sábado, 30 de noviembre de 2013

¿"Ancá" Maza o "ancá" Gonzalo? Quizás "ancá" Heredia...

 Factura de la ferretería de Maza, 1962



 Por Esperanza Cabello

Estos otros documentos del antiguo casino nos han transportado a otro mundo, a otra época, a otras casas y a muchos recuerdos. Nuestra casa estaba muy cerca de estos negocios, y al ver las facturas hemos recordado cuando nos mandaban a comprar alguna cosilla "ancá" Maza, uno de los negocios más emblemáticos y curiosos para nuestra generación. En la ferretería de Maza, en la Plaza, había de todo, no solo material propio de ferretería, sino también todo tipo de objetos curiosos, propios de la época.


 Factura del arreglo de una radio de válvulas, noviembre, 1962


Esta otra factura nos resulta igualmente curiosa: se trata del coste de la reparación de la radio del casino (en noviembre de 1962 aún no habían llegado los televisores a Ubrique). 405 pesetas por cambiarle tres válvulas y un potenciómetro. La radio era un elemento fundamental en los hogares y en los negocios de 1962, era el contacto que se tenía con el mundo exterior, además de la prensa, claro.



Factura de la ferretería de Gonzalo, en la calle Progreso, diciembre de 1963

 Esta tercera factura es de "ancá" Gonzalo, en la calle Progreso. Lo que más nos llama la atención son los objetos que se compraban habitualmente.





Una pala para el picón (la única calefacción que existía por aquel entonces: la copa de cisco o picón), una aljofifa ("jocifa" decíamos), una lámpara de 60V y papel higiénico (seguramente de la marca "El elefante").





Normalmente todas las facturas son de productos de limpieza y desinfección, en esta otra factura de Gonzalo encontramos varios productos que entonces eran muy habituales, como por ejemplo dos "saquitos", se trataba de detergente, o tres paquetes de insecticida ZZ

Un paquete de saquito
El mejor detergente


El fregón  de esparto
Para fregar el suelo


El estropajo, hecho de empleita de esparto, se llama "fregón" en Andalucía




Un bote de polvo insecticida ZZ

 La verdad es que todos estos productos nos han transportado a otra época, a unos olores y texturas que ya habíamos olvidado, a unos productos que han debido de desaparecer del mercado, paro que fueron tremendamente habituales en nuestra infancia.


Factura de la ferretería de Gonzalo para el casino, septiembre de 1963

 En este tiempo aún se limpiaban los suelos a mano, con el fregón (hemos visto que esta palabra en su acepción andaluza tampoco está considerada por la RAE)  y la "jocifa", a veces apoyando las rodillas en el "jocifador", que era un utensilio de madera sobre el que se ponía un trozo de paño o de tela mullida. Se utilizaba jabón verde (o blanco) para enjabonar el suelo, y para fregar el cuarto de baño o la cocina se usaba "Saquito", tal y como se usa el "Vim" actualmente.


Una factura diversa, diciembre 1963

La última de las facturas que traemos hoy es la del camarero del casino en diciembre de 1963 (no sabemos quién era). Nos ha llamado la atención su sueldo, mil pesetas, y la compra de doce sacos de picón por cuatrocientas ochenta pesetas.
Como dijimos, era imprescindible tener picón o cisco para calentarse, también se compraba carbón para la cocina. Ya había llegado el butano a Ubrique un par de años antes, pero el carbón, el picón y el cisco seguirían utilizándose hasta finales del siglo XX.


.

2 comentarios:

Jose Manuel A.V. dijo...

Muy curioso todo, pero 60 ptas. el papel higiénico me resulta muy caro. Era artículo de lujo, o casi. Y eso que era del elefante que o te pinchabas con un pico o te resbalaba y... Bueno amigos, voy a comprar un cupón.

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Jajajaja, es verdad, tenía dos caras, una más suave y la otra más áspera...
¡Que tengas suerte con el cupón!
Un saludo