo levantaron todo. Los muros están recubiertos de "opus signinus* A la izquierda del monumento hay una escalera que comunica ambos pisos.





El piso superior está en vías de  restauración.
Es de planta poligonal, estuvo columnado por la parte derecha.    
En primer lugar nos encontramos con el ARA que es semicircular, seguidamente con una gran mesa de piedra de un metro de alta, y el vano para las libaciones.
En 1733 se encontraron alrededor del columbario un busto de la diosa Proserpina, así como varias inscripciones en lápidas, capiteles, fustes, cuencos, lacrimales y cerámicas.
No se ha hallado ningún vestigio que nos ponga de manifiesto su fecha de construcción, pero se puede fijar en la primera mitad del siglo primero, por lo que es augustal.

PRIMER DEPÓSITO HIDRÁULICO

En todas las construcciones del Salto de la Mora se nota un vivísimo interés por el agua. Así encontramos la mayoría de las construcciones dedicadas a contenerla, existiendo un verdadero complejo hidráulico.
La primera parte de este complejo la comprende una especie de piscina (3xlo) que aún conserva el estuco en sus muros. No se le ve ningún canal por donde pueda salir el agua, ni por abajo ni por arriba. Su cara este presenta unos sillares fenomenales, bien unidos entre sí. En la cara oeste (la que da a la sierra) aparecen otros muros, no tan buenos, y que seguramente pertenecieron a otra construcción, quizás una vivienda, que fue destruida por un desprendimiento del terreno.    
Este yacimiento era primitivamente púnico, después fue aprovechado por los romanos: No se ha encontrado en la estratigrafía nada árabe ni nada medieval pero hay un gran nivel púnico de cerámica rentada.
Se encontraron enterramientos del siglo IV y hasta un hacha neolítica de 12 cm. Este depósito está aproximadamente a cincuenta metros del columbario.




FUENTE

Frente al primer depósito hidráulico se encuentra una fuente de piedra que no presenta ningún lazo de unión con éste.
Es cuadrada (2x2),  presenta unas esquinas laterales formadas de ladrillo, y tenia unas columnas que se elevaban cuatro o cinco metros del suelo.
Al igual que el depósito, no es netamente romano, pues presenta algunas características neopúnicas.
Junto a la fuente se han  encontrado infinidad de materiales, tales como cerámicas, vasijas, monedas y ladrillos.

ESCALONES

Junto al primer depósito hidráulico aparecen unas escaleras de las que se conservan cinco escalones excavados, con una anchura de un metro,  que suben a la parte alta y más elevada del Salto de la Mora.
Precisamente en el tercer escalón se encontraron cuatro monedas:
1. Ibérica de plata
2. Sabina Augusta, de bronce del siglo I
3. Constantino, siglo IV
4. Vespasiano, bronce del siglo I 






ALJIBE

Junto al segundo depósito hidráulico aparece un pequeño aljibe rectangular (5x3) de casi cinco metros de profundidad y techo abovedado. Es netamente romano. Tiene una serie de cañerías de plomo que recogen el agua de la lluvia y la llevan hasta el aljibe.






SEGUNDO DEPÓSITO HIDRÁULICO

El llamado “Baño de la Reina”, está compuesto por varios muros de mala construcción casi derruidos que conservan en parte el estuco de su construcción. Estos mures hacen un recinto en forma de L de 5x3 metros en líneas generales.    
El fondo de esta especie de piscina está mas bajo que el nivel del suelo, por lo que existen tres escalones de grandes sillares de un metro de longitud.

¿Y SI HUBIERA UNA FÁBRICA DE CURTIDOS?

El nervio y corazón de todo el yacimiento son una serie de pequeños cubículos o habitaciones que bien pudieran haber servido para curtir las pieles.

Estos cubículos (unos 10 en total) están en comunicación directa con el 2º depósito hidráulico. Son cuadrados (2x2) y la mayoría conserva aún los muros del alzado, de 3 metros de longitud. Estos cubículos están comunicados por una serie de canalillos que van bajo tierra.
Si realmente se confirmara que esta construcción es una antigua tenería  se vería que la tradición del cuero en Ubrique se remonta a 2000 años atrás.






TEMPLO PÚNICO

En la misma zona de la fábrica de curtidos se ve la planta de un monumento que bien puede ser un templo púnico, ya que tiene las mismas características que otro localizado en Marruecos.
Se trata de una construcción en forma de óvalo protegida por un muro semicircular.
Este óvalo está surcado por un canal proveniente de la posible fábrica de curtidos y desaparece bajo tierra 5 metros más allá. Mide un metro de ancho y profundo.    
Alrededor de éste canal hay 5 marcas iguales en el pavimento. Este está muy destruido, pero se encuentran restos de mosaicos.
Al lado de este templo se encuentran restos de un altar semicircular que está también en estudio.
Sobre este pavimento se hallaba un enorme majano de piedras, donde se encontró un enorme martillo de piedra neolítico y cinco monedas de época de Felipe V.





MUROS

Ocupando gran parte de la meseta del Salto de la Mora se encuentran unos muros enormes, ciclópeos, de muy buena fábrica, que corroboran lo dicho antes sobre el uso de esta “cuidad”, pues esos muros, o murallas sirven lo mismo para fortificación que para almacenamiento.







VIVIENDA

Subiendo la calzada es  el primer monumento que se encuentra.    
Aún no se han acabado las excavaciones por esta zona, por lo que esta vivienda
está enterrada en su mayor parte, dejando ver solo unos paños, en su cara este
de piedra y argamasa.  A medida que se profundiza este muro se convierte en otro de mayor consistencia y perfección, siendo el muro más profundo púnico y el superior romano.                     
       Los muros exteriores le dan un aspecto de gran consistencia, ya que en algunos sectores alcanzan el medio metro de grosor.
Los muros sobre superficie continúan y nos dan una idea del aspecto exterior de la  casa (unos 20x20 metros)
Este es el Salto de la Mora actual. No cabe duda que son más monumentos los existentes. Pero por desgracia las excavaciones fueron dejadas en 1970 y aún no han sido reanudadas.
El Salto de la Mora está en vías de ser considerado "Monumento Nacional" fue propuesto para ello el mismo año que se abandonaron las excavaciones.

BIBLIOGRAFÍA
-Memorias del grupo de rescate 208 del Colegio Nacional de Ubrique(Cádiz)
 -Historia de la Villa de Ubrique por el Padre Sebastián


Este trabajo lo hizo en Noviembre de 1974
ESPERANZA CABELLO IZQUIERDO
6ºB HISTORIA DEL ARTE
.

No hay comentarios: