sábado, 18 de septiembre de 2021

Jugando al esconder

 

Fotografía de Leandro Cabello

La familia en Los Alcornocales

 

 

Por Esperanza Cabello

 

El verano está siendo muy fecundo en idas y venidas por nuestra sierra, haciendo excursiones familiares a diestro y siniestro y recorriendo muchos de los lugares que de pequeños recorríamos con nuestros padres.

Reflexionando un poco llegamos a la conclusión de que somos muy afortunados, tuvimos la gran fortuna de pertenecer a una estupenda familia numerosa en la que, con sus más y sus menos, cada uno tenía su sitio y nuestros padres supieron generar en nosotros valores  inimaginables y recuerdos felices "a tutiplén", como se decía antes. (Esta locución debe de venir de la época de la invasión de los franceses ¿no! "tout est plein" todo está lleno).

Y además de esa felicidad y esos recuerdos impagables, recorrimos, como casi ningún otro niño, todos los lugares icónicos de nuestro entorno, sabiendo dónde estában los dólmenes, dónde las inscripciones, dónde los "templos primitivos", o los límites de la frontera nazarí, o los esbozos de escultura, o las antiguas "mezquitas". Y todo eso además jugando.

 



Pues este verano hemos recorrido algunos de esos lugares y hemos revivido algunos de esos recuerdos, y, como cuado éramos niños, hemos jugado "al esconder" (que en Ubrique no se dice "al escondite") y hemos aprovechado los alcornoques de nuestro bendito alcornocal para jugar un poco como cuando de chicos nos escondíamos a medias, pensando que nadie podía vernos.

Nuestro hermano Leandro ha hecho estas preciosas fotos, recordando también alguna en blanco y negro que guardamos por ahí en la que hay un puñado de niños alrededor de unos alcornoques ¿o eran olivos? bajo la mirada atenta de unos padres felices y sonrientes.

¡Buen recuerdo!

 

 

.

1 comentario:

Esperanza Cabello. Las Cumbres de Ubrique dijo...

Comentario de Eduardo Janeiro:
Eduardo Janeiro
Que bonito y gran recuerdo comentas.En Ubrique, a parte del Escondite, también se jugaba al Rey Misto. Que consiste en que tú sin moverte con los ojos semitapados se escondían los demás y tu tenías que descubrirlos.Los que estaban escondidos todos decían al Rey Misto, a quien has visto y tenías que responder el nombre del que habías visto donde estaba escondido y se venía contigo y así hasta localizarlos a todos. Esto es muy antiguo pero así se jugaba.