miércoles, 9 de junio de 2021

Ubriqueñas deportistas del siglo pasado

 

 

Niñas ubriqueñas haciendo deporte en la plaza de toros

Fotografía gentileza de Elena Lobatón



Por Esperanza Cabello


Esta galería de fotos que hoy traemos ha surgido espontáneamente, buscando entre nuestros archivos fotografías de la casa familiar, nos hemos dado cuenta de que tenemos bastantes fotografías de mujeres y niñas ubriqueñas haciendo deporte en el siglo pasado. 

No era lo que más se estilaba, las mujeres normalmente no hacían deporte y en las escuelas hasta los sesenta las niñas no solían practicar ninguna disciplina. Nosotros no recordamos haber tenido ni siquiera equipación de ningún tipo en la escuela. En el instituto ya fue otra cosa, incluso nos federamos en baloncesto, pero en la escuela no.

Sin embargo sí hubo un momento en el que las niñas y las muchachas hacían tablas de gimnasia, y de ello dan fe las presentes imágenes.

La primera es de los primeros años del siglo XX, unas setenta niñas están formadas sobre la arena de la antigua plaza de toros, bajo la atenta mirada de otras niñas en las gradas y su maestra, a la izquierda de la imágen.

Detrás de las filas de niñas formadas hay también una fila de niños, casi todos con boina, de los que algunos están formados y otros solo sonríen para la fotografía. Lamentablemente no tenemos ningún dato más, algunas de las caritas nos suenan familiares, y sabemos que hay familiares de Elena en la misma, pero no podemos reconocerlas.


Muchachas de Acción Católica con una tabla de ejercicios en Benaocaz, 1953

 

En esta segunda fotografía vemos a unas cuantas jóvenes ubriqueñas haciendo una coreografía durante unas jornadas de Acción Católica en Benaocaz, entre ellas nuestra madre, Esperanza Izquierdo, y su amiga María Sánchez (al fondo a la izquierda). Seguramente nuestros lectores puedan reconocer a algunas de las participantes.


Aspirantes de Acción Católica en Benaocaz, 1953


En esta tercera fotografía también reconocemos a Esperanza, a María y a la pequeña rubita de la primera fila, María Remedios, entre el grupo de aspirantes de Acción Católica con sus monitoras, haciendo una tabla de ejercicios. Corría el año 1953.


Nuestra amiga Manuela Agüera nos ha contado que en el año 1964 o 1965 llegó a Ubrique un francés antillano llamado Julius que entrenaba a su equipo de baloncesto. Julius era negro, y más tarde daba clases de francés en el bachillerato radiofónico, donde está ahora el instituto Nuestra Señora de los Remedios. Lo recordamos con su exquisita caligrafía y su francés impecable.

Las siguiente fotografías están tomadas entre los años 1968 y 1973, estamos ahora en la cancha de baloncesto en la escuela de Artes y Oficios. Fue la primera cancha de baloncesto que hubo en Ubrique y el germen de toda la actividad baloncestística del pueblo, que ha movido desde entonces a miles de niños y niñas y que ha desempeñado una labor magnífica desde entonces.

Durante el partico de baloncesto, finales de los sesenta




Algunas de las jugadoras tan bien equipadas ya somos abuelas, y tenemos el orgullo de haber comenzado a practicar deporte en aquella España de la dictadura (ahora parece tan lejana), en la que el deporte de chicas estaba, como tantas otras cosas, controlado por la "Sección Femenina del Movimiento", tal y como constaba en nuestra tarjeta federativa, que nosotros, con aquella inocencia infantil de niñas de pueblo (a mucha honra) pensábamos que el "movimiento" se refería al que hacíamos durante los partidos o mientras entrenábamos.

 


Carnet federativo de baloncesto, curso 1974-1975



Ha resultado muy entretenido hacer esta mini entrada sobre las deportistas ubriqueñas de antaño. Algún día tendremos que  volver a hablar de los cursos de natación de aquellos veranos, en los que las niñas éramos tan numerosas como los niños (en este enlace).

 En los años posteriores la actividad deportiva  se ha extendido por los clubes, los barrios, las escuelas y todos los centros educativos. Las mujeres, las chicas y las niñas practican todo tipo de actividad deportiva y podemos recordar algunos nombres punteros entre las atletas, las nadadoras o las baloncestistas. Y, en nuestra familia, a la deportista de las deportistas, nuestra sobrina Ester, profesora de Educación Física, que fomenta la vida sana en todos los sentidos desde hace muchos años en los institutos.

Esperemos que recuerden que otras ubriqueñas comenzaron, tímidamente, a ejercitarse hace más de un siglo, de la mano de alguna maestra o algunas voluntarias entregadas.

Nuestro recuerdo para todas ellas💜💜💜💜.



.


No hay comentarios: