lunes, 5 de mayo de 2014

Hasta siempre, tita Julia


 Julia Janeiro Pérez
Dedicado a su madrina, Isabel


Por Esperanza Cabello

Nos ha cogido por sorpresa la muerte de nuestra tía Julia. A pesar de que los años van pasando y que todos nos vamos haciendo mayores, hay personas que, para nosotros, están por encima del tiempo y de la edad.
Ese es el caso de nuestra tía Julia, "Julia la de Albacete" decíamos, ya que el nombre de Julia Janeiro es muy común en nuestra familia.
Julia siempre estará en nuestro recuerdo como una mujer fuerte y jovial, trabajadora y cariñosa, con una sonrisa a pesar de las vicisitudes, dedicada a los suyos, a su madre, Lola, a la que quería con locura; a sus hijos, Mari Loli, Ángel José, Juan Antonio y Jesús Javier (su chiquitín); a su marido, Juan Mejías, a cuyo lado estuvo siempre, apoyándolo y acompañándolo, y a sus hermanos, para los que fue más que una hermana.

Nuestra tía Julia iba a cumplir 82 años este verano; había nacido el 31 de agosto de 1932 (en esta entrada la felicitábamos por su 80 cumpleaños), y ha seguido siendo la mujer jovial y fuerte que recordamos de nuestra infancia.



Julia Janeiro el día de su cumpleaños
Elegante y guapa como siempre


Hoy hemos recibido el mensaje de su hermano, Javier, comunicándonos la triste noticia de su fallecimiento, y no hemos podido reprimir una honda tristeza. Nuestra tía fue una de nuestras más asiduas colaboradoras en los comienzos de este blog, y gracias a ella pudimos escribir artículos como este de la historia de su familia y los curtidos en Ubrique o este otro, de los expoliadores de tesoros arqueológicos en el rancho Janeiro.
Hoy nos ha dejado un poquito más solos, y, aunque sabemos que todos los primos Janeiro siguen muy cerca, porque todos son familieros como nadie, no podemos dejar de lamentar de todo corazón su ausencia.
Queremos mandar  un abrazo enorme a nuestros tíos y primos, también a sus nietos, porque estamos seguros de que toda la familia de Ubrique está con ellos de corazón en este momento.

Un beso, tita, siempre estarás en nuestro pensamiento y en nuestro corazón.
.

3 comentarios:

Javier Janeiro dijo...

Agradeceros la preciosa entrada sobre mi hermana Julia, un abrazo

Anónimo dijo...

Pero se te olvido su hijo Jesús.... era el chiquitin para ella!!!

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

¡Jesús Javier! No me olvido de él, ha sido un despiste. Gracias por decírmelo. Un beso