jueves, 28 de febrero de 2013

Homenaje a don Manuel Cabello Janeiro en el Día de Andalucía


 
Don Manuel Toro, Alcalde de Ubrique, 
entrega a doña Esperanza Izquierdo el reconocimiento
a su esposo, don Manuel Cabello Janeiro

 Por Esperanza Cabello


 Hoy ha sido un día muy especial para todos nosotros: nuestro padre ha sido homenajeado por su dedicación y su empeño en dar a conocer y preservar nuestro patrimonio cultural, histórico y natural.
En un acto sencillo y emotivo, presentado por Atanasio Villalba, y en el que eran homenajeados también otros ubriqueños, hemos podido recoger la placa conmemorativa dedicada a nuestro padre.
En primer lugar Atanasio, a quien agradecemos de corazón sus palabras, hizo una semblanza de nuestro padre, hablando de su vida, su personalidad y su legado. Tenemos la suerte de poder ofrecerles esas palabras a continuación.


Atanasio Villalba, presentador del acto institucional.



"Para celebrar este día qué mejor propuesta que invitarles a "Conocer Andalucía" y, conocer Andalucía significa, en este caso, distinguir a las personas que forman o han formado parte de ella, dejando una huella inolvidable en nuestra historia.
En esta ocasión queremos reparar en la persona que en 1987 nos invitaba a conocer Andalucía en su libro: “Conocer Andalucía: Ubrique, encrucijada histórica”, se trata de Don Manuel Cabello Janeiro, nacido en Ubrique el 15 de Noviembre de 1931.
Su padre, Francisco Cabello Orellana, era hijo de Francisco Cabello España, maestro emigrado a Argentina, y Joaquina Orellana Artacho, que vino a Ubrique a principios del siglo pasado.
Su madre, Julia Janeiro Rubiales, hija de una antigua familia ubriqueña, era hija de Manuel Janeiro Córdoba y Julia Rubiales Coveñas. Tenían un café, el Café de Janeiro, en el que se representó, a mediados del siglo XIX, la célebre "Comedia de Ubrique".
Manuel Cabello se casó en 1956 con Esperanza Izquierdo Fernández, hija de Leandro Izquierdo Rivera, industrial marroquinero, y Natalia Fernández Pinero, también de antigua familia ubriqueña.
Desde muy temprana edad recorría las sierras que rodean nuestra localidad mostrando una inquietud por conocer el terreno, a la que sumó la observación investigadora del entorno, junto al cariño por su pueblo, del que quiso profundizar en su historia pasada, en sus viejas tradiciones y cómo no, en el sublime trabajo de la piel.
Trabajó en la industria de la piel, fue profesor del Taller de la Escuela Sindical de Santa Ana, realizó estudios de magisterio y en 1967 comenzó a impartir clases en la Academia San José de Calasanz, maestro de E.G.B, de Historia y Geografía. Además fue Delegado Comarcal de Sindicatos, Corresponsal de Prensa para el Diario de Cádiz y Radio Nacional, articulista para periódicos provinciales y  Consejero Local de Bellas Artes.
Nos legó varios libros además del mencionado: “Conocer Andalucía: Ubrique, encrucijada histórica”; a través de esta obra en la que se nos da una visión global de su rica experiencia de campo, deja clara la intencionalidad de proporcionar noticias de unos testimonios materiales que, pudiendo ser aprovechados por arqueólogos e historiadores futuros, se convierten así en punto de partida para multitud de estudios.
En 1992 publicó: "Ubrique, piel al descubierto", una guía turística y cultural en español, que trata de nuestras "petacas", y en 1994 publicó una biografía sobre el Beato Fray Diego José, cuya madre era ubriqueña, recordándonos que el beato también era ubriqueño, su título es "El Beato Fray Diego José... y Ubrique". En 1997 salió a la luz su último libro publicado, una biografía del Obispo Panal, otro destacado ubriqueño que fue obispo en la República Dominicana, capaz de plantarle cara al dictador Trujillo.
Cuando comenzó en la enseñanza, se especializó en Ciencias Sociales, es el momento en el que maestro inculcó a sus alumnos su amor a su tierra, incorporando a sus clases los paseos por el campo, las excursiones a los yacimientos arqueológicos, una manera de enseñanza que recordaba a los mismos pintores del romanticismo donde el pintor se enfrenta a la realidad del paisaje, saliendo del estudio, D. Manuel Cabello Janeiro, "el Historiador" se enfrenta a la historia, va en busca de ella.
Durante más de veinte años recorrió junto con los alumnos los diferentes yacimientos arqueológicos de nuestra sierra, que le permitió recibir diferentes reconocimientos. Culminados en la popularidad del programa de televisión española "Misión Rescate". Programa que intentaba inculcar a los jóvenes el amor por la cultura hacia sus pueblos y ciudades y los animaba a investigar. Manuel Cabello que vio en esta iniciativa la mejor forma de unir sus dos grandes pasiones, la docencia y la cultura.
Una frase de Manuel: "Cuando menos lo imagines, súbitamente, me vas a encontrar por algún rincón de Ubrique, deambulando, paseando lentamente por cualquier vía o plazuela de su rico callejero."



.

5 comentarios:

Juan Rodríguez dijo...

Me ha parecido muy emotivo en el dia de ayer, de tu querida madre me he emocionado tanto de verla. Cómo pasan,
los años. Te lo repetiré munchas veces aunque te canses de oirlo fue muy amable y cariñosa conmigo espero volver a verla darle un beso y un abrazo. Una foto tu madre y Manuel Toro que pasara para la historia de Ubrique.
Juan

Rafi Arenas dijo...


Muy emotivo el homenaje a Don Manuel. Ver a vuestra madre me ha hecho recordar sus palabras de ánimo cuando nos enfrentábamos al examen de "ingreso", nos acompañaba hasta la calle San José donde nos examinaban y después a recoger las notas, siempre tenía para nosotras una palabra de consuelo o de felicitación en función del resultado. Le guardo un gran cariño. Mi homenaje también para Doña Esperanza. Rafi Arenas

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Gracias, Juan, realmente fue un día emotivo, pero, sobre todo, alegre.
Rafi, tus palabras me llegan al corazón. Nosotros también le hicimos un homenaje a doña Esperanza. Muchas gracias. Besos

Anónimo dijo...

Merecida distincion a D.MANUEL,fui alumna de el.Todavia recuerdo cuando a media mañana se comia su manzana le recuerdo con cariño...creo q hasta su ultimo momento estuvo buscando un resqicio de nuestra cultura me gustaba escucharlo.ENHORABUENA MANUEL,q aunque no estes viviras siempre en la memoria de muchos.

E. Cabello, Las Cumbres de Ubrique dijo...

Muchas gracias por tus palabras, es verdad que caló hondo en sus alumnos. Me hubiera gustado saber tu nombre, para agradecértelo en persona.