viernes, 4 de abril de 2014

Cómo quitarse un sambenito de encima: En Ubrique NO hay toro del aguardiente.

Ubrique, un magnífico y tranquilo pueblo entre montañas


Por Esperanza Cabello

Casi siempre nos fascina y nos entusiasma buscar datos en la red, pero a veces nos sentimos impotentes ante el poder de internet. Esta tarde, por casualidad, leímos un listado de ASANDA en el que se incluía a nuestro pueblo como un lugar de maltratadores en el que se celebraba un evento llamado "el toro del aguardiente".
Con una gran paciencia, escribimos a la asociación y al autor del artículo y del listado explicándoles que NO existe  un "toro del aguardiente" aquí (entre otras cosas no sabemos, ni queremos saber en qué consiste ese evento).
También les hemos explicado que en el siglo XIX se celebraba el "toro del gayumbo" pero que esa práctica se perdió antes de que comenzara el siglo pasado.
Pero hemos seguido mirando en internet, pretendiendo saber de dónde había salido esa historia, y nos hemos chocado con miles de obstáculos: desde la página de change.org (que es muy poco rigurosa y que admite cualquier petición sin verificar que los datos son ciertos) hasta un montón de blogs y webs antitaurinos o en pro de la defensa de los animales   que, presumiblemente han copiado los datos de un artículo de Carlos Molina "El placer de dañar" publicado por KidStar (en este enlace).
Después de una veintena de correos y comentarios en diversas páginas pidiendo que corrijan el error, ya que bastante tenemos los ubriqueños con los sambenitos que nos han ido colocando, hemos decidido que la mejor manera de contraatacar en la red es escribiendo y publicando algo como lo que hacemos en este momento:
En Ubrique no existe ningún evento de maltrato animal que se celebra en las fiesta patronales y que se llama "El toro del aguardiente".
Imaginamos que a los 2720 resultados que aparecían en google se sumarán unos cuantos cuando publiquemos este artículo, pero al menos habrá uno que nos aleje un poco de este nuevo sambenito que algún desinformado nos ha querido colgar.


.

1 comentario:

Manuel Cabello dijo...

Él toro del aguardiente es en Arcos de la frontera, a más de cuarenta kilómetros de Ubrique. Y se llama así por el grado etílico que tiene el personal en el cuerpo y peor dicho, en la mente. Dicho irónicamente...¡Un toro es muy divertido!¡Jojojo!