martes, 13 de mayo de 2014

Pío Baroja, Ubrique y los ríos de la Sierra.

Pio Baroja, El sabor de la venganza, 1921



Por Esperanza Cabello

Llevamos varios días intentando saber cuándo el río de Ubrique se llamó Guadalsacatén, y esta búsqueda nos ha llevado a leer una obra de Pío Baroja, El sabor de la venganza, una de las novelas que se encuadra dentro de Memorias de un hombre de acción.
¿Cómo habla Pío Baroja de nuestros ríos? Pues dándole a una de las batallas el nombre de "Majaceite":

Entramos en un pequeño café donde había muchos militares. Suñer y Ros de Olano hablaron de la batalla que se había dado contra Gómez y del nombre que se le pondría.

      A Ros de Olano le parecía muy bonito el que esta acción se llamase la acción del Majaceite; sin embargo, por lo que dijo, era el nombre exacto que le correspondía, puesto que se había dado en distintos puntos de la orilla de este río. Me hizo un croquis en un papel del terreno donde se había verificado la batalla.
      El río Guadalete tiene dos brazos que nacen de dos fuentes próximas de la sierra de Grazalema. Estos dos brazos –el río de Zahara y el Majaceite-, después de separarse y extenderse por las alturas de la provincia de Cádiz se reúnen  a una legua, aguas debajo de Arcos, en el sitio llamado la Pedrosa.
      El Majaceite se forma con el arroyo de Benamahoma, el de Ubrique, la garganta de Millán, que comienza en el Mojón de la Víbora, y con algunos otros regatos.
       Ya constituído con el nombre de Majaceite, se introduce por una estrechura llamada la Umbría, y a la distancia de una legua se le une, en el punto llamado el charco de los Hurones, la garganta de los Negros y otros arroyos que proceden de la loma de la Novia. Desde el charco de los Hurones hasta la jurisdicción de Algar hay una legua de cañada, muy pedregosa, dominada por grandes montes –la Atalaya y el Granado-, con dos angosturas –la del Moro y la Penitencia.
      El curso de este río sigue por grandes estrechuras al entrar en el término de Arcos, pasa por la angostura de Fox y se une con el río de Zahara a una legua de la ciudad para formar el Guadalete.
            Ros de Olano estuvo divagando largo rato y con gracia acerca de los distintos nombres que se le podrían dar a la acción del día anterior; pero concluyó diciendo que su mala suerte les iba a dejar siendo héroes de la batalla de Majaceite".
 


Ya hemos podido leer el nombre de Ubrique en muchas otras obras literarias, quizás sea por la musicalidad del nombre, porque es un destino romántico al estar entre montañas o porque los viajeros nos han visitado. Gerardo Diego, Zumel, Frasquita Larrea, Pío Baroja... 
Seguiremos buscando.


.

No hay comentarios: