domingo, 20 de diciembre de 2015

Concierto de la coral Ocurris Populi en honor a Francisco Cabello

Francisco Cabello Orellana
Fotografía restaurada por Salvador Romero


Por Esperanza Cabello

Hoy ha sido un día de emociones y de recuerdos. Nuestro tío Pepe, José María Cabello, comenzaba la jornada con un recuerdo emocionado a nuestro abuelo Paco en el aniversario de su muerte:


"Hoy es la fecha en la  que se entrecruzan recuerdos marcados todavía con dolor y en la que se añade ese agridulce sabor que tienen las fiestas navideñas, recordando la ausencia de cuantos un día compartieron nuestra mesa, pero ya se fueron.
Tal día como hoy se nos fue-de pronto, sin esperarlo- el abuelo Paco. Días antes había hecho en Sevilla -soñador y creador de sueños- sus tradicionales compras navideñas de juguetes infantiles. 
Incluso la misma víspera asistió - en la Iglesia de Ubrique- a un concierto de la Coral de Ronda, en la que ya participaba su nieto Manolo.
Quiero revivir el recuerdo de  su memoria, la memoria de un hombre bueno, que atendió en su fábrica no solo a sus hermanos sino a los numerosos familiares de abuela que pasaron por ella; que disfrutó a tope con sus nietos; que contrataba para trabajos auxiliares a necesitados y minusválidos...
Era un hombre que gozaba de los niños cuando, hasta en los bautizos ajenos, salía de la tienda cargado de monedas para arrojarlas de " pelón", y así alegrar a toda la chavaleria.
Un recuerdo piadoso para el a vuelo y todos los que después se fueron ( Julia, Manolo, Joaquína) y...  ¡A vivir alegres la Navidad!


Estas palabras de nuestro tío nos hicieron recordar tantos buenos momentos, y acordarnos también del amor por la música que nuestro abuelo tuvo siempre. 
Al poco tiempo, nuestro hermano Manolo hacía un alto en su actividad política (con el Partido Animalista, que hoy es día de elecciones) para venir a dar un beso a nuestra madre y nos estuvo contando aquel concierto. Él pertenecía a la Coral de la Caja de Ahorros de Ronda (y Paco Arenas también), pues en aquella época estudiábamos en Ronda, y el ayuntamiento de Ubrique había invitado a la coral para la inauguración de la restauración de la Iglesia Parroquial de Ubrique.
Nuestro abuelo estaba en primera fila (de hecho, hay una fotografía que aún no hemos encontrado), y no se perdió un solo detalle de aquel concierto, entusiasmado con su nieto.
Aquel concierto navideño sería, desgraciadamente, el último al que abuelo Paco podría asistir.

Pero el día ha terminado con una gran sonrisa, pues nuestro hermano Manolo, componente de la coral ubriqueña Ocurris Populi, que hoy participaba en un concierto de Navidad de la Escuela Municipal de Música, ha dedicado personalmente  y de corazón este concierto a nuestro abuelo Paco, rememorando aquel otro que tuvo lugar hace más de cuarenta años. 

Estamos seguros de que Manolo ha cantado con toda su alma, dedicando "su" concierto a su abuelo Paco.



.

1 comentario:

Manolo Cabello dijo...

Abuelo Paco me recuerda a la ternura y a la entereza de lo que tiene que ser un "gran pere"... Por supuesto que he cantado con el pensamiento en él... No ha llovido en balde desde aquél entonces...