viernes, 31 de diciembre de 2010

¡Feliz año 2011! El reloj del San Antonio se renueva

La maquinaria del reloj del San Antonio


El pasado 28 de diciembre tuvo lugar un hecho inusual en nuestro pueblo. La esfera del reloj del San Antonio, achacosa y gastada por el paso de los años, era sustituída por otra más nueva. No, no se trataba de una inocentada, era una reparación real.
La operación duró poco tiempo pero, a pesar de lo importante que pudo ser y de lo visible que estaba el pobre reloj sin su esfera, apenas unos pocos ubriqueños se dieron cuenta del cambio.
Para dejar constancia de lo acicalado que quedó nuestro nuevo reloj, dispuesto a dar la bienvenida al nuevo año, estaban Leandro en la torre y Luis Eduardo y Esperanza en la Plaza. Las fotos de la presente entrada son de ambos, el texto, de Leandro, y las felicitaciones, de los tres ...




 El reloj del San Antonio en plena reparación
Ubrique, 28 de diciembre de 2010



La renovación del reloj del San Antonio

Por Leandro Cabello

Hace un tiempo que quería subir al lugar donde se encuentra la maquinaria del reloj del San Antonio, me interesa mucho este engranaje que desde hace 115 años controla el paso del tiempo de los ubriqueños y que tiene un origen muy curioso. 
Hablaremos de la maquinaria en otra ocasión, hoy me voy a centrar solo en la esfera del reloj ya que estos días he sido testigo de su  sustitución por parte del amigo David Menacho .
La antigua esfera se encontraba en unas pésimas condiciones y era necesario sustituirla. Ya el año pasado me encontré con el vehículo de una empresa de reparación de relojes de torre, en aquella ocasión le cambiaron las agujas al reloj, este año ha sido el turno del cambio de la esfera, y la empresa La Ventolera ha sido la encargada de realizarlo.
Las imágenes del cambio nos parecen muy apropiadas para desearles  un Feliz Año Nuevo. 



 La antigua esfera del reloj, muy deteriorada
vista desde el interior 



Colocando la primera mitad de la esfera
visto desde La Plaza



La vieja esfera se despide...
¡Y el año viejo se va!



Y el San Antonio, como si no pasara nada
¡Habrá visto momentos difíciles!



La nueva esfera comienza a ocupar su lugar





 Y el fotógrafo de la torre es "cazado" por otro fotógrafo
(si ampliamos la foto vemos a Leandro detrás del andamio)



 ¡Ya está lista la nueva esfera!
Solo faltan los últimos retoques



 Desde la Plaza se ve perfecto
Como si nada hubiera pasado




Así que ya está el reloj reparado. Esta noche, cuando los ubriqueños miremos hacia el San Antonio, veremos las agujas acercarse poco a poco a las doce, entonces llegará un momento mágico: gracias a esta campana oiremos doce campanadas.
¡Las uvas, que no se olviden!



Y sonarán las doce...




 Y todo el pueblo mirará a la torre...

 Y la torre mirará a su pueblo...
Y toda la gente de este pueblo celebrará la llegada del nuevo año.


Todos los que nos ocupamos de este blog, los que escribimos, los que hacemos fotos, los que buscamos libros, los que hablamos con nuestros mayores, los que nos inventamos líos, los que buscamos en el campo, los que rebuscamos en los cajones, los que escaneamos, los que consultamos en todos  los archivos, los que animamos para que siga, los que ayudamos con la tecnología, los que colaboramos espontáneamente...

¡Queremos desearles un 2011 lleno de prosperidad, felicidad, salud y trabajo!


.

6 comentarios:

Paqui Viruez dijo...

Hola a todos, yo tengo unos recuerdos inolvidables de esa torre y de ese reloj, mi abuelo Miguel fué el encargado durante muchos años de su mantenimiento y de darle cuerda cada día.
Cada tarde al salir del colegio, mi abuelo me llevaba a darle cuerda al reloj a aquella maquinaria "inmensa", cogía sus manivelas, colocaba las pesas... y andando

Juli dijo...

Feliz año nuevo a tod@s!!!

E. Cabello, "Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Pues sería estupendo que algún día nos contases tus recuerdos del reloj y de tu abuelo Miguel, nos encantaría conocer esas historias, así que, si quieres, te invitamos a que nos las cuentes.
¡Feliz año!
Esperanza

Rafael Hevia dijo...

Gracias por vuestra excelente reseña y el reportaje gráfico.
El tic tac del engranaje del reloj de la torre del San Antonio seguirá acompasando los latidos de nuestro pueblo, con su nuevo look.
El sonido de su campana continuará rigiendo las horas de entrada y salida de las escuelas, petaquerías, centros oficiales…
En mis tiempos,las horas de vuelta a casa después de jugar al marro, tocadé, saltar a la comba, a los bolindres…
Paqui Viruez tuvo el continuado gusto que refiere en su comentario.
En contadas ocasiones fui testigo del engrasado y reglaje que cuenta.
Recuerdo a Emiliano que se ocupaba de los fuegos artificiales.
Feliz año nuevo para a todos los ubriqueños, en donde quiera que se encuentren.

Esperanza dijo...

Muchas gracias, Rafael, Feliz año para tí también.

lolillo dijo...

Para los buenos momentos, gratitud.
Para los malos, mucha esperanza.
Para cada día, una ilusión.
Y siempre, siempre, felicidad.
Esto es lo que te deseo para el 2011