domingo, 26 de abril de 2015

Las petacas de Manufacturas Victoria

Petaca marca Victoria

Por Esperanza Cabello

Manuel Cabello tenía, en sus últimos años de vida, una gran pasión: las petacas.
Había pasado toda su vida investigando, estudiando, viajando y aprendidendo historias de nuestro pueblo, hasta que, al llegar a la jubilación, se dió cuenta de que más allá del trabajo de los hombres primitivos, los romanos, los árabes, estaba el trabajo de los ubriqueños. Un trabajo que poco a poco se nos iba extraviando, dejando caer, regresando al olvido.
Y se empeñó en que tenía que haber un Museo de la Piel y en que había que recoger, antes de que se perdieran para siempre, muestras de precisos, de petacas, de carteras de ganaderos, de herramientas...
Afortunadamente para todos los ubriqueños el Museo de la Piel se creó y tiene una salud de hierro, con unos responsables magníficos que lo miman y lo cuidan fabulosamente.
Así que en esa tarea estuvo implicado sus últimos años, además de comenzar a escribir su sexto libro, este sobre la historia de la marroquinería (por desgracia, sin concluir).
Y pasaba sus fines de semana de mercadillo en mercadillo buscando petacas. Encontró y compró petacas, estuches, monederos, carteras, billeteros... 
Sus hijos también le ayudábamos a ampliar su colección, y cada vez que encontrábamos una se la comprábamos, por lo que poco a poco se hizo con la mejor colección de petacas seguramente del mundo.




Petaca de la marca "Victoria"
Ubrique, principios del siglo XX


Ahora ya las cosas son diferentes, nos hemos vuelto muy "cibernéticos", y no buscamos petacas en los mercadillos, ahora participamos en subastas por internet (¡Si nuestro padre estuviera aquí estaría entusiasmado!) y de vez en cuando encontramos verdaderos tesoros. Porque, aunque no se lo crean, hay gente que puja en subastas de petacas, suponemos que los competidores serán personas aficionadas a las antigüedades, o quizás son otros ubriqueños interesados. ¡Quién sabe!
El caso es que estamos muy contentos de haber podido encontrar una nueva petaca de la marca Victoria, casi igual que otra que habíamos comprado hace unos meses.
Si seguimos así, vamos a tener que ampliar nuestra vitrina, porque sigue habiendo verdaderos tesoros de nuestro pueblo rodando por los bazares y mercados de antigüedades.



Petacas de la marca "Victoria"
Ya limpias y preparadas


Eso sí, tenemos que reconocer nuestra absoluta ignorancia en cuanto a fabricantes y marcas. No somos capaces de determinar en qué fabrica se hicieron estas petacas. Hubo un momento en la historia, a finales del siglo XIX y principios del XX en el que los fabricantes no sellaron con sus apellidos, y se crearon varias marcas (en los setenta también surgió esta tendencia). Pero nosotros conocemos solamente "Hispania", que era la de Emilio Santamaría, y por mucho que hemos buscado en internet, aún nadie se ha ocupado de esta marca ubriqueña. Esperamos que algún amigo lector nos pueda echar una mano en este tema.


NOTA DEL 26 DE ABRIL: MEDIA HORA MÁS TARDE:

Nuestros amigos de Ubrique en el Recuerdo son fantásticos: han desvelado en un santiamén la incógnita. María Benítez Román nos ha comentado que la fábrica estaba en la calle Botica; Ángel Chacón y Pepa Villarte nos han dicho que era una fábrica de tres socios: Manuel León Carretero, Sebastián Castro García y Antonio Domínguez Angulo; Ángel Chacón ha añadido que estaba en la calle Botica, número 17; Isabel Castro Salas ha confirmado los nombres y los apellidos y ha añadido que estaba junto a la farmacia, enfrente de los sindicatos, en la que ahora es la casa de los Hermanos Bohórquez Santos.
También hemos sabido el nombre de tres trabajadores: Casiano López, que llevó la oficina en los últimos tiempos; la madre de Juan Rodríguez, que trabajó allí en la primera mitad del siglo, y Pepa Villarte, que trabajó en los años sesenta, cuando ya la fábrica era antigua.
Muchísimas gracias a todos.


.

No hay comentarios: