domingo, 11 de diciembre de 2011

Un recuerdo para María Remedios...

María Remedios Izquierdo         


Hoy es su cumpleaños, pero ya no hay  teléfono al que llamar para cantarle "Cumpleaños Feliz"...
Hoy hace más de  tres meses que murió María Remedios, y la echamos muchísimo de menos. No hay día en el que alguna de nosotras no piense en llamarla, en preguntarle, en invitarla, en acercarse a charlar un ratito.
Sabemos, por experiencia, que la muerte de los seres queridos es muy dolorosa al principio, pero ese dolor se va mitigando después hasta que llega el momento en que los recuerdas feliz y con una sonrisa, agradecido por todo lo que nos han dado, satisfechos porque se alegrarían con nosotros de nuestros pequeños logros, de nuestras pequeñas alegrías, y seguros de que, sea lo que sea lo que pase después, ellos ocuparán siempre un lugar en nuestros corazones y en nuestras vidas y los sentiremos siempre muy cerca.
Con Tita Reme es aún un sentimiento muy agridulce y doloroso, las muertes a una edad temprana nos sacuden a todos y nos dejan aturdidos y conmocionados. Bueno, con ella siempre era todo diferente, y ahora no va a ser menos.  
Cuesta muchísimo acostumbrarse a tu ausencia, pero ten por seguro que tu huella quedará en nosotros para siempre y llegará el día en que te recordemos con una gran sonrisa.
¡Un beso, María, sigues siendo la mejor!


.

4 comentarios:

Sera dijo...

Te echamos mucho de menos...

lola dijo...

Mama,hoy es un dia muy triste, porque quiero estar contigo como todas las navidades, hoy tenia que estar en ubrique con los regalos del arbol, tu llamandome para ver a que hora llegaba del puerto, hoy he decidido quedarme sola, david esta de guardia, si tuviera aunque fuera este dia para estar contigo abrazadita ati. te hecho de menos preciosa, te quiero

lola dijo...

mama te quiero, y no puedo hablar contigo te necesito, donde estas mama, te necesito cerca de mi, hoy estoy sola,te quiero, aunque sea un minuto, nunca mas es demasiado

lola dijo...

hola, creo que este blog que ha hecho esperanza me ayuda a desahogarme y hablar contigo, mami sabias que te queria muchisimo, pero lo que yo no sabia era lo mucho que aun me haces falta en mi vida, sigo con un sonrrisa todos los dias enfrentandome a la vida se que estas conmigo cada minuto y me das muchas fuerzas, te quiero bonita.