miércoles, 2 de febrero de 2011

Manuel Janeiro Carrasco, una buena persona y un buen alcalde

Manuel Janeiro Carrasco




Por Esperanza Cabello

Desde que en 2008 decidimos empezar a escribir en un blog las historias de la familia, con un gran empeño en que no se perdiera ninguna y en hacer un pequeño homenaje a tantas personas tan queridas, teníamos claro que una de las personas más especiales y más significativas, no sólo para nosotros, sino para toda la familia y para todo el pueblo, era nuestro tío Manuel Janeiro Carrasco.
Por fin hoy, después de mucho posponer y esperando tener más datos, más fotografías y más historias, tenemos la ocasión de hablar un poquito de él, aunque aún no hayamos terminado.

Manuel Janeiro Carrasco fue el hijo mayor de Rogelio Janeiro y Juana María Carrasco.
Su padre, nacido en 1895, se fue a trabajar a Cuba con solo catorce años, pero ya conocía a la que sería su mujer, Juana Carrasco, que trabajaba en la escuela de doña Ángeles Bohórquez como auxiliar, por lo que volvió muy pronto a Ubrique para casarse.
Se casaron en 1924 y unos años después nacería el niño, al que pusieron por nombre Manuel, como a su abuelo paterno, Manuel Janeiro Córdoba. Manuel nació el 16 de enero de 1927.
Dos años más tarde nacería su hermana, María de los Ángeles, que también es maestra.

Lamentablemente Rogelio moriría en un terrible accidente de coche un año más tarde, y Juana María se fue con sus dos niños a vivir con los abuelos a la calle del Agua, con sus tías Sebastiana y Ángeles Bohórquez, las dos primeras maestras de Ubrique.
Suponemos que el hecho de que tanto su madre como sus tías se dedicaran a la enseñanza tuvo que ser fundamental para la elección de la profesión de los dos hermanos, pues tanto Manuel como María de los Ángeles fueron maestros. Ambos hicieron sus estudios a mediados de los cuarenta en la Escuela Normal de Cádiz.


Construcción del Grupo Escolar "Víctor de la Serna"


Hemos podido ver cómo Manuel Janeiro se ocupó, junto a don Rafael Jiménez, de la escuela Parroquial,también cómo trabajó en la Escuela de Artes y Oficios, hasta que, gracias a su espíritu renovador, fue nombrado Director de todos los Grupos Escolares "Agrupación Escolar Mixta" desde el Víctor de la Serna.

Todos los escolares ubriqueños desde los años cincuenta hasta los setenta hemos conocido a don Manuel Janeiro, un hombre con una personalidad increíble, fuerte, educado, culto y sensato.
Pero cuando fue más conocido por todos fue cuando, llevado por su espíritu de superación, decidió comprometerse también con la sociedad ubriqueña desde el Ayuntamiento.
Primero fue concejal de cultura con don Carmelo Gago (un magnífico alcalde de Ubrique, el primero que conocimos, y al que también hemos de dedicar unas cuantas páginas) y después de esa experiencia se animó a seguir él mismo en la alcaldía cuando don Carmelo se retiró.


 El alcalde Manuel Janeiro recibe la visita de los profesores
Francisco Collado y Manuel Cabello, 
que habían recibido un premio de Misión Rescate


Manuel Janeiro fue un buen alcalde, por encima del momento político y por encima de cualquier consideración. Los cuatro años que estuvo en la alcaldía se dedicó de lleno a su pueblo, a mejorar su urbanismo, su cultura, su turismo, las relaciones laborales...

Nosotros hemos encontrado un bando de la Alcaldía de 1968 que publicamos a continuación. Es muy interesante todo  lo que cuenta, porque así nos vamos haciendo una idea de cómo era Ubrique en ese año.
Cada una de las imágenes es ampliable, pinchando sobre ellas se pueden leer con cierta comodidad. También pueden leer el artículo completo pinchando aquí:


 Bando de 1968, I


 Bando de 1968, II


 Bando de 1968, III


Bando de 1968, IV
Bando de 1968, V


La experiencia de la alcaldía duró sólo cuatro años,  en este tiempo Ubrique empezó a convertirse en un pueblo moderno, y Manuel Janeiro se fue ocupando de los pequeños detalles para que nada faltara en este pueblo.
Manuel se había casado con Carmina Carvajal Ávila, y ambos habían tenido una preciosa familia numerosa, con cuatro hijas "como cuatro soles" (que diría su tía) María del Carmen, María de los Ángeles, Marina y Juana María. Toda la familia se trasladó a Sevilla en 1974, cuando las niñas tuvieron que seguir con sus estudios.
Una vez jubilado, vivían a caballo entre Ubrique y Sevilla, aunque Manuel estaba cada vez más apegado a su pueblo.
Murió en 2004, después de una vida llena de emociones, de experiencias y de buenas acciones. Nosotros tuvimos la suerte de visitarlo varias veces en su campo, y era un hombre excepcional.

Hoy estaría muy orgulloso de toda su familia, y de ver cómo han ido creciendo sus nietos y nietas. A ellos,  Carmen, Marta, Miriam, Natalia, Manuel, Belén, Alicia, Cristóbal, Carmen y Elena, les dedicamos este recuerdo.







.

3 comentarios:

M I A A dijo...

Un recuerdo muy merecido para una persona muy importante en nuestro pueblo, como alcalde y como maestro... dos facetas en las que trabajó con su mejor empeño.
De nuevo muchas felicidades por esta nueva entrada en tu blog... Te sigo.
Besos.
M.I. Arenas

Javier Janeiro dijo...

Una de las personas que más me han influido, dado que fue mi maestro hasta entré al Bachiller. Fue maestro de mis hermanos y varias generaciones de Ubriqueños, siempre que lo veía posteriormente me dirigía a él como mi "Maestro", me acuerdo perfectamente el día de su boda con Carmina en Villamartin. Como recuerdo, siempre que yo le decía: ¿Primo por que eres tan duro conmigo?, y el me contestaba siempre: ¡por algo será, por algo será! En definitiva una bellísima persona. Muy buena entrada en el Blog, saludos,

MªCarmen Janeiro Carvajal dijo...

Muchas gracias por este homenaje a mi padre.Aunque él era muy humilde, hoy se sentiría muy feliz por esta entrada y creo que sería un seguidor incondicional de tu blog.Me siento muy orgullosa de él.
En nombre de mi familia y mío,GRACIAS¡¡¡