miércoles, 24 de abril de 2013

Ubrique en el Portfolio Fotográfico de 1914




Ubrique, 1914.Vista general
Portfolio Fotográfico de Andalucía



Por Esperanza Cabello

Hace unos meses conseguíamos un tesoro bibliográfico de nuestra sierra: el portfolio Fotográfico número 67, publicado en 1914 y dedicado al Partido Judicial de Grazalema.
Nos quedamos con la promesa de ir desgranando poco a poco su interior, e ir mostrando las imágenes de todos los pueblos que pertenecían entonces al Partido Judicial de Grazalema.
Y no hemos olvidado nuestra promesa, por eso hoy llega la parte dedicada a Ubrique,con varias de las fotografías realizadas en 1914 que, junto con las del Catálogo General de Romero de Torres, son las más antiguas publicadas que conocemos.
Lamentablemente no sabemos quién fue el autor de estas fotografías. Por más que hemos indagado no hemos conseguido saber quién las hizo. De todas formas, vaya nuestro agradecimiento para el fotógrafo y  también para el autor de los textos, pues nos permiten hacernos una idea de cómo era el Ubrique de 1914.
Agradecemos también a "Cambiaformato" la empresa ubriqueña dedicada a digitalizar todo tipo de documentos (fotografías, libros, películas de super8, videos, cintas, vinilos...) su ayuda con todo nuestro trabajo.

 
 Portfolio Fotográfico de Andalucía
Cuaderno número 67. Partido Judicial de Grazalema


PARTIDO JUDICIAL DE GRAZALEMA

Se encuentra a Oriente de la provincia de Cádiz, teniendo sus límites: al N., con el par­tido de Olvera; al NE. y E., con la provincia de Málaga; al S., con la misma y el partido de Jerez de la Frontera, y, al O., con el de Arcos de la Frontera.
El territorio es muy accidentado, formán­dose, en su zona septentrional, la sierra del Pinar, que, en el cerro de San Cristóbal, al­canza 1651 metros de altitud. Algo más al centro se desarrolla la sierra del Endrinal; por Oriente, la de Libar, que logra 1050 metros en la cumbre del peñón de Benaoján, y, por Mediodía, la sierra de Ubrique, con el mojón de la Bívora (sic).
El río Guadalete nace en las vertientes sep­tentrionales de la sierra del Endrinal, cerca de la cabeza del partido, mientras, en las laderas orientales de la misma sierra, se forman las corrientes iniciales del Guadiaro. Todas las aguas del resto del territorio pertenecen a la alta cuenca del Majaceite, afluente del mencio­nado Guadalete.




Ubrique. Altar de la Dolorosa, 1914
(No sabemos cuál es la parroquia de la Asunción
seguramente se trata de un error)
No hay ningún ferrocarril que atraviese por este partido, y solo tiene construido un trozo de la carretera que debe ir de Villamartín, en el contiguo partido de Arcos de la Frontera, a la estación de Cortes de la Frontera, en la ve­cina provincia de Málaga, y en la línea férrea de Algeciras a Bobadilla. Hay en construcción otros dos ramales: uno, de Grazalema a Ronda, y otro, de El Bosque a Arcos de la Frontera.
Los municipios que componen esta jurisdic­ción judicial son los siguientes: Grazalema, Benaocaz, El Bosque, Ubrique y Villaluenga del Rosario.



 Ubrique, calle Real, 1914
El cura en esa época era don José Cabello Medina
Tío de nuestro abuelo Francisco Cabello


La villa de Ubrique es, por el número de sus habitantes, algo más importante que la cabeza del partido. Dista de Cádiz 65 kiló­metros, de Grazalema 18, y de la estación de Cortes de la Frontera, que es la más cercana, 20 kilómetros. Tiene carretera, construida en su mayor parte hacia Villamartín, y, en cons­trucción, hacia la mencionada estación de fe­rrocarril.
La población extiende su caserío por el de­clive occidental de una elevada sierra, donde disfruta de un clima benigno y saludable. Los panoramas son en extremo pintorescos, espe­cialmente desde las cumbres de los montes vecinos. Las calles son tortuosas y pendientes, siendo una de las principales la llamada Calle Real. 





 Ubrique. Plaza de la Constitución en 1914


Tiene muy buen aspecto la plaza de la Constitución, donde se halla la Casa del Ayun­tamiento. Esta plaza está perfectamente enlo­sada y provista de bancos. Hay también un hermoso paseo, llamado de la Huerta, porque a ella conduce, del que acompañamos una vista en este portfolio.




                             Paseo de la Huerta: "Hermosa avenida, sombreada de plátanos, 
que contribuye a realzar la belleza de esta pintoresca villa"


Los varios templos de la villa, sin ser nota­bles, bajo el punto de vista artístico, tienen bastante interés por su sencilla y elegante construcción y por sus retablos, generalmente del siglo XVIII.
Hállase provista de muy buenas y abundan­tes aguas, regando el término varias corrientes originantes del Majaceite, afluente del histórico Guadalete.
El terreno es quebrado, pedregoso, en cier­tos puntos, y poblado, en otros, de arbustos, encinares, algarrobales y árboles fructíferos de variadas especies. Hay canteras de jaspe de diferentes colores y tuentes de aguas ferrugi­nosas y sulfurosas. Se producen pocos cerea­les, algo de aceite y vino, y muchas frutas y hortalizas. Críase también ganado lanar, ca­brío, vacuno y yeguar, y abunda la caza de perdices y conejos.




Iglesia del Jesús, 1914
Capilla y Retablo. Cristo llevando la Cruz



La industria ha adquirido bastante impor­tancia, especialmente en lo que se refiere a los curtidos de pieles y suelas, calzado, petacas y otros artículos de peletería. Hay, además, fá­bricas de harinas, de aceite, de hilados de lana, de mantas, de paños, de tapones de corcho, de aguardientes, de cal y de navajas.
Celébranse feria y mercado el día 14 de Septiembre, y fiestas el 15 de Mayo y el 8 de Septiembre. El alumbrado público es eléctrico.
Se ha atribuido a esta población un muy antiguo origen, pero nada puede concretarse sobre este particular. Durante la guerra de la Independencia debieron abandonarla sus habi­tantes, siendo, en distintas ocasiones, víctima del incendio.


.

2 comentarios:

Reme Viruez dijo...

¡Qué maravilla de fotografías! Tuvo que ser un lujo pasear por los actuales Callejones en aquella fecha. Por cierto la fachada de Pedro Maza en la Plaza del Ayuntamiento sigue igual. Un beso cuñada.

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Pues a mi me parecen fotos espectaculares! Me encanta también esa de los Callejones, pero la de la calle Real es estupenda.
Un beso