lunes, 13 de octubre de 2014

La piscina de Ubrique, años setenta

 Grupo de alumnos y alumnas de natación (1975/1976)
Gentileza de Fernando Oliva


Por Esperanza Cabello

Hace unos meses nuestro amigo Fernando Oliva publicaba en su blog (en este enlace) una magnífica serie de fotografías para recordar. A tratarse de una presentación en un determinado formato, no podíamos distinguir con nitidez a los niñso fotografiados en la piscina municipal de Ubrique.
Fernando, amable como siempre, nos envió una copia de la fotografía y  por fin pudimos ver con claridad quiénes eran todos esos niños: Rafael, Juan, Marisa, Cristina, Esperanza, Gloria, Mari Carmen... Esos éramos los mayores, los entusiastas alumnos de don Enrique Maravini, que durante tres o cuatro años compartimos aprendizaje, aventuras, deporte y excursiones en las clases de natación de verano.

Pero hoy hemos recibido un nuevo regalo relacionado con la piscina:
 
Entrada a la piscina municipal, 1979
Gentileza de Juan Rodríguez


Nuestro amigo Juan Rodríguez nos ha enviado una entrada de la piscina, con el sello del 16 de agosto de 1979. Esta entrada nos ha recordado  tantas y tantas tardes de verano con los amigos. La piscina fue realmente una revolución en nuestro pueblo, recordamos a  las familias yendo a pasar los días de piscina. Nuestra madre y nuestras tías Carmen y María Remedios nos llevaban a todos de vez en cuando. Con la sombrilla, con los canastos de comida... como el que iba a pasar un día de campo.
Eso si, nos parece un poco cara la entrada: ¡40 pesetas! 
¡Ojalá se mantuvieran esos precios¡

En febrero de 2012 ya habábamos de la piscina (en este enlace):
 
"Fue toda una revolución para toda la chiburralea ubriqueña ¡Una piscina! Fueron los momentos de aprender a nadar para los que no sabían, de los abonos, de nuestro profesor de natación don Enrique Maravini y sus cursos de natación (me llamaba Esmeralda aquel profesor), de "Miss Piscina", de Belisario y sus mensajes a los señores bañistas, del cesped y las quemaduras del sol, de las tardes en los dos cerros de la piscina...
Entonces la piscina era un espectáculo y muchos iban por la tarde a las terrazas del bar de Pedro a tomar un refresco y ver a los bañistas (si se fijan en la foto es increíble la cantidad de gente que hay en las terrazas, a la izquierda de la imagen)". 
 
 
Todo nuestro agradecimiento a Fernando Oliva y a Juan Rodríguez por ayudarnos a recuperar recuerdos tan agradables.



.

No hay comentarios: