viernes, 16 de octubre de 2009

El Rancho Janeiro


El Rancho Janeiro, octubre 2009
Fotografía: Leandro Cabello


Ayer recibíamos un recorte de prensa en el que la noticia era el gordo de la lotería de Madrid, que había caído en Ubrique, donde un señor, llamado Manuel Janeiro, había comprado dos décimos del número 6.032, el premiado.
Esa historia era de 1909. Nuestro bisabuelo aprovechó bien el dinero: pagó la Plaza de toros, compró un rancho y se dedicó a ayudar a quien lo necesitaba.
El rancho, que se llamó Rancho Janeiro, fue propiedad de la familia muchos años, allí hicieron nuestros abuelos el viaje de novios y allí disfrutaron de la naturaleza un par de generaciones de "Janeiros".
Nuestro hermano Leandro ha hecho un reportaje de la finca. ¡Qué pena! Con sus cien años a las espaldas, la casa no aguanta más. Preciosa en tiempos, se nota que fue diseñada para las tareas agrícolas. Aún se pueden ver piedras de molino, pilones para el ganado, el horno...


Vamos a comprar lotería del número 6.032, y si nos toca quizás podríamos rehabilitar la casa y devolverle la lozanía perdida...








Todas las fotografías de esta entrada han sido realizadas por
Leandro Cabello en octubre de 2009

7 comentarios:

Candela dijo...

Pues si que es una pena que se haya dejado asi y convertido en ruinas. Ojala os toque!! Cuando vaya a madrid en diciembre vere de comprar una participacion de ese numero, en la carrera de san jeronimo tambien,no? quien sabe!! jejjee

Cardela dijo...

Me encanta esa casa, es una pena que las dejemos que se caigan. Besos

Nieves Piñero dijo...

Ojalá os toque la lotería. ¡Suerte!

María dijo...

Debió ser una casa preciosa...quizás rehabilitarla no cueste tanto...si toda la familia hace un pequeño esfuerzo.
Por cierto, me gustaría que algún día nos contaras la historia de otra casa, la de los Izquierdo de la calle Beato Diego...esa si que da pena,la están dejando caer.

Esperanza dijo...

Ya contamos un poco de la historia de esa casa el 25 de agosto, esa es la dirección del post:

http://manuelcabelloyesperanzaizquierdo.blogspot.com/2009/08/la-casa-de-la-familia-izquierdo-un-poco.html

Nosotros hicimos el intento de comprarla, pero se nos adelantaron, de todas formas harían falta un par de loterías para poder arreglarla, la están dejando caer, y ahora que el proprietario ha muerto, todavía peor.
Esperanza

Aznalmara dijo...

Deberíamos recuperar todas las casitas y cortijos que hay en nuestra Sierra, también forman parte de nuestro patrimonio.

salvador vazquez dijo...

hola! buscando información sobre el nombre Mesines, he llegado hasta tu blog.Te cuento: Mi padre no suele hablar mucho de aquello pero siempre que vamos a El Bosque se para en la puerta del cortijo y comenta que todo ese monte perteneció a su familia, y empieza a contar historias de cuando era niño y jugaba por aquellas tierras. Mi tio Antonio Garcia Periañez murió hace un año, era el último de aquellos Mesines "originales", jejej. Mi petición es si seria posible, si la sabes, darme información de aquella familia a la que perteneció ese cortijo antes de ser comprado por tu familia. no encuentro mucha más informaciñon en tu blog del cortijo janeiro ni tampoco por internet. Gracias