martes, 22 de octubre de 2013

Los hermanos Cabello, fabricantes de artículos de piel

Cartera de la fábrica "Cabello Hermanos, Ubrique"



Por Esperanza Cabello

Si oimos en cualquier sitio "los hermanos Cabello" ahora en 2013, estamos seguros de que se refieren a nosotros, los cinco hermanos Cabello que vivimos actualmente en Ubrique.
Cuando nuestro padre oía "los hermanos Cabello" en los años cincuenta, estaba seguro de que se referían a él y a sus hermanos.
Sin embargo esta cartera, en la que hemos encontrado un sello en el que se puede leer "Cabello Hermanos, Ubrique", es de otro grupo de hermanos Cabello, de los que llegaron a Ubrique muy al principio del siglo XX.
Nuestra bisabuela Joaquina se vino a Ubrique al enviudar. Su marido, Francisco Cabello, había muerto en Argentina, lugar en el que habían nacido todos sus hijos.
Su cuñado, José Cabello Medina, era el párroco de Ubrique, y al conocer la muerte de su hermano le ofreció a su cuñada y a sus sobrinos la posibilidad de venir a nuestro pueblo bajo su protección.



Joaquina Orellana con sus seis hijos: José, Francisco, Miguel, Guadalupe, Elena y Joaquina


Y en nuestro pueblo se instalaron en aquellos primeros años de 1900. Primero con José y sus padres, más tarde solo la familia Cabello Orellana.
Nuestra bisabuela Joaquina traía "plata" de Argentina, y con esa platita decidió, valientemente, comenzar una apasionante andadura en el mundo empresarial. Fue la primera mujer que fundó en Ubrique una fábrica de artículos de piel desde cero, comprando la maquinaria, las pieles, y siguiendo los diseños de la época.
Fueron solo unos años, lo suficiente para que el espíritu empresarial calara en sus hijos que, a su vez, fundaron poco más tarde su propia empresa, cada uno por su cuenta.


Interior de la cartera de Hermanos Cabello



Y un recuerdo de aquella primera empresa es esta cartera de "Cabello Hnos." 
¡Lo que hubiera dado nuestro padre por conseguir una!
 El azar nos ha jugado una buena pasada y la encontramos en una página de segunda mano mientras buscábamos información sobre los artículos de piel.
Hemos podido comprarla y ahora ocupa un lugar privilegiado en nuestro museo particular.

Cartera de los Hermanos Cabello, exterior


En realidad se trata de una humilde cartera de caballero, de pequeñas dimensiones y muy gastada por el uso, pero para nosotros es un nuevo pequeño tesoro, y el testimonio de que nuestra bisabuela fue una mujer emprendedora y una gran  luchadora que, como tantas otras ubriqueñas de principios del siglo pasado, tuvo que afanarse buscando lo mejor para sus hijos.


.

5 comentarios:

Dorita/Alh dijo...

Enhorabuena por el descubrimiento!
Creo que una aguja en un pajar se encuentra mas pronto, vaya casualidad! Será un tesoro para vosotros.
Beso

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Efectivamente, Dorita, he estado con los dedos cruzados desde que la encontré hasta que, por fin, ha llegaod el paquetito a casa. Es un verdadero tesoro :)
Besos

Lupe Quirós Sánchez de Medina dijo...

Me alegra saber esto de mi bisabuela .Yo tenia entendido que eran los hermanos de mi abuela los que tenían petaquerias pero no que ella en aquellos tiempos dificiles fuera una empresaria pionera en esta materia.

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Por lo visto fue muy lista y manejó con sabiduría el dinerito que traía, de tal modo que en aquel Ubrique de principios de siglo pudo buscar la fortuna de todos.

Manuel Cabello dijo...

Enhorabuena, hermana Cabello.
De otro hermano Cabello.