jueves, 20 de febrero de 2014

"Encancanillarse"

Canilla de madera para barriles de vino


Por Esperanza Cabello


En muchas, muchísimas ocasiones, utilizamos palabras o dichos a sabiendas de que son "algo" especiales, bien porque pertenecen a nuestro acervo cultural de ubriqueños o porque forman parte del léxico de nuestros abuelos.
Hoy hemos intentado escribir una palabra muy antigua que nos ha desconcertado terriblemente.
Queríamos decir que alguien se derrumbaba, se descomponía, se desarticulaba... al pensar en los hospitales, y hemos dicho "Es que me "encancanillo"."
También hemos usado alguna vez esa palabra cuando alguien se ha reido tanto que se ha quedado "lacio" de tanto reírse.
Sabemos que "encancanillar", tal como lo decimos en Ubrique, no existe, pero pensábamos que "descancanillar" sí que existiría. Nada, ningún rastro de esa palabra.
Buscamos entonces "Cancanilla" a ver qué era eso, pero, aparte de un cantador flamenco y de una araña (cáncana) no había ninguna acepción que significara "deshacerse".



Entonces pensamos que era posible que viniera de la palabra "canilla", por aquello de las piernas delgadas, que no sujetaran bien el cuerpo en situaciones de estrés.



Pero no nos quedábamos tranquilos y hemos seguido buscando, hasta dar, finalmente, con el origen de la palabra antigua ubriqueña "descancanillar". Viene, en realidad, de "descanillar". Descanillar es quitar a los barriles de vino la espita, y dejarlos sin valor: desvalorizarlos.


Descanillar. Diccionario gastronómico


La epéntesis (es una figura de dicción que consiste en añadir algún sonido dentro de un vocablo) es bastante frecuente en el habla andaluza, a "descanillar" se le ha añadido la sílaba can antes del prefijo.
En la "Gramática de la Lengua Castellana según se habla ahora" de Vicent Salvá i Pérez (1839) (en este enlace) hemos podido leer que este fenómeno puede encontrarse desde siempre (por cierto, que es un lujo poder leer esta gramática, aunque hable -p463- de la "defectuosa pronunciación andaluza") en nuestro léxico.

Es fantástico poder aprender el significado de algunas de nuestras palabras tracicionales, y saber, casi por casualidad, por qué decimos que las en las situaciones límite nos quedamos "encancanillaos", y es porque perdemos el valor y no servimos para nada.
 La riqueza de nuestra lengua es fabulosa.


.
Nota del 21 de febrero: Hemos encontrado un nuevo dato de la página verbolog, con dos significados de la palabra descanillar: quitar la canilla y desternillarse.



VOCAND
Antonio ALCALÁ VENCESLADA
Vocabulario andaluz.
     Editorial Gredos.
     Madrid, 1980, reimpr. 


.
.

No hay comentarios: