domingo, 4 de septiembre de 2011

¡Un beso, María Remedios, eres la mejor!

María Remedios, la menor de los siete hermanos 
Izquierdo Fernández


Por Esperanza Cabello

Hace poco más de cinco meses que nos dijeron que esto podría pasar. Nos explicaron que María Remedios estaba muy enferma y que seguramente no  continuaría mucho tiempo con nosotros.
Pero la conocíamos, y estábamos seguros de que ella, la mujer fuerte de la familia, nuestra segunda madre, el apoyo de todos, el "timón que siempre nos ha guiado", como dice tita Carmen, iba de nuevo a torear a la muerte, iba a darle esquinazo...
Y ha luchado, ha luchado como nadie, con fuerza, con entereza, con valentía. Protegiéndonos a todos para que no nos preocupásemos, para que no la viésemos enferma.
Esta vez la muerte ha sido traicionera, más traicionera que nunca, y nos la ha arrebatado  casi sin avisar. Se la llevó, maldita sea, se la llevó muy pronto, y nos ha dejado tan tristes, tan vacíos, tan solos, que no nos repondremos jamás.

María Remedios Izquierdo Fernández era la más pequeña de los hijos de Natalia y Leandro. Nació en Ubrique, un once de diciembre de hace sesenta y siete años, y era una mujer valiente, decidida,  emprendedora y dedicada a los suyos. 
Desde muy pequeña se convirtió en el alma y la alegría de la casa, y fue capaz de ir compaginando su vida familiar con su vida profesional, dedicándose con pasión a todo cuanto hacía.
En los últimos años se había convertido, además, en un personaje público local, concejala del ayuntamiento, dedicada a la Tercera Edad y a la Educación; preocupada por mejorar el futuro y el presente de sus convecinos, había trabajado concienzudamente desde el ayuntamiento poniendo todo de su parte para que su trabajo fuera eficaz y muy válido.
Al mismo tiempo se había dedicado a su familia y a sus amigos, a todos nosotros, pero en especial a sus hijas, Lola y Natalia, a sus nietas, Andrea Violeta y Noelia, a sus "hermanas", Esperanza y Carmen, y a su compañero en esta última etapa de su vida, Antonio.

Y este jueves, sin que aún podamos creerlo, la perdimos... Tranquila, sosegada, ejemplarmente, con dignidad y pidiéndonos que sonriéramos. Se fue entre el cariño de los suyos y dejándonos un legado de amor, de honradez y alegría que siempre agradeceremos.

La mayor prueba del cariño que le profesamos es la mucha gente que se reunió a darle el último adiós, a todos queremos darles las gracias por su compañía, por su apoyo, por sus condolencias, por las muestras de respeto y cariño que le dieron. Queremos agradecer las  frases de ánimo, los ramos de flores (de colores y alegres, como a ella le gustaban), las cartas cariñosas, los mensajes de ánimo, las despedidas en internet. Queremos agradecer las palabras comprensivas de Ildelfonso, nuestro párroco. Queremos agradecer los besos, los abrazos, la amistad...


Y nosotros no tenemos palabras para agradecer a nuestra tía todo el bien que nos ha hecho a todos, estamos seguros de que la llevaremos siempre en el corazón, sobre todo los "de la calle Matadero", los que nos hemos criado con ella y a los que nos ha dejado más huérfanos que nunca. 
Ayer, desde la tristeza, María Remedios consiguió unirnos aún más, y nos sentimos más cerca que nunca  en esa larga noche, en esos días tan tristes, y en ese momento tan especial cuando fuimos a dejarla de nuevo con sus padres y a darle (como propuso Paco) ese último aplauso que nos salió del corazón.

¡Siempre estarás con nosotros, Tita Reme!



.

14 comentarios:

Juli dijo...

Desde luego hay gente que deja un vacío demasiado grande...tenemos una familia enorme, pero está claro que Tita Reme es una de las que tiraba de todos nosotros. Ha sido una madre para todos y siempre la recordaremos con muchísimo cariño. Me ha encantado tener tiempo de poder conocerla y de que ella me conociera a mí, de que me enseñara las fotos de sus viajes, de que viniese conmigo al cine y sobre todo de que me enseñara que a la vida siempre hay que plantarle cara con una sonrisa.
Que sepas que de mayor quiero ser cómo tú, porque eres una tía abuela más que ejemplar. Me ha encantado poder decirte hasta pronto y decirte todo lo que siempre te he querido. Siempre te recordaré sonriendo. ¡Hasta siempre preciosa!

Ester Cabello dijo...

Tita con tus palabras llegas al corazon..como lo ha hecho Tita Reme en su vida..con su sonrisa, su energia, su vitalidad, sus ganas de vivir!! La vamos a echar muchisimo de menos! Me quedo con esos achuchones..ese derroche de amor y alegria!! Un beso enorme con todo el corazon!!

Julia dijo...

La vida a veces no es justa...

Anónimo dijo...

He tenido la suerte de conocer a Maria Remedios.Siento su muerte.Adios a una gran persona y a una gran mujer.

Anónimo dijo...

Adios,a una grande con mayusculas.

Sera dijo...

Te vamos a echar muchísimo de menos. Un besazo, Tita.

Anónimo dijo...

Como decia el titulo de una de sus canciones . "Ese amigo del alma" ( LIto Vitale. Gracias Maria

Arturo dijo...

Con un pellizco en el corazón, recordaremos a María Remedios como el ejemplo de vitalidad, amor, entrega y cariño. Nunca te olvidaremos y siempre estarás en nuestro corazón. Un beso enorme!

Anónimo dijo...

Como ya han dicho por aquí yo también tuve la suerte de conocer a María Remedios y siento muchísimo que ya no esté aquí. Era una mujer para aprender mucho de ella, por su energía, vitalidad, empeño,optimismo.Allí donde esté le mando un gran abrazo.

rafa dijo...

Se nos queda sin dueña "la Tienda".
Nos deja huérfanos a aquellos que hemos crecido como personas entre tostadas sobre el calentador y planes variopintos.
Esa serenidad en la efervescencia de la pubertad, hizo que el fuego se templara y diera sus mejores frutos.
Gracias. Gracias. Gracias

Esoeranza Suarez dijo...

Me uno a vuestro dolor. Desde Sevilla pero en mi Unbrique

Anónimo dijo...

wo mi madre nos dejo huerfanas a mi hermana natalia y a mi, hace 17 dias no os podeis hacer una idea cuanto dolor tengo en mi corazon, todos la habeis querido mucho, como tia , hermana ,cuñada, pero la pena de perder ala persona que mas te quiere en el mundo, y pasar con ella los 5 meses mas injustos de su vida ,no tiene palabras, mama donde estas, te quiero

Anónimo dijo...

He sentido ese dolor en el corazon,yo tambien perdi a mi madre.Duele...duele mucho,como dice la cancion,ALGO SE ME FUE CONTIGO.Te acompaño en el sentimiento.

lola dijo...

mama se a ido tu hermano eduardo se que esta contigo y desde donde estais nos protegereis ynos seguireis queriendo horrores mil besos