martes, 6 de octubre de 2009

Los Llanos del Republicano

Los Llanos del Republicano: Villaluenga del Rosario

Si subes por el camino que comienza junto a la piscina de Villaluenga y que llega al puerto de las Viñas te encuentras con uno de los lugares más maravillosos de la sierra de Cádiz:

LOS LLANOS DEL REPUBLICANO

En este paraje natural, si observas el paisaje detenidamente puedes encontrar muchas cosas: una buena maceta de espárragos o una cesta de setas para hacerte un revuelto. Por favor, no hagas como esa gente que llena bolsas y bolsas de setas que al final acaban tiradas en la cuneta o en cualquier cubo de basura, porque no conocen las setas y las desperdician.

También puedes encontrar en El Republicano a los miembros del Grupo de Rescate de Montaña del parque de bomberos de Ubrique buscando a algún senderista perdido y con mucho frío, porque allí arriba es posible que te nieve en invierno.

Con un poco de suerte podíamos encontrarnos con el cosario que subía de Ubrique a Ronda por estos llanos siempre haciendo algún negocio trayendo y llevando mercancías de primera necesidad con sus mulos.

Con el cosario podías encontrar, cómo no, a algún Ubriqueño que aprovechaba el viaje para visitar "al de los huesos"en Benaojan.

Incluso era posible encontrarse a Manuel Cabello fotografiando un dolmen o alguna obra de moro, y por supuesto buscando a su amigo Curro Olmo para comprarle un buen queso de cabra payoya.

En El Republicano nos podíamos encontrar al mismo Curro Olmo, que después de la guerra civil formó parte de una murga en Villaluenga , la misma que una vez fue haciendo un bonito "pasacalles" por estos llanos pues tenían una actuación en Montejaque.

O incluso al republicano que, después de la guerra, permaneció escondido en cuevas de esta zona durante muchos años y que cocinaba con carbón para no hacer humo y ser descubierto.

Asímismo, al fondo del valle y junto al paso del correo que une este llano con los llanos de Libar, nos podemos encontrar con la Sima del Republicano que es un verdadero paraíso para los espeleólogos por donde se cuela todo el agua que cae en los llanos .

Y por supuestísimo, en los Llanos del Republicano puedes encontrarte con un grupo de amigos camino del Navazo para pasar un fin de semana haciendo un descanso...


Grupo de amigos descansando

Octubre 1998


Pero yo he encontrado algo que me imagino que no tendrá mucha importancia teniendo en cuenta la cantidad de cosas que puedes encontrar: una avioneta que tuvo que hacer un aterrizaje forzoso en LOS LLANOS DEL REPUBLICANO.



Foto: Leandro Cabello con la avioneta en los Llanos del Republicano


5 comentarios:

Manuel J. dijo...

Por un casual no sabrás exactamente como se llegan a estos llanos verdad?

Un saludo y enhorabuena por tu blog, estás haciendo una recopilación increible sobre la historia de Ubrique vista desde tu familia.

"Las Cumbres" de Ubrique dijo...

Muchas gracias. La verdad es que estamos aprendiendo muchas cosas.

Llegar a los Llanos del Republicano es muy fácil. Tienes que llegar a Villaluenga y atravesar el pueblo. Al final, a la izquierda,y justo junto al hostal y la piscina, hay un carril que sube hacia los llanos. Puedes subir con el coche, pero cuando llegas arriba tienes que aparcar y seguir andando. Es un precioso paseo de un par de horitas.
Saludos. Esperanza

Leandro Cabello dijo...

Por cierto la avioneta se la llevaron al poco tiempo en un camión.
Es decir que te puedes encontrar con un camión cargado con una avioneta por estos llanos.

Manuel J. dijo...

Muchas gracias a ambos.

¿Pero son dos horas ida y vuelta dejando aparcado el coche hasta el final? o ¿dos horas yendo y dos horas para venir con el coche allí aparcado? o ¿desde Villaluenga?

Gracias de nuevo.

Por cierto, tendríais que montar una exposición con todas las fotografías que tenéis.

Leandro Cabello dijo...

El coche se debe dejar en el puerto de las viñas, donde esta la cancela, y desde ahí comenzar a andar en principio los llanos estan cerca aunque hay una fuerte pendiente que al volver tendremos que subir. El tiempo que se emplea es el que se quiera echar porque los llanos llegan casi al puerto de los alamillos.