lunes, 10 de diciembre de 2012

Fiestas mutualistas en Benaocaz y Villaluenga. El Coto Escolar

Coto Escolar "Los Chopitos"
Gentileza de José Luis Valencia

Por Esperanza Cabello

Hemos pasado miles de veces por el Coto Escolar que está en Villaluenga. Cada vez que íbamos a Ronda con nuestro padre en su flamante "Dos Caballos" azul nos explicaba que esos chopos (la "chopalea", que decimos) eran propiedad de los niños de la escuela de Villaluenga, que los habían plantado para ayudarse en sus estudios.
A nosotros esa historia nos resultaba fantástica y extraordinaria ¿Cómo iban a ser unos niños propietarios de un bosquecillo? Con el tiempo fuimos sabiendo que se trataba de una buena idea de principios de siglo para el mantenimiento de las escuelas, y hace un año pudimos leer un magnífico reportaje de José Luis Valencia en su blog "Cuaderno de Campo Payoyo" (pinchar aquí para leerlo) en el que aprendimos, entre un montón de datos muy interesantes, que el coto escolar se comenzó el 1 de abril de 1929, y que fue el famoso profesor Gálvez quien lo fundó.


Portada de la Revista del Ateneo de Jerez



En la Revista del Ateneo de Jerez de diciembre de 1926 hemos podido leer el germen de ese proyecto, que nos ha parecido muy interesante. La enseñanza en España acusó un gran avance en el primer tercio del siglo XX, en esos años, a partir de la creación del  Ministerio de  Instrucción Pública y Bellas Artes, se fueron fijando las claves de la enseñanza tal y como la conocemos actualmente.
En este panorama empiezan a tener un papel fundamental las Mutualidades Escolares, instituciones que se ocupaban de varios aspectos fundamentales entre los escolares, entre ellos del ahorro y la previsión (en este enlace podemos leer cómo funcionaban). Así que en los años 20 las mutualidades escolares se fueron multiplicando por toda España.

 Mutualidades escolares 1917-1929



Según podemos ver en este gráfico en la provincia de Cádiz se crearon 37 mutualidades entre los años 1917 y 1929. En la Revista del Ateneo podemos leer el siguiente artículo:

FIESTAS MUTUALISTAS
Son para nosotros altamente simpáticas las mutualidades escolares, pues entendemos que realizan una altísima misión social, capacitando a los niños de hoy, los hombres del mañana, para regir sus asociaciones de manera consciente y acostumbrándoles a pensar en el futuro.
El día 14 del pasado se inauguraron en el pintoresco pueblecito de Benaocaz las mutualidades escolares Nuestra Señora de la Luz y Nuestra Señora del Rocío. Asistió al acto el pueblo en masa, ocupando la presidencia autoridades e invitados, distribuyéndose a los niños más de un centenar de libretas-títulos, entre músicas y vítores, y pronunciándose discursos felicitando a los organizadores.

*****

El día 28 de Noviembre, tuvo lugar otra fiesta mutualista en Villaluenga del Rosario. En ésta de conmemoraba el primer aniversario de la inauguración de las mutualidades "Fernando Portillo y Santa Teresa".
Entre los invitados figuraban distinguidas personas de Ubrique y Benaocaz, representaciones del magisterio de Arcos, de la prensa diaria de la provincia y de la Revista del Ateneo de Jerez.
Presidieron las autoridades y juntas directivas de las mutualidades; se impusieron en las libretas los donativos recibidos; se entonaron himnos a la Previsión y al trabajo, acompañando a los coros la pequeña orquesta local y se pronunciaron discursos por varios oradores qu ensalzaron la obra de previsión realizada por los maestros.
Se propuso que para intensificar las aportaciones de los mutualistas se creara un "Campo Escolar" como base del "Coto de Previsión Infantil", y el señor Alcalde, allí presente, encariñado con la idea que se le brindó, ofreció desde luego la superficie necesaria a dicho objeto, siendo muy elogiado el rasgo de la primera autoridad que así proporcionará a los entusiastas maestros medios para el desarrollo de sus trabajos.


****

De ambos actos sacamos una impresión optimista del sufrido magisterio español; la labor que realiza en pueblos y aldeas es merecedora del estímulo más decidido. Si todos cooperasen en la medida de sus fuerzas a la ímproba labor que realizan; si el maestro se viese constantemente alentado en sus empresas y existiese en todas partes como existe en estos pueblecitos la debida consideración a la clase, su labor rendiría óptimos frutos.
Nuestra enhorabuena, pues, a los maestros de Benaocaz y Villaluenga, extensiva al SR. Inspector de Primera Enseñanza de la zona de Algeciras, como así mismo al Instituto Nacional de Previsión al frente de cuya sección de Mutualidades figura D. Álvaro López Núñez, verdadero apóstol de la idea, y a la Caja Colaboradora de Andalucía Occidental, que en su territorio fomenta con el mayor cariño esta obra de sano patriotismo. 
F.F.


Solo nos queda una duda ¿quién habría escrito esta crónica? Cuando leímos F.F. y sabiendo que se trataba de alguien relacionado con el mundo de la pedagogía, pensamos, en un primer momento, que podría haber sido el maestro Francisco Fatou y Lucas. Perfectamente podría haber sido él, ya que las fechas coinciden y sabemos que fue el autor de varias publicaciones. Pero consultando el artículo que José María Gavira escribiera en Mediodía (pinchar aquí para leerlo)  ya no nos parece muy probable que fuera él, ya que en 1921 ya había sido destinado a Vallecas.
Se nos queda abierta una nueva puerta para aprender algo más.


.

2 comentarios:

Selu dijo...

Muy interesante Esperanza. Buen trabajo de documentación.

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Muchas gracias, Selu, y gracias de nuevo por las fotos.
Un saludo