viernes, 16 de noviembre de 2012

La calzada aguada

La calzada romana Ubrique-Benaocaz
Fotografía: Leandro Cabello

 Por Leandro Cabello


He estado intentando recorrer la calzada romana de Ubrique a Benaocaz y resulta que con tanta lluvia se ha convertido más bien en un "arroyo romano". 
Es una lástima que las acequias, las alcantarillas y las regaderas no estén cumpliendo debidamente su cometido, así el agua corre tranquila y clara por toda la calzada.

En algunos tramos el agua campa por sus respetos, convirtiendo el camino en un auténtico río. En este tramo, cerca de Benaocaz, podemos ver la erosión y el destrozo que sobre el pavimento va haciendo el agua.



Y eso que era una obra civil con todos sus detalles, y muy bien pensada. Hay una amplia red de alcantarillas en todo el trazado que permiten a los arroyuelos atravesar la calzada.



Pero ahora, con muchas de las piedras arrancadas y con las regaderas fuera de servicio, los días de mucha lluvia ya no sabemos si circular por ella o seguir por el ladito para no ponernos empapados.



 Este tramo es ya cerca de de Ubrique, y tiene el mismo aspecto que más arriba, cerca de Benaocaz. Hace falta un buen calzado impermeable para poder pasear por este camino romano.
Hoy he estado leyendo la última entrada de José Luis Valencia en su blog "Cuaderno de Campo Payoyo", dedicada a la calzada medieval de Villaluenga a Grazalema, y es un gusto ver que hay algunos tramos muy bien conservados. Realmente en esta siguen existiendo algunos tramos bien conservados, pero cuando llueve es otra cosa.
Eso si, ya que la calzada se ha convertido en un río, me he puesto a mirar dónde iban las aguas de este río, y realmente es una maravilla ver las pequeñas lagunas que se forman.



El agua del tramo anterior llega a esta "laguna" que refleja la sierra







Y se trata realmente de un rincón precioso



De una belleza efímera, que quizás solo dure unos días



Aunque, dependiendo de las lluvias, este magnífico rincón puede durar una temporada



.

1 comentario:

Pedro J. Domínguez dijo...

Bajé el domingo por ella y si que parecía un rio, de hecho pensé que si es romana habría que llamar al ayuntamiento de Roma a que manden un par de operarios a repasar las cunetas.